ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Ensayo Sobre El Espacio Venezolano


Enviado por   •  29 de Noviembre de 2011  •  10.007 Palabras (41 Páginas)  •  906 Visitas

Página 1 de 41

Universidad Pedagógica Experimental Libertador

Instituto de Mejoramiento Profesional del Magisterio

Núcleo Portuguesa – Extensión Acarigua

LA FORMACIÓN DEL ESPACIO VENEZOLANO, DESDE LA PERSPECTIVA GEOMORFOLÓGICA E HISTÓRICA

(Unidad II)

Participantes:

Rodríguez, Jean C.I. 15.690. 713

García, Juan C.I. 16.416.109

Pereira, Juan C.I. 16.089.412

Curso: Dinámica Espacial

Facilitador: Prof. Cardozze, Federico

Acarigua, 31 de Mayo de 2011

ESTRUCTURA ESPACIAL DE VENEZUELA

REGIONES NATURALES:

El espacio, como categoría social, sintetiza lo diacrónico y lo sincrónico. Ese producto humano define un proceso dialéctico permanente de relaciones que se cumplen dentro del juego también permanente de las leyes generadas por el modo de producción dominante como parte fundamental de un sistema específico. Esa constante relación hace del espacio una unidad compleja en su forma y contenido, así como por el número de categorías que contempla para su mejor explicación. Todo espacio es reflejo de las leyes que lo determinan y lo diferencian de otras unidades espaciales; no obstante, la coherencia existente entre todas esas posibles unidades frente a un todo o conjunto universal: estructura y sistema.

El espacio es, así mismo, una unidad compleja de fuerzas: económicas, sociales, políticas, culturales e ideológicas, objetivadas a través de formas y dimensiones que responden a un proceso histórico común; de ahí, que su estructuración estará determinada por el proceso orgánico del modo de producción dominante (condiciones históricas dadas en cada presente). Como esas condiciones a las que responde la organización y funcionalidad del espacio no son siempre las mismas, son razones históricas para que el espacio social refleje una sucesión de tiempos o de "presentes" interactuados por las fuerzas o corrientes indicadas anteriormente, que la diferencian del proceso natural o evolución, tal como ocurre con el árbol, cuyo tronco resulta, a grosso modo, una sucesión concéntrica de cortezas.

Hablar de regiones es definir un área de cualquier tamaño, con cualquier tipo de homogeneidad y donde existe cierta cohesión, dada por las relaciones espaciales acordantes y los fenómenos allí estudiados. Por lo tanto, no basta un solo elemento para definirla, sino que se establece una concatenación en continuidad de sus partes, y que en estas coexistan extensivamente por lo menos dos fenómenos geográficos que a su vez, establecerán la diferencia de una región con respecto a otra.

Ahora bien, cuando se habla de regiones naturales se esta refiriendo, en términos netamente geográficos a una parte del espacio terrestre cuya unidad nace exclusivamente de la interrelación de los elementos físicos naturales. En la región natural el ser humano no es elemento constitutivo. En el caso de Venezuela, las regiones naturales se formaron como consecuencia de la asociación de elementos como el relieve, el clima, la constitución geológica, entre otros. Al hablar del orografía, conviene señalar que el relieve más antiguo corresponde al escudo guayanés, el resto del territorio actual se hallaba ocupado por un mar que cubría profundas depresiones, de las cuales surgieron posteriormente a lo largo del tiempo, los distintos relieves actuales.

De acuerdo con las macroformas del relieve venezolano, éste se puede clasificar en 6 provincias fisiográficas, en las cuales, a su vez, se diferencian áreas de cierta homogeneidad, denominadas regiones naturales, tomando en cuenta las características del relieve, clima o vegetación. Los conjuntos naturales que conforman el territorio venezolano son: Macizo Guayanés, Sistema de la Costa, Sistema de los Andes, Formación Lara-Falcón- Yaracuy, Depresión Central Llanera y Depresión del lago de Maracaibo.

En cuanto al macizo guayanés, éste cubre casi la mitad del territorio del país, abarcando el área territorial de los estados Bolívar y Amazonas. Sus límites norte y oeste vienen dados por el curso del Río Orinoco, aún cuando en realidad se proyecta más hacia el norte y oeste por debajo de los llanos constituyendo el basamento rocoso de ellos. Tiene una superficie de 430.000 Km², que representan el 45 % de la superficie nacional. Sus rocas integran una de las formaciones geológicas más antiguas del mundo, remontándose a la era arqueozoica o arcaica.

En el mismo orden de ideas, cabe señalar que el relieve de ésta región contempla penillanuras, tepuyes y la gran sabana como áreas que definen su morfología. Las penillanuras son el resultado de la acción de agentes erosivos sobre la masa granítica de la orografía original. Son grandes extensiones casi planas o llanas que se ven interrumpidas por la presencia de los llamados “cerros testigos”, que no son otra cosa que la resistencia de algunos sectores de la formación rocosa que han permanecido levantados sobre su base.

Por su parte, los tepuyes son imponentes relieves tabulares que, a manera de mesetas de cimas planas y amplias y de flancos verticales y escalonados, se levantan sobre la llanura circundante alcanzando alturas que alcanzan, e incluso sobrepasan, los 3000 m. Así, la Gran Sabana, constituye una extensa altiplanicie de topografía no muy uniforme con alturas entre los 700 y 1400 m. todas éstas condiciones convierten a la región en zona de mucho atractivo, tanto para actividades científicas, como para las turísticas- recreacionales.

Por otro lado, el sistema de la costa inicia su proceso de alzamiento durante el último período de la era mesozoica; y su continuidad se ve interrumpida por la fosa de Cariaco y la depresión de Unare que cortan el sistema en el tramo central y el tramo oriental. Ambos tramos están divididos en dos alineaciones orográficas paralelas. Mención especial merece el valle del Guaire o valle de Caracas, el cual es el asiento de la capital de la república y que tiene un origen tectónico, producto de las fallas localizadas en el piedemonte del Ávila y que se extiende desde Antímano hasta Petare con una anchura de 4 km y 25 km de longitud, con una altitud media de 900m.

Cabe señalar, que el Sistema de los Andes, que constituye la prolongación orográfica más septentrional de la cordillera suramericano, es a su vez una

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (64 Kb)  
Leer 40 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com