ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El Arte De La Guerra


Enviado por   •  13 de Diciembre de 2013  •  1.334 Palabras (6 Páginas)  •  114 Visitas

Página 1 de 6

El arte de la guerra un libro con gran preámbulo el cual te sumerge a lo desconocido, a descubrir el gran secreto de la sabiduría, lo que está de tras del espejo, lo que uno cree imposible llegar a realizar, o llegar a tener, el guerrero filosófico describe un sin número de mecanismos, técnicas para llegar a realizar grandes batallas.

El libro de sun tzu es una verdadera arte, por muchos años nos ha venido trasmitiendo la sabiduría que se encuentra depositada en él, y sobre todo nos da los paso a seguir para salir victorioso sin tener que luchar, puesto que hoy en día, si no existe violencia, muertes, etc. Se cree que no se alcanza la victoria, y es que ese es uno de los grandes problemas, no piensan el daño ocasionado a las personas que mueren en dicho combates.

Este libro nos permite afrontar tempestades, que va más allá de las limitaciones del sentido común, la fuerza solo se puede vencerse gracias a la serenidad, al guerrero que se niega a tomar las armas, pues la no acción es mucho más poderosa que la violencia que inexorablemente amenaza con abrazarlo todo.

No hay duda de que el arte de la guerra es un libro con gran poder, no solo para los estudioso de las artes militares, el conflicto, la empresa y la lucha para conquistar los mercados, su contenido se ha ampliado más allá buscando que cada persona encuentre el reflejo en el espejo, pues el pago de las páginas de este libro son con la misma que nosotros pagamos.

Nos introduce a un mundo lleno de reflexión, verdad en donde nos pone a trabajar nuestros pensamientos más internos a fin de encontrar una respuesta clara y precisa haciendo una dinámica de interacción con las personas muertas que plasman sus ideas en el arte de la guerra y así mismo pone al lector a interrogarse, lo cual las respuesta de esas preguntas se encuentran en el sun tzu solo falta describirlas.

Teniendo una postura negativa y no querer aceptar la sabiduría proporcionada por el guerrero filosófico, tendremos un panorama en blanco, pues no entenderemos sus palabras y lo que este nos quiere dar a conocer.

Y es que como lo menciona sun tzu, el experto en guerra dice: en lugar de atreverme a atacar, aguanto el ataque; en lugar de atreverse a avanzar un mínimo espacio retrocedo un paso, a esto se le llama marchar sin marchar, arremangarse sin flexionar los músculos, estar armado sin armas, no proporcionar oponente al atacante. Nada es peor que atacar lo que retrocede, atacar lo que retrocede es perder la recompensa, así cuando ejércitos parecidos se encuentran, el que sufre un accidente es el auténtico vencedor.

Preguntándonos cómo es posible actuar de esta manera y emplear estas palabras sabias, esas respuestas se encuentran inmersas en las líneas del sun tzu y las preguntas que no logren alcanzar respuestas, estaremos preparados a responderla nosotros con la sabiduría proporcionada por el guerrero filosófico.

Los “secretos” del espejo dialogante: las fuentes del saber

El arte de la guerra nació en un momento de crisis y renacimiento, china sufría los estragos de una prolongadísima guerra civil, en donde todo se obtenía a cambio de matar, de perjudicar al contrincante, sin importar el dolor, la inestabilidad que le daban al país y los grandes afligimos de los familiares de los combatientes.

Así Lao Tsé se preparaba para ofrecerles a sus seguidores la posibilidad de una nueva mirada, la ruta de la no acción comenzaron a mostrarse como las opciones que permitirían abandonar el escenario de la muerte para iniciar un tiempo de paz, racionalidad y tradicionalismo.

Lao Tsé es un hombre con gran sabiduría, el cual sabia los secretos de la vida, según comenta la historia abandono su país, por una sola razón ir a instruir a buda.

Dice la historia que cuando Lao llego a la frontera fue detenido e interrogado por un funcionario de gobierno, diciéndole que él no podía abandonar china sin reportar los objetos de valor que llevaba, pues ninguna riqueza podía salir del país en tiempos de muerte y hambre, al escuchar la pregunta, Lao Tsé respondió con una frase sutil: “solo

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (7.8 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com