ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

EVALUACION FINANCIERA PARA LA CREACION DE UNA EMPRESA COMERCIALIZADORA DE ARTESANIAS PRODUCIDAS EN EL DEPARTAMENTO DE CÓRDOBA


Enviado por   •  3 de Agosto de 2011  •  10.332 Palabras (42 Páginas)  •  1.575 Visitas

Página 1 de 42

RESUMEN EJECUTIVO

Esta investigación relacionada con la evaluación financiera para la creación de una empresa comercializadora de artesanías producidas en el departamento de córdoba consta de una serie de pasos metodológicos, en donde se especifican: título, tema, introducción, planteamiento del problema, objetivos general y la justificación.

En este trabajo se plantea como objetivos generales: determinar el monto de los recursos financieros necesarios para la creación de una empresa comercializadora de artesanías producidas en el departamento de Córdoba, así mismo proyectar los resultados financieros durante el período de evaluación, para someterlos a un proceso de evaluación financiera. Así mismo el proceso de evaluación financiera comprende la elaboración de un estudio financiero en donde se estipula lo siguiente: el valor de la inversión fija requerida en la empresa, el valor del capital de trabajo, el monto de los ingresos que se obtendrán durante el período de evaluación, el valor de los costos operacionales de cada año, las fuentes de financiamiento que van a ser utilizadas y los sistemas de amortización de los créditos, los flujos de fondos durante el período de evaluación, los flujos de fondos durante el período de evaluación, la forma como se afectarán los resultados financieros ante cambios en variables críticas de la empresa.

INTRODUCCIÓN

El sector artesanal presenta características muy particulares en su desarrollo como actividad productiva y de ocio para las personas que la llevan a cabo, tal como se plantea en la Enciclopedia de salud y seguridad en el trabajo:

“Las actividades artísticas y recreativas forman parte de la historia de la humanidad desde que el hombre prehistórico comenzó a dibujar los animales que cazaba en las paredes de las cuevas, y a celebrar con bailes y cánticos el éxito de sus cacerías.

Desde los tiempos más remotos, todas las culturas han tenido su propio estilo de artes plásticas y escénicas, y han decorado sus objetos cotidianos, como vestidos, muebles o piezas de alfarería.

Las modernas tecnologías y el mayor tiempo disponible para el ocio han hecho que gran parte de la economía mundial está dedicada a satisfacer la necesidad de las personas de contemplar y adquirir objetos bellos, así como de divertirse.

Este sector de la industria comprende un grupo heterogéneo de instituciones no lucrativas y de empresas comerciales que ofrecen al público este tipo de actividades culturales y recreativas.

Por su parte, los artistas y los artesanos son trabajadores que se dedican al arte y a la artesanía por mero placer o con fines comerciales, y que suelen trabajar solos o en grupos cuyo número no excede de diez personas, formados en torno a un núcleo familiar.

Los artistas y artesanos suelen trabajar por cuenta propia y por lo común lo hacen en estudios, en sus hogares, o en los patios de sus casas, con medios escasos e inversiones pequeñas. El oficio suele pasar de generación en generación y su aprendizaje es informal, especialmente en países en desarrollo.

En los países industrializados, muchos artistas y artesanos llevan a cabo su aprendizaje en centros de formación profesional.

Aunque hoy en día son millones las personas dedicadas a este sector en todo el mundo y la artesanía es una parte importante de la economía de muchos países, apenas existen estadísticas sobre el número de artistas y artesanos.

Según cálculos de distintas fuentes, en Estados Unidos hay aproximadamente unos 500.000 artistas, artesanos y profesores de arte profesionales. En México se estima que hay unas 5.000 familias dedicadas exclusivamente a la cerámica en sus hogares.

Las actividades artísticas y artesanales han evolucionado gracias a las nuevas tecnologías, y los artistas han ido incorporando a su trabajo procesos y productos químicos modernos, como plásticos, resinas, equipos con dispositivos láser, fotografía, etc.”

Con relación a lo anterior el Departamento de Córdoba posee municipios que tienen una marcada y antigua tradición artesanal y otros que por iniciativas de la Administración Municipal han demostrado interés por los oficios artesanales y en algunos han iniciado un trabajo continuado de atención artesanal de sus localidades.

Los municipios de mayor tradición artesanal son: San Andrés de Sotavento (Tuchín), Lorica (San Sebastián), Cereté (Rabolargo), Montería (El Sabanal). Puerto Escondido, Chinú.

Es así como Córdoba posee un enorme potencial como se plantea en la página de ColCultural entidad del Estado encargada de fomentar la cultura en Colombia:

“Córdoba es cuna de artesanos tradicionales fabricantes de productos que han ganado reconocimiento en todo el mundo. Los productos del llamado “circuito artesanal”, provenientes de los municipios de San Andrés de Sotavento, Momil, Chinú, Lorica, Ciénaga de Oro, Sahagún, Chimá, Cereté y Montería, no sólo son abundantes y variados, también cuentan con una gran calidad artística.

El Sombrero vueltiao, nombre que alude a las vueltas que en su fabricación se le da a la fibra vegetal, es sin duda la artesanía por excelencia de Córdoba y uno de los símbolos populares más conocidos de Colombia. Se produce principalmente en el resguardo indígena de San Andrés de Sotavento, en corregimientos como Tuchín, los Vidales y Bellavista entre otros.

Luego de un complejo proceso de raspado, pulimento, clasificación, deshidratación, cocción y coloración de la fibra de caña flecha, los artesanos proceden al trenzado, costumbre originada hace muchos siglos en las labores de cestería aborigen, que consiste en combinar de manera armónica las fibras negras y blancas para formar figuras geométricas o pintas. Estos dibujos simbolizan elementos totémicos o religiosos de la cultura zenú.

Con fibras de iraca, enea, cepa de plátano, caña flecha, junco y bejuco, las manos ágiles de los artesanos, expertos en diversas técnicas de trenzado, elaboran incontables productos de cestería como hermosas canastas, petacas, balayes, cestos, hamacas, petates, esteras y muebles.

En la actualidad, muchos orfebres, con sus trabajos en oro, plata y pedrería, se destacan como dignos herederos de la destreza zenú. Esta tradición de joyería se ha mantenido por generaciones en la población de Ciénaga de Oro.

La cerámica, otra de las tradiciones

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (55.5 Kb)  
Leer 41 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com