ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Resumen Egipto Tierra Del Nilo


Enviado por   •  13 de Septiembre de 2013  •  1.491 Palabras (6 Páginas)  •  311 Visitas

Página 1 de 6

EGIPTO, TIERRA DEL NILO

UN RÍO CREADOR DE HISTORIA

La tierra nilótica

El Nilo, el Éufrates, el Tigris y los principales ríos de la India y de China Las primeras sociedades organizadas se formaron en sus orillas. La ciencia, la literatura y el arte nacieron allí. La tierra es muy fértil. Los hombres han tenido que colaborar en un trabajo común para arrancar los frutos a la tierra. En cambio, allí donde la naturaleza ofrece de todo a los hombres sin exigirles nada, la humanidad queda estancada.

El promotor de la cultura es el trabajo que debe realizarse para vencer los obstáculos que opone la naturaleza.

La zona fértil de Egipto no es más que un oasis alargado, nacido de los aluviones

depositados por el río. Al cabo de varios miles de años de trasiego, los aluviones se han extendido Antes que el hombre iniciara su irrigación, el valle del Nilo se limitaba a una faja cenagosa y de frondosa selva. Los primeros egipcios, tuvieron que sanear las marismas y ganar las tierras de labor. La amplitud de otros trabajos requería la energía de toda la comunidad, una sociedad organizada. Los egipcios ya intuyeron la necesidad de un orden político, esto proporcionó las bases de la

sociedad egipcia.

Egipto: el oasis tiene unos 850 kilómetros de largo, es extraordinariamente estrecho. Los desiertos le aíslan de todo contacto exterior.

El país de las tumbas

Egipto Su mismo clima preserva los restos del pasado. Productos tan frágiles y perecederos que bajo otro clima más húmedo, hace tiempo se habrían convertido en

polvo. Otro factor fue la religión egipcia. Erigieron a sus muertos tumbas presentes y numerosas obras de arte, grabaron inscripciones, relieves, dibujos y el arte de embalsamar. Esta técnica Primeramente, extraía el cerebro y las entrañas del cadáver, lo lavaba con vino de palma y después lo sumergía durante setenta días en una solución

salina. El cuerpo se convertía entonces en momia; se contraía hasta tal punto que la piel, no recubría nada más que el esqueleto. Se llenaba de mirra y otros productos odoríferos, se envolvía con vendas y, por último, se recubría con una masa blanda que se endurecía rápidamente. protegían al cadáver con amuletos, el escarabeo. Para los egipcios, era el símbolo solar y representaban al dios del Sol, entre otros símbolos, como un escarabajo que empujaba al disco solar. El escarabajo se convirtió en un símbolo de la resurrección de los muertos.

También para simbolizar la resurrección del alma, ésta era representada en forma de gavilán con figura humana.

Una vez envuelta la momia con bandas y protegida con amuletos, se depositaba en

un ataúd en forma de cuerpo humano y pintaban en su cabecera el rostro del muerto.

Este ataúd se colocaba entonces en una o más cajas, que se ajustaban unas dentro de las otras, y si el muerto era un personaje importante se encerraba en un

sarcófago de piedra. El corazón y demás vísceras del difunto se conservaban en unas

ánforas de alabastro llamadas canopes. Por último, se conducía el cadáver a su morada,

El tribunal de las almas

El muerto debía comparecer ante el tribunal del dios Osiris para conocer lo que

sería su vida futura. Esta divinidad administraba justicia en una gran sala, rodeada de

cuarenta y dos demonios, uno por cada distrito en que estaba dividido el antiguo Egipto,

y el difunto debía declararse inocente de un pecado ante cada uno de ellos.

En este tribunal de la creencia encontramos el primer antecedente en que el

destino de los difuntos depende de su conducta en la Tierra.

Los condenados por el tribunal de Osiris eran precipitados al fuego o al agua

hirviendo o arrojados a un monstruo, mezcla de cocodrilo, león e hipopótamo, para ser

despedazados.

Los egipcios se imaginaban de diferentes maneras su destino, se creia que eran llevados a una tierra de promisión situada al occidente donde la vida sólo era felicidad y alegría. Esta creencia ejercía una influencia benéfica sobre la conducta de los hombres: ser considerado como hombre de bien.

El "Libro de los muertos"

Los difuntos que pasaban con éxito la prueba del tribunal de Osiris tenían derecho

a la vida eterna. Pasaban por ciertos peligros, de los que tenían

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (8.1 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com