ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Educacion Y Lucha De Clases


Enviado por   •  23 de Julio de 2011  •  800 Palabras (4 Páginas)  •  773 Visitas

Página 1 de 4

Educación y Lucha de Clases

Aníbal Ponce

Publicado por entregas en la revista del Colegio Libre de Estudios Superiores, en 1934, “Educación y lucha de clases” -del que se han extractado algunos pasajes- es considerado uno de sus mayores aportes a una teoría y una práctica marxistas de la educación. Ponce (1898-1938), huérfano desde la adolescencia, fue un modelo de autoconstrucción intelectual. Egresado con medalla de oro del Colegio Nacional de Buenos Aires, cursó estudios avanzados de Medicina y fue uno de los pioneros de la Psicología en el país. Exonerado de los cargos docentes por su militancia comunista, emigró a México, falleciendo tempranamente allí a causa de las lesiones de un accidente de tránsito.

¿Y qué otra cosa afirmaba Comenius en el lenguaje no muy distinto de los pedagogos? “Los mecánicos -continuaba- no dan al aprendiz una conferencia sobre su oficio, sino que lo ponen delante de un maestro para que vea cómo lo hace; entonces coloca un instrumento en sus manos, le enseña a usarlo y a que lo imite. Sólo haciendo se puede aprender a hacer, escribiendo a escribir, pintando a pintar”. En vez de palabras -“sombras de las cosas”- lo que hacía falta en las escuelas era el conocimiento de las cosas.

---

En esta ocasión, como en tantas otras, salta a los ojos la agudeza de una observación de Marx: cuando más quebrantado se halle el orden de cosas existente, la ideología de la clase gobernante se penetra más de hipocresía. El Estado burgués no sólo dejó correr algunas lágrimas sobre la desgraciada causa de la infancia, sino que echó sobre “el abandono culpable de los padres” la responsabilidad de lo ocurrido. ¡Cómo si antes de decidirse a “proteger” con leyes nunca cumplidas el desamparo de los niños obreros, no hubiera sido esa misma burguesía la que destruyó primero las antiguas condiciones familiares!

---

Creo inútil añadir, después de lo que dijimos en la clase anterior sobre las condiciones modernas del trabajo de los niños, que suponer que la escuela rechaza a una parte enorme de la población infantil -no ya por biológicamente inadaptable, que es a todas luces inadmisible, sino por no saber retenerlos mediante un plan adecuado de enseñanza- constituye una afirmación pérfidamente calculada. En vez de confesar que los niños que abandonan la instrucción primaria son los mismos que la burguesía obliga a trabajar desde temprano en el sustento de su hogar que esa misma burguesía ha previamente destruido, se prefiere echar la culpa de los “desgranados escolares” -para usar la expresión con que se empieza a designarlos- a la insuficiencia de los programas, a la pesadez de la enseñanza, a la rigidez de los horarios.

---

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (4.8 Kb)   pdf (61.6 Kb)   docx (10.4 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com