ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

¿QUIÉN EDUCA AL SER HUMANO EN “VOLUNTAD”?

Apuntes : ¿QUIÉN EDUCA AL SER HUMANO EN “VOLUNTAD”?. Ensayos de Calidad, Tareas, Monografías - busque más de 2.753.000+ documentos.

Enviado por   •  7 de Octubre de 2018  •  Apuntes  •  2.015 Palabras (9 Páginas)  •  6 Visitas

Página 1 de 9

VOLUNTAD

Definiciones:

  • Etimológicamente, voluntad procede del latín voluntas-atis, que significa querer.
  • El origen de este término se remonta al siglo X; después, en el XV, aparece la expresión voluntario (del latín voluntarius); y también conviene señalar la acepción procedente del latín escolástico, volitio-onis. Tras esta definición etimológica de la palabra voluntad, hay que decir que ésta implica tres aspectos: la potencia de querer, el acto de querer y lo querido o pretendido en sí mismo

¿QUIÉN EDUCA AL SER HUMANO EN “VOLUNTAD”?

Hemos desarrollado la respuesta de esta pregunta subdividiendo  material de información en piezas claves, la primera de estas seria conocer la relación entre el ser humano y la voluntad.

Ser humano y la voluntad

¿Qué importancia tiene la voluntad? 

Hay que señalar en primer lugar que la tarea más importante del ser humano es siempre la de educarse, enriquecerse, superarse a sí mismo. “La voluntad es para conquistarse el hombre a sí mismo, y la educación de la voluntad es la estrategia de esta conquista”.

Como se puede ver una de las razones que hace importante a la voluntad es que sirve para que el hombre se conquiste a sí mismo, es decir, tenga dominio personal, sea dueño de sus actos y cuando vea que tiene que alcanzar una meta sea capaz de hacerlo justamente “porque tiene voluntad”, porque ha sido capaz de educar su voluntad.

La voluntad es el motor, es la causa del obrar, es la principal fuerza que integra el carácter de una persona. La tarea educativa tiende a ayudar a lograr la coherencia interna, las convicciones profundas y la firmeza para actuar.

Como se puede ver la voluntad resulta fundamental para la persona humana. Haciendo un recto uso de la razón y de su voluntad, la persona humana puede dirigirse hacia el bien verdadero.

Ciertamente vivimos una cultura del confort, de facilismos y todo aquello que comporte una cuota de sacrificio, de entrega, se ve como una amenaza, como algo que incomoda. Por lo tanto se carecen muchas veces de una estructura más sólida que les permita alcanzar los objetivos que se proponen.

Los adolescentes necesitan educar su voluntad para poder emprender grandes retos y asumir la responsabilidad de la propia vida.

La educación de la voluntad y el desarrollo de la virtud de la responsabilidad pueden encaminar al adolescente hacia grandes metas.

La necesidad de la voluntad aparece inmediatamente cuando la inteligencia ve qué es necesario para llevar a cabo.

la función en conjunto de la inteligencia quedaría sin sentido si no pudiera el hombre tomar decisiones capaces de realizar lo previsto, y para ello es imprescindible la voluntad. Los que la niegan-hay psicólogos que lo hacen-han de dejar al hombre al juego libre de los impulsos, y a la inteligencia transformada en un simple espectador impotente.

La voluntad comprende dónde está el bien del hombre, unifica su dinamismo psíquico y lo dirige hacia la libertad según su filosofía de la vida o su personal jerarquía de valores.

¿Cómo la voluntad está enlazada con aspectos fundamentales de la vida del hombre?

  1. La voluntad y el bien

La voluntad se sentirá atraída hacia el bien que el entendimiento le muestra. La capacidad de nuestra inteligencia de conocer desde las cosas más concretas y materiales, hasta las más abstractas e inmateriales, origina que la voluntad se pueda sentir atraída hacia muy diversos tipos de bienes…Sentimos atracción por una comida y por un descanso; por una persona de distinto sexo y por el trabajo…Cada una de esas cosas nos llama, y sentimos que la voluntad se inclina a ellas con una determinada fuerza, según diversas circunstancias”

La persona va siempre en busca del bien aunque a veces la inteligencia pueda engañarle al mostrarle el mal con apariencia de bien. Es por ello que es necesario hacer un recto uso de nuestra inteligencia.

