ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Competencias Emprendedoras


Enviado por   •  7 de Marzo de 2018  •  Informes  •  3.479 Palabras (14 Páginas)  •  39 Visitas

Página 1 de 14

Competencias Emprendedoras

Freire en su libro Pasión por Emprender nos indica:

El Emprendedor, ¿se nace o se hace?-hay quienes consideran imposible modificar ciertas características innatas y afirman que esto es lo determinante a la hora de emprender. "Es un emprendedor o un (a) comerciante nato

, vende como nadie, dirige a la gente corno nadie", son frases que oímos a diario sobre muchos emprendedores exitosos. En cambio, otros aseguran que "todo se hace, nada es innato, todo se puede desarrollar". Mi visión es intermedia. Creo que hay tres capas o niveles de análisis que considerar: Una capa de hábitos técnicos fácilmente modificables y adquiribles. Éstos tienen que ver con la formación y el aprendizaje educativo. ¿Qué es un perfil de mercado? ¿Cómo lograr una apertura del capital? ¿Cómo desarrollar una estrategia comercial y financiera? ¿Cómo armar un plan de negocios?, entre muchas otras temas, son conocimientos y habilidades que se adquieren con capacitación académica y aprendizaje técnico y mucha práctica aunado a experiencias!

Aunque es la capa más superficial o externa, es un aspecto central, ya que resume todo el trabajo que se puede hacer, aprendiendo en la dimensión técnica las claves del proceso emprendedor. Formación universitaria, interacciones con asesores, mentores, profesores, estudios de una rama de actividad para aprender cómo funciona; todo esto es fundamental. Por ejemplo: ¿cómo voy a negociar una inversión si no conozco la forma de contactar a los posibles inversores o socios?

En el otro extremo, en lo más profundo del emprendedor, hay una capa neuronal de talentos inmodificables, que sencillamente se tienen o no se tienen. Son esas habilidades que, como suele decirse, "se llevan en la sangre" y que es inimaginable que alguien pueda adquirir a voluntad, por mucho empeño que ponga (aunque todo en uno puede ser mejorable con disiplina y voluntad) . Sobre este punto es muy útil el trabajo de Martin Seligman, What You Can Change... and What You Can't (Qué puedes cambiar... y qué no), donde se muestra que hay patrones recurrentes de pensamiento y comportamiento que pertenecen a la fisiología de cada uno, producto de la genética y las influencias anteriores a la pubertad que determinan el sistema neurológico. Como dice mi Axialent, Fred Kofman: "No importa cuánto tiempo pase entrenando, nunca voy a jugar basquetbol como Michael Jordan, ni fútbol como Messi, ni a tocar guitarra como Santana o cantar como Cristina Aguilera.  Puedo jugar mejor de lo que lo hago hoy, pero nunca seré una estrella de talla internacional". En el mundo emprendedor ocurre algo parecido. Es muy probable que no logre tener la visión de Steve Jobs o Indira Gandhi; pero la pregunta es si eso es lo único que importa o si lo pertinente es que haga lo mejor dentro de mis posibilidades, ser una versión mejor de mí mismo, es la apuesta.

Entre ambos extremos, entre lo claramente modificable y lo inmodificable, está lo que Kofman considera el "área gris de lo tal vez modificable". Se trata de lo que con Fred llamamos metahabilidades. Son, precisamente, esas características que resumí en la lista de las once condiciones comunes del emprendedor. Si el emprendedor tiene un firme compromiso para mejorar sus habilidades, no le bastará aprender la dimensión

