ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Ley De Herodes


Enviado por   •  31 de Agosto de 2011  •  951 Palabras (4 Páginas)  •  1.960 Visitas

Página 1 de 4

La ley de Herodes es una comedia negra en la que se denuncia el funcionamiento del sistema político mexicano. La trama ocurre durante el sexenio del presidente Miguel Alemán, a mediados del siglo XX, pero con claras referencias a momentos posteriores. En ella se cargan las tintas contra el PRI, partido de gobierno, pero también contra su oposición, el PAN y el PRD, así como contra la Iglesia, como parte de una misma casta dirigente. Pero más allá de la realidad local mexicana, la película adquiere un tono universal en la crítica al burocratismo, la corrupción y el funcionamiento de las instituciones del Estado al servicio de unos pocos privilegiados. De igual modo se podría haber ambientado en muchos otros municipios de la América Latina actual, por ejemplo. Se trata, en definitiva, de una efectiva sátira corrosiva a una cultura política que concibe el "Estado como botín", que entiende el acceso a la Administración del Estado como una oportunidad para robar y hacerse rico y no como un servicio público a la ciudadanía. Sin duda uno de los problemas más graves para el desarrollo y la reducción de la pobreza que enfrentan los países del Sur tiene que ver con este tipo de cultura y prácticas políticas.

La película cuenta la historia de un político, Juan Vargas, nombrado presidente municipal interino de San Pedro de los Saguaros, en México, un pueblito de mala muerte de unos cien habitantes de mayoría indígena. Juan Vargas es un pobre diablo al que sus superiores le dan el puesto porque nadie está interesado en ocupar tan peligroso lugar, el anterior presidente municipal fue linchado por la población. Cuando toma posesión del cargo Vargas realmente cree que su función es traer la modernidad y la justicia social al pueblo. Y quiere trabajar realmente por ello. Pero al ver que es abandonado a su suerte, sin presupuesto ni condiciones para llevarlo a cabo, sólo le entregan una pistola y la Constitución, acabará aceptando (y beneficiándose) de las reglas del juego institucional, convirtiéndose en un funcionario corrupto más que tratará de sacar el mayor beneficio posible de la situación.

Es interesante resaltar el simbolismo de las dos cosas que le entregan para llevar a cabo su trabajo: la pistola y la Constitución, o sea, la capacidad de ejercer violencia y la de administrar la Ley. El Estado es así reducido a una herramienta de coacción al servicio de unos pocos frente a la gran mayoría. La pistola posibilita a Vargas intimidar a la población. La Constitución, así como sus reinterpretaciones y particulares añadidos, le permite imponer multas, crear nuevos impuestos y obtener recursos de la gente. La misma Constitución es utilizada en la película para guardar el dinero recaudado, símbolo del uso corrupto que se hace de ella.

Otro de los temas que Luis Estrada denuncia es la impunidad en la que vive la clase política. El político corrupto, lejos de ser castigado, es

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (5.6 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com