ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Ensayo De "La Metamorfosis"


Enviado por   •  16 de Septiembre de 2012  •  1.666 Palabras (7 Páginas)  •  287 Visitas

Página 1 de 7

Muchos sucesos ocurridos alrededor del mundo han transformado a la sociedad en la que vivimos, desde las guerras mundiales, la revolución francesa, el derecho al voto de la mujer, el internet, la globalización y, han logrado construir una sociedad cada vez más indiferente. Lo ocurrido es una verdadera mutación histórica llena de contradicciones. La vida ahora es rutinaria, monótona; tenemos un modo de vida mecánico, trabajar para comprar todo lo que se nos cruce en frente, lo que implica endeudarte; después tienes que pagar todo lo que compraste, lo que te lleva al principio del círculo vicioso: volver a trabajar. Y repites cada cosa, volver a comprar, volver a endeudarte, volver a pagar y así seguimos hasta podemos librarnos del trabajo o alejar de nosotros la televisión (a la cual culpamos de nuestro habito a las compras y al trabajo). Tal parece que no tenemos otro destino más que el de trabajar. En las nuevas sociedades, gracias al trabajo el hombre adquiere una existencia y una identidad social. ¿Qué es de aquellos que no trabajan? Simplemente son los apestados sociales, los ociosos, aquellos que pierden el tiempo, aquellos sin oficio ni beneficio, los que no son un buen partido para ninguna mujer, los que todos critican a diario, aquellas personas en las cuales recaen las frustraciones de todos aquellos que trabajan día a día.

En cambio aquellos, los productores sociales, los miembros de las pirámides socioeconómicas debemos saber soportar malestares, anteponer a todo el trabajo, porque solo el trabajo podrá hacernos sobresalir en este mundo cruel. Trabajar bien te otorga demasiadas recompensas, te de una imagen certera, atraes prestigio y reconocimiento, te conviertes en la eminencia, el empleado del mes, el mejor de tu clase, no importa lo demás, tu eres el hombre actual, el evolucionado. El hombre exitoso es el hombre globalizado, el que aprende a vivir como maquina, a trabajar como máquina y a valorar todas las cosas y a las personas solo por el beneficio que estas puedan traer hacia nosotros. Pero lo más preocupante es la equivocada valoración del tiempo, tenemos un trabajo reproductivo, una vida encerrada y dependiente, sin horarios ni fechas fijas. Lo demás sale sobrando cuando el trabajo es lo primordial, o comes o vas a una reunión familiar.

¿Pero qué sucedería si te encuentras en una situación inesperada? Qué un día te despertaras y ya no eres el hombre globalizado al que evolucionaste, sino un insecto extraño. ¿Cómo reaccionarían tu familia, tus amigos, tu jefe, tus compañeros de trabajo, tus vecinos, la sociedad? ¿Cómo se vivirá en otra vida que no es la “normal” la del ser humano pensante? Interesante ¿no?

Al principio puedes tomarlo como lo peor que te pudo pasar en la vida, ¿Cómo tú el exitoso hombre trabajador ahora eres un simple bicho horrendo? ¿Qué será de tu vida? Pero… ¿En realidad tenias una vida? ¿Vivías?

Poco a poco vas descubriendo la verdadera esencia del hombre, tu ya no eres uno de ellos, por lo cual dejas de pertenecer a su clase, dejas de importarle, porque no representas una competencia para él. Un bicho horrendo no significa nada. Pero también observas lo que nunca tuviste ganas de aceptar: que sobre ti caían todas las responsabilidades, tú tenías que trabajar, tenías que mantener un hogar y solo por eso eras importante, ahora que ya nos sirves para ello y adjuntándole la situación física en la que te encuentras ya no eres bien visto ni en tu propia casa.

Al observar la vida desde otra perspectiva, te das cuenta que la interacción humana engendra tensiones por el hecho solo de llevarla a cabo. Los individuos únicamente interactuamos si esa interacción generará beneficios, si puedo obtener de la otra persona eso que necesito o que simplemente quiero.

Las situaciones sociales toman una perspectiva diferente cuando tú ya no eres parte de ellas, comprendes que hay discriminaciones en todos lados y hacia todas partes, y ahora tú eres parte de ellas, incluso viene de parte de quien jamás podrías creer o pensar en otro momento de tu vida. Serviste con lealtad y todos te valoraban, hoy convertido en cucaracha no causas más que miedo y asco, algunas veces sientes que causas lastima otras odio, incluso admiración, pero todas te llevan a la conclusión de que lo que los seres humanos emanamos es cinismo. ¿Cómo aquellos a los que prácticamente les dedicaste la vida ahora te hacen a un lado? ¿Cómo es que ellos no son más tu familia? ¿En qué momento te convertiste en una incomodidad de la que estaban dispuestos a deshacerse? Y eso es todos los días, pero no nos damos cuenta de ello o no lo vemos tal cual es, vivimos en el trabajo, anhelando lo que el otro tiene y haciéndole la vida imposible, dispuestos a todo pero hasta que no nos vemos aventajados no atacamos. Luchar contra

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9.5 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com