Técnica. Ésta es necesaria pero no suficiente; con ella será "un emprendedor más capacitado técnicamente, pero que es igual que antes en el núcleo". Lo que lo convertirá

realmente en un emprendedor mucho mejor es desarrollar esas once condiciones: permitirse soñar, actuar, asumir un papel de protagonista continuamente dispuesto al aprendizaje y el trabajo interno, construir su autoestima para que los pequeños logros le brinden firmeza a sus  decisiones y sentido de riesgo, enamorarse con pasión de su proyecto y lo que ello implica (a veces toca hacer cosas que no son agradables o nos cuesta) y comprometerse incondicionalmente con él, aprender a compartir con la gente que lo acompaña, tomar riesgos para saborear  la satisfacción de la independencia y, sobre todo, aprender a divertirse en el proceso de sus propios aciertos y errores. Estas metahabilidades se pueden desarrollar, independientemente de la dimensión inmodificable de cada uno de nosotros. Se trata de una cuestión de grados y mejora continua. Nadie tiene el título de "aprendiz permanente" o de "100% de autoestima" de una vez y para siempre. Todas estas capacidades se van modelando en el tiempo (su mejor aliado); siempre, claro está, que el emprendedor o emprendedora tenga un firme interés en desarrollarlas y logre verlas como un claro multiplicador de su potencial emprendedor.

Competencia Básicas de todo emprendedor (a).

En este documento encontrará un conjunto y compilación de Competencias Básicas que todo Emprendedor o Emprendedora debería ostentar en menor o mayor grado y adicionalmente, una serie de competencias deseables que todo emprendedor debería trabajar.

  1. Búsqueda de oportunidades e iniciativa:

Los emprendedores exitosos tratan siempre de concentrarse en las oportunidades que se pueden convertir en soluciones y organizaciones para satisfacer necesidades, pero las mismas no quedan aisladas, siempre van acompañadas de acciones y más acciones en función de esas oportunidades,

Soy capaz  de actuar antes de que las circunstancias me sobrepasen, aprovecho las oportunidades que se me  presentando y, sobre todo, desplego la propia iniciativa a base de creatividad e innovación todo el tiempo.

Conductas

  • Siempre está haciendo algo nuevo y manifestando optimismo de lo que pasa en su entorno, casi todos los días, más propuesta menos quejas.
  • Anticipa actuaciones y escenarios para promover propuestas y se esfuerza sin descanso en ejecutarlas.
  • No pierde tiempo en quejarse o lamentarse de los hechos y toma distancia de las personas hacia a su alrededor con tales actitudes (los toxico pesimistas), por el contrario se activan para valorar un recurso no renovable en la vida, el tiempo.

  1. Persistencia:
    Es la disposición a mantenerse firme y a persistir  en la consecución de una idea, un proyecto, una empresa o lo que sea. No se rinde ante las dificultades que se le presentan, dedica largas horas de  trabajo y gran esfuerzo, hasta conseguir el objetivo propuesto. Los exitosos nunca abandonan su empeño y los fracasos no existen, solo existen resultados para aprender y seguir su ruta a lograr lo que se propone.

Conductas:

  • Trata siempre de mantener un alto nivel de rendimiento y excelente disposición ante el trabajo a pesar de los obstáculos que se le presentan.
  • Insiste, es tenaz, hace cambios, se evalúa, hace ajuste y persiste hasta lograr el objetivo propuesto.
  • Difícilmente se rinde ante las dificultades o tropiezos, por el contrario trata de utilizarlo a favor
  • Como emprendedor o emprendedora, visualiza el objetivo a lograr en el mediano –largo plazo y trabaja duramente sin descanso para lograr conseguirlo.
  • No existe el fracaso, solo resultados y en función a éstos está dispuesto  aprender.
  1. Cumplimiento

Es la capacidad de adquirir compromisos de forma voluntaria, mostrando una alta disposición al cumplimiento de las tareas, acuerdos y obligaciones asumidas a nivel personal, familiar, organizacional y social, responde sin temor por las consecuencias de sus actos ante sí mismo y ante los demás. Mantienen sus promesas frente a sus clientes, proveedores, su personal, su Banco, Inversores, etc.,  incluso a pesar de que implique sacrificios.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (20.9 Kb)   pdf (175.3 Kb)   docx (22.6 Kb)  
Leer 13 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com