ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Lectura Y Lectura Juridica


Enviado por   •  11 de Junio de 2015  •  3.455 Palabras (14 Páginas)  •  225 Visitas

Página 1 de 14

La lectura es una actividad fundamental en el trabajo diario de muchas personas y, en especial, en la vida académica. Es una de las principales habilidades que se adquiere en la escuela y es el vehículo más importante para el desarrollo de una persona.

El mundo en que vivimos está lleno de mensajes escritos. Podríamos decir que somos lectores en permanente actividad, lo que ocurre es que el hábito de la lectura esta tan enraizado en nosotros que, al ejercitarlo, ni siquiera lo advertimos; es decir, no somos conscientes de la actividad que realizamos.

La lectura es una actividad compleja que exige la puesta en funcionamiento de una serie de habilidades que permiten convertir los símbolos (las letras) en significados. Es decir, la capacidad inmediata del significado de lo escrito. La lectura significa comprender de forma inmediata el significado de la palabra.

Si hubiese que sintetizar que es la lectura se diría que es: Una conversación entre el lector y el autor, es la captación del significado de lo escrito, es una actividad compleja que exige por parte del que lee unas habilidades que le permiten convertir los símbolos (las palabras) en significados, es un medio para desarrollar el pensamiento y el aprendizaje.

Se lee por múltiples motivos: para buscar información que interesa, para disfrutar, o incluso superficialmente, para saber el contenido de un texto. Por consiguiente, la forma de leer dependerá del material de lectura y de la tarea que se vaya a realizar. De ahí la importancia que tiene aprender técnicas diversas que permitan ajustar la velocidad y la comprensión lectora al tipo de material que se va a leer y a la finalidad de la lectura

La lectura se nos presenta de manera oral, o en voz alta, que es la que se practica cuando se articula el texto en voz alta, sonoramente. Su objetivo es que otras personas oigan el contenido de lo que se lee. No es el tipo de lectura más frecuente, pero es el primero que se practica cuando se empieza a leer.

En cambio la lectura silenciosa se capta mentalmente el mensaje escrito sin pronunciar palabras, siguiendo con la mirada las líneas del texto en silencio. Es el tipo de lectura más frecuente y su uso es siempre personal.

La lectura superficial consiste en leer de forma rápida para saber de qué trata un texto. La finalidad de este tipo de lectura es captar la idea general de los contenidos fundamentales del texto, sin entrar en los detalles. Es un tipo de lectura que se realiza a bastante velocidad, forzando la mente a ceñirse a los conceptos más esenciales. La lectura superficial se utiliza por ejemplo, para forjarse una idea global de una disciplina con la que se toma contacto por primera vez.

La lectura selectiva, es llamada también exploratoria o de reconocimiento, es la que permite buscar datos o aspectos muy específicos de interés para el lector, prescindiendo del resto. Se trata de una lectura de búsqueda, donde la vista pasa por el texto a gran velocidad, como barriéndolo, sin leerlo en su totalidad, en busca solo de uno o más detalles concretos que constituyen la información que interesa. Se realiza una lectura selectiva cuando, por ejemplo, se busca la fecha de nacimiento de un personaje en una enciclopedia, una formula en un libro de texto, el autor de una obra literaria en concreto.

La lectura comprensiva es la que vuelve una y otra vez sobre los contenidos impresos, tratando de desvelar e interpretar su verdadero significado y de dar cumplida respuesta a los interrogantes del lector. Es el tipo de lectura indicado para entender perfectamente todos los mensajes. Esta lectura se interioriza y se realiza de una manera lenta, profunda, reposada, a fondo. Se emplea cuando, tras una lectura superficial y el correspondiente subrayado de un texto, hay que interiorizarlo para estudiarlo.

La lectura reflexiva es la que realiza el pensador, el filósofo, la persona profunda. Más que una lectura lenta y reposada, es una meditación en la que no cuenta el número de páginas leídas sino la riqueza de las reflexiones realizadas y constituye el más alto grado de abstracción y reflexión del que se alimenta el pensamiento creativo.

La lectura crítica es la que se realiza cuando se somete el contenido de un texto a un profundo análisis para probar la validez de sus afirmaciones o argumentaciones, detectando, si las hubiera, lagunas o errores. Con este tipo de lectura se intenta entender que es lo que quiere comunicar el autor del escrito y se contrasta con las ideas personales ya formadas al respecto sobre el mismo tema. De este contraste surge un reajuste en los propios conocimientos, pues la información recibida hace que los datos se vean con mayor claridad, precisión y riqueza. Este tipo de lectura se realiza leyendo despacio y, mientras se hace, hay que determinar si el texto y cada una de sus propuestas son adecuadas o auténticas, valorar las fuentes de información que aporta el autor, evaluar las conclusiones e intenciones de este, así como el uso de técnicas y artificios propagandísticos.

La lectura recreativa es la que se utiliza cuando se lee un libro por placer. Se suele realizar a velocidad rápida-excepto cuando se trata de un texto poético y su propósito principal es entretenerse y dejar volar la información. Cuando se trata de un texto literario, el lector se recrea en analizar y descubrir la belleza del lenguaje, la calidad del estilo, la riqueza expresiva, el género literario a que pertenece.

Lectura de estudio es un tipo de lectura lenta que requiere mucha concentración. No es fácil diferenciarla de la comprensiva, si bien puede considerarse la síntesis de todas las demás, en tanto que el buen estudiante comienza su estudio con una lectura superficial y, tras el subrayado, intenta comprender lo que lee adoptando una postura reflexiva y critica.

En cuanto a las disfunciones que se cometen al leer, es importante que se conozcan y, si se tienen, se corrijan ya que pueden afectar a la capacidad lectora. Estas disfunciones son las siguientes: La vocalizaciones, que consiste en mover los labios cuando se lee silenciosamente. Se corrige colocando un lápiz u otra cosa entre los labios para evitar moverlos; el escaso campo visual, se trata de captar solo una palabra en cada fijación ocular. Es importante para la comprensión lectora que la vista base fije en más de una palabra o grupos de palabras en vez de letras o sílabas. Es decir, cuanto mayor sea el campo visual, mayor será el número de palabras que se lean y menor el número de fijación. Una vez que se consigue leer a una velocidad de 300 palabras por minuto, se tiende a captar la información a través de grupos de palabras; Las subvocalizaciones o repetición mental, la cual consiste en pronunciar mentalmente aquello que se lee. Su corrección es difícil pero se puede lograr si se mejora el

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (21.3 Kb)  
Leer 13 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com