ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Etapas Desarrollo Humano.cap.1


Enviado por   •  26 de Noviembre de 2012  •  1.339 Palabras (6 Páginas)  •  975 Visitas

Página 1 de 6

CAPÍTULO 1.- CULTURA Y DESARROLLO,

DIALÉCTICA INTERMINABLE

“Cuando se carece de fe [el valor de ser, que es también el

valor de devenir] el único camino que le queda al hombre

para huir del insoportable miedo que le produce el caos, es

la idolatría del absolutismo cultural. Por lo tanto, el hombre

que no tiene fe se inclina hacia el fanatismo, pues le resulta

demasiado peligroso reflexionar en cualquier concepción

del universo que sea diferente de la propia”.

(William J. Bouwsma).

De las diversas configuraciones que empleamos para describir la realidad humana,

siempre social y convencional, el desarrollo y su estudio constituyen categorías fascinantes.

Cuando a la conciencia se revela sorpresivamente que en el proceso evolutivo se ha llegado de

un estado a otro de mayor agencia, complejidad, participación o aprendizaje, y pensar en cómo

esto se ha dado, constatamos el efecto de la experiencia y del paso del tiempo. Al elaborar

constructos teóricos sobre el tema, conviene sumergirse en los significados de las categorías

que empleamos para hablar de estas cuestiones.

El mundo en que interactuamos socialmente se transforma, parece una sentencia

adecuada para entender que no hay una realidad prístina, permanente o aprehensible en su

totalidad. Más bien, nos encontramos dentro de ella, evolucionamos con ella y a la vez la

transformamos en un proceso dialéctico. Harré y Gillet (1994) mencionan que para entender el

comportamiento, lo que alguien hace, no basta con describir la situación que observamos, sino

que debemos saber el significado de la situación para los sujetos concretos. Así, se desvela

difícil poder concebir a la persona sustraída del contexto cultural que simbólicamente le

constituye.

1.1. Las etapas del desarrollo como construcciones socioculturales.

Partimos del principio que los periodos evolutivos son realidades generadas por

consenso y socialmente, y productos culturales. La idea requiere un análisis cuidadoso para

aclarar su significado y su sentido.

Hay una esfera de la Realidad que se refiere a los fenómenos humanos y socioculturales,

que es producto de las convenciones de las comunidades o grupos. Para hablar de este ámbito

de realidad humana, que no nos preexiste, es siempre social, convencional, y depende de

nosotros y cómo la nombremos, generamos términos que nos permitan organizar el caos

aparente. Así, hemos construido una serie de criterios y términos definitorios, de acuerdo con

16

nuestras convenciones lingüísticas, para organizar la evolución ontológica de la vida, entre otras

cosas. Esta precisión de que aquello que digamos de la Realidad (con mayúscula, para

referirnos a la suprema) depende de los acuerdos, convenciones y consensos humanamente

establecidos resulta fundamental, toda vez que incluso la manera en que hablamos de la

realidad natural se ‘somete’ a los códigos impuestos a las series de fenómenos, para establecer

lo que son y no las cosas. Así, vemos importante tomar conciencia de que la manera en que nos

refiramos a los fenómenos, constituye parte de su actualización, dado que éstos no se

comprenden sin estar adheridos a un sistema de significado que completa su existencia.2

En este sentido, los sistemas simbólicos que dotan de significado a los fenómenos de la

realidad observada, constituyen el tejido de los sistemas culturales; y la cultura se entiende así

como producto de la acción humana en contexto. La “cultura” no es algo que ‘está allí’, como

un objeto inerte externo, un accidente geográfico-medioambiental, o un marco tácito en la

cabeza de uno, sino que es el “conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado

de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc.” (Real Academia

Española, 2006). Es decir, un conjunto de condiciones que van mucho más allá del medio

natural, producto de nuestra acción en el medio social, que determinan cómo nos desarrollamos.

Es por esto que resulta difícil entender a algún sujeto fuera de una cultura, pues es dentro de

ella que adquiere identidad y se relaciona a lo largo del desarrollo.

En el ámbito de nuestra disciplina, conviene prestarse la explicación de Bruner (1990),

quien comprende la cultura como una manera de vivir, de relacionarse unos con otros, que

moldea la vida y la mente humanas, y confiere significado a la acción en un sistema

interpretativo. Desde esta perspectiva, la forma en que vivimos depende de los patrones de

acción legitimados y perpetuados en los espacios de interacción social (ibid.). Más aún, el autor

menciona que cualquier significado que

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9.4 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com