La voluntad y el amor

un hombre tiene mucha voluntad cuando es capaz de empeñarse en lo que quiere hasta conseguirlo. Pero esto, es muestra de un gran amor. La persona se esfuerza y persevera en la consecución de una meta cuanto más la quiere. Por ello se puede decir que un hombre que ama mucho es un hombre de gran voluntad. El amor le permite a la persona lanzarse en búsqueda de un objetivo, de un ideal y no descansará hasta alcanzarlo.

Una voluntad educada, ordenada, le permite a la persona alcanzar aquello que desea, que ama con todo su corazón.

La voluntad y la decisión

La decisión es consecuencia de lo que la voluntad ha deliberado.

Señala que hablamos también de voluntad cuando se habla de tomar decisiones. Una persona que las toma es una persona con voluntad. Una persona indecisa, incapaz de tomar decisiones y de mantenerse después en una dirección, es una persona sin voluntad.

Éxito en la vida es directamente proporcional a la voluntad de decisión.

La voluntad y la fuerza

La fortaleza física ayuda en los propósitos pero será la energía interior que da el querer, la que realmente nos permita alcanzar lo que nos hemos propuesto.

En relación con el ideal y la fuerza de voluntad, se distinguen 2 tipos de individuos: los débiles de voluntad,… que son arrastrados por sus impulsos y por los gustos inmediatos; en cambio, los fuertes de voluntad son capaces de grandes sacrificios, sin excluir el de la misma vida, como los mártires de la patria o de la fe, de cuya verdad están verdaderamente convencidos.

Por último, luego de haber visto las distintas concepciones sobre la voluntad y como se encuentra enlazada con aspectos fundamentales de la vida humana, podemos señalar que la voluntad es fundamental en la vida de toda persona humana. Ella se encuentra íntimamente unida a la inteligencia ya que tiende hacia el bien una vez que la inteligencia lo haya percibido y se la muestre. 

En este sentido, la voluntad antes de tomar una decisión, delibera y va en búsqueda del bien que el entendimiento le muestra como tal. Por ello podemos decir que la voluntad es libre, activa e inteligente. Asimismo podemos decir que la persona humana tiene que buscar educar su voluntad. Si la voluntad se encuentra educada, ordenada, entonces la persona irá tras el bien y su vida quedará también ordenada.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (12.3 Kb)   pdf (140.2 Kb)   docx (17.5 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com
Generador de citas

(2018, 10). ¿QUIÉN EDUCA AL SER HUMANO EN “VOLUNTAD”?. ClubEnsayos.com. Recuperado 10, 2018, de https://www.clubensayos.com/Filosofía/QUIÉN-EDUCA-AL-SER-HUMANO-EN-VOLUNTAD/4514177.html

"¿QUIÉN EDUCA AL SER HUMANO EN “VOLUNTAD”?" ClubEnsayos.com. 10 2018. 2018. 10 2018 <https://www.clubensayos.com/Filosofía/QUIÉN-EDUCA-AL-SER-HUMANO-EN-VOLUNTAD/4514177.html>.

"¿QUIÉN EDUCA AL SER HUMANO EN “VOLUNTAD”?." ClubEnsayos.com. ClubEnsayos.com, 10 2018. Web. 10 2018. <https://www.clubensayos.com/Filosofía/QUIÉN-EDUCA-AL-SER-HUMANO-EN-VOLUNTAD/4514177.html>.

"¿QUIÉN EDUCA AL SER HUMANO EN “VOLUNTAD”?." ClubEnsayos.com. 10, 2018. consultado el 10, 2018. https://www.clubensayos.com/Filosofía/QUIÉN-EDUCA-AL-SER-HUMANO-EN-VOLUNTAD/4514177.html.