ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

DISEÑO GRÁFICO EN LA ANTIGUEDAD, LA ESCRITURA, EL ALFABETO, EL PAPEL, LA IMPRENTA. LOS SIGLOS DE TRANSMICIÓN Y NORMALIZACION (SIGLO XVI, XVII, XVIII).


Enviado por   •  27 de Abril de 2013  •  3.303 Palabras (14 Páginas)  •  4.051 Visitas

Página 1 de 14

DISEÑO GRÁFICO EN LA ANTIGUEDAD.

Los medios de comunicación visual utilizados en la antigüedad, entendiendo por medios, procedimientos tales como la pintura, la escultura, el dibujo, el mosaico, etc. y sus soportes habituales como: tabla, lienzo, muro, piedra, mármol, papel, etc.; han sobrevivido a la información temporal para la que fueran ejecutados, pasando esa carga informativa-simbólica a un segundo plano y convirtiéndose en obra de arte. O sea, el medio pasó a ser un auténtico y definitivo mensaje. En este proceso de metamorfosis, la Historia del Arte, se ha esforzado por legitimar el valor del medio declarándolo en términos de genio, belleza y armonía, desechando su condición objetiva de información.

El conjunto de operaciones técnico-proyectuales necesarias para elaborar un modelo singular para una determinada información visual, al objeto de dotarla de la mayor cantidad posible de atributos eficaces, comprensibles y persuasivos para la fácil y completa percepción de su mensaje; y que atienden, básicamente, al tratamiento y repertorios de imágenes y signos alfabéticos, a la composición, la forma y el color; es algo que hay que considerar con independencia del medio técnico empleado para obtener el número de copias deseadas.

El Diseño Gráfico asienta sus pies sobre los dominios de la Historia del Arte y de la Historia de la Escritura.

ANTECEDENTES HISTORICOS: GRECIA Y ROMA.

La escasez de muestras homologables, hoy como auténticos y genuinos productos de Diseño Gráfico, y la categoría estética a la que han accedido con el paso del tiempo, conduce a la formulación de una primera y delicada hipótesis.

Con las debidas precauciones, vamos a considerar la mayor parte de las formas visuales establecidas antes del Renacimiento, como antecedentes históricos de lo que hoy, representa en nuestra sociedad, el Diseño Gráfico, es decir, un lenguaje de figuras o signos convencionales al servicio de la información intencionada.

El acto de proyectar imágenes simbólicas a través de cualquier procedimiento del multiplicación para ser reconocidas, compartidas o temidas por amplios sectores sociales, forma parte de las competencias precisas que en comunicación visual intencionada se atribuyen actualmente al Diseño Gráfico.

La construcción de templos y la producción de esculturas, en los territorios conquistados por los griegos, que formaron la Magna Grecia, obedece, sin duda, a una clara voluntad de afirmar su poder, su religión y su cultura, a través de la implantación sistemática de modelos, cuya función emblemática aumenta a medida que el espectador se aleja del objeto.

Por lo que respecta a la escultura, la perfección alcanzada durante el período clásico responde a un lenguaje formal categórico, denotado a través de arquetipos idealizados del modelo que el ciudadano ve continuamente a su alrededor y con el que se siente identificado: la figura humana.

Donde la escritura alcanza niveles de calidad formal extraordinarios, por lo que atañe al diseño de la letra y a su tipología, es en la llamada epigráfica o lapidaria. La belleza del diseño del tipo, la relación de forma y proporción entre las letras, la alineación y el espaciado la interlínea y la composición del bloque de texto, articulan una sintaxis formal y expresiva tan sólida que ha constituido los cimientos de todo el diseño tipográfico posterior.

También, parece deberse a la iniciativa de los comerciantes romanos, la introducción de una cierta escritura inclinada o cursiva, a la que habría que considerar una primera versión de letra minúscula; al margen del uso de iniciativas muy anteriores a Roma que introdujeron en la ¡relación comercial toda clase de sellos, timbres, contratos, marcas personales de reconocimiento, etc.

ANTECEDENTES HISTORICOS: EDAD MEDIA

Al margen de sus atribuciones específicas, en cuanto a medios de información, las artes visuales constituyen para las élites aristocráticas griegas y romanas, objeto de culto y admiración en sí mismas. Pero sus autores, curiosamente, no alcanzaron idéntica importancia, sólo en algunos casos muy excepcionales, las crónicas de la Antigüedad hacen referencia a artistas concretos.

Frente a ese desinterés general por resaltar la individualidad del artista, los calígrafos, talladores de lápidas y demás ejecutantes del trámite comunicativo han permanecido en un absoluto anonimato.

Quiere decir, que hasta el Renacimiento, la lectura de una representación gráfica se reducía al tema del asunto; el estilo o la técnica que identificaban al autor se pasaba olímpicamente por alto.

Tan potente es el cuerpo iconográfico desarrollado por el Primer Cristianismo que, a pesar de la caída del Imperio de Occidente, las sucesivas invasiones bárbaras que alcanzan todos los confines de la actual Europa introducen aspectos plásticos de la cultura bizantina muy importantes para la evolución del Diseño Gráfico, particularmente por lo que se refiere a la ornamentación del libro manuscrito: las miniaturas (minuciosas ilustraciones de origen oriental) y las iníciales ornamentadas, cuya filigrana alcanzará en Irlanda y en España mozárabe, importancia notable.

Ya para el siglo XIII, en la época gótica, surge la denominación de maestro, aplicada a los cabezas de grupos o escuelas, y con ella una primera forma de individualización.

PROCESO DEL DISEÑO GRÁFICO COMERCIAL EN LA EDAD MEDIA

El lenguaje visual de las calles de las ciudades medievales está próximo al que hoy utiliza el diseño urbano.

En los festejos sociales y medievales, los variados modelos de gallardetes, estandartes, blasones, banderas, escudos, portados por la nobleza fomentan una retórica heráldica de diseños multicolores.

En una primera etapa la enseña comercial sigue las pautas antiguas griegas y romanas, colgando de un clavo, en lo alto de la puerta del establecimiento, los productos en venta; más tarde se colgarán al extremo de un palo situado perpendicularmente a la fachada de la tienda para hacerlos más visibles a distancia, para acabar sustituyendo los productos reales por su referencia icónica más aproximada, pintada por lo general sobre hierro recortado ampliando el objeto a una escala superior a la natural, en busca de una mayor y mejor visibilidad.

En la primera mitad del siglo XIV aparece en Europa la xilografía y con ella la estampación. El grabado en madera es el primer procedimiento seriado de copias idénticas a partir de un original. Este es utilizado por la Iglesia y el Estado.

EL SIGLO DE LA TIPOGRAFÍA

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (21.1 Kb)  
Leer 13 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com