ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

HISTORIA Y EVOLUCIÓN DEL SISTEMA FINANCIERO INTERNACIONAL


Enviado por   •  15 de Marzo de 2012  •  Informes  •  2.123 Palabras (9 Páginas)  •  1.853 Visitas

Página 1 de 9

HISTORIA Y EVOLUCIÓN DEL SISTEMA FINANCIERO INTERNACIONAL

El sistema financiero internacional está compuesto por un conjunto de instituciones públicas y privadas, y un conjunto de normas y regulaciones nacionales e internacionales, que sirven de marco para las transacciones u operaciones de compra y venta de las monedas de los distintos países, fuertes y débiles. El precio de una moneda en términos de otra o tipo de cambio se determina por la oferta y demanda global de esa moneda, es decir por la oferta y demanda tanto pública como privada. La determinación del tipo de cambio es flexible si lo determina la oferta y demanda privada en un mercado libre de compra y venta de divisas y es fijo si lo determina una autoridad de gobierno como el banco central.

Diferentes sistemas de tipo de cambio han estado asociados con diferentes mecanismos de ajuste. El mecanismo de corrección automática del déficit o del superávit en la balanza de pagos de un país, tiene lugar a través de un proceso de ajuste de la oferta monetaria nacional u oferta de moneda nacional, de los precios internos, del ingreso nacional y de las tasas internas de interés. Dicho mecanismo funciona de manera diferente según los tipos de cambio se determinen en un mercado libre de divisas o mediante la intervención del banco central. A través de la historia se han presentado diferentes sistemas para la determinación de los tipos de cambio.

Historia del sistema financiero internacional.

Desde 1870, las transacciones internacionales en el mundo han tenido lugar gracias a cuatro diferentes sistemas, cuya aparición cronológica presenta el siguiente orden:

1. El patrón oro.

2. El patrón Bretton Woods o patrón de tipos fijos de cambio.

3. El patrón de tipos flexibles de cambio, y

4. El patrón de intervención cooperativa de los mercados cambiarios

Internacionales, el cual, determina hoy día los tipos de cambio, tal como surge de las políticas emanadas de los acuerdos del G7 o grupo de los siete países más industrializados del planeta. En lo que sigue de esta sección se presentan las principales características que tuvo cada sistema, como las deficiencias de cada uno de ellos se vieron modificadas para dar paso a otro sistema que parcial o totalmente sustituyó al anterior y finalmente, cuales son las amenazas que se ciernen sobre el sistema financiero actual. Con base en la discusión de dichas amenazas se discute brevemente cual podría ser el rumbo del sistema financiero internacional moderno.

Entre las amenazas se cuentan, como se verá posteriormente, el creciente endeudamiento de algunos participantes en los mercados, los cambios en el poder económico de algunos participantes y la creciente velocidad de los cambios económicos mundiales.

El sistema clásico del Patrón Oro: 1870-1914.

Cuando el patrón oro regía el comercio internacional de bienes, servicios y capitales, cada país en el mundo fijaba un precio para la onza de oro y aceptaba convertir sus billetes en oro físico. Si el precio del oro en Estados Unidos era 400 dólares y de 250 libras esterlinas en Gran Bretaña, entonces una libra esterlina (£) valía ($400/£250) = $1,60/£ en los mercados cambiarios. Si el tipo de cambio difería de $1,60/£ se activaría un proceso conocido como arbitraje, mediante el cual, compradores y vendedores en ambos lados del Atlántico intentan obtener beneficios de tal diferencia, activando ofertas y demandas de oro que al fin y al cabo llevarían a restablecer el precio de la libra esterlina al nivel de $1,60/£ nuevamente. Por ejemplo, si el tipo de cambio era $1,50/£, esto es, si la moneda inglesa se abarataba, aumentaba su demanda y a cambio se ofrecían dólares en los mercados cambiarios, con las libras adquiridas a un menor precio se compraba oro en Gran Bretaña que se encontraba a precio fijo, se embarcaba el mismo hacia Estados Unidos y se vendía en ese otro país. El proceso se mantenía en constante funcionamiento hasta que el precio de la moneda inglesa volviera a su nivel inicial de $1,60/£. Un proceso similar de carácter opuesto ocurría si el tipo de cambio era $1,70/£.

El sistema internacional de pagos del comercio estaba basado en el compromiso serio y creíble de todos los gobiernos, de intercambiar monedas nacionales por oro a un precio fijo. Como se explicará más adelante, los gobiernos de cada país pueden emitir y crear dinero, billetes y monedas nacionales, de cuya cantidad total en la economía depende el valor de la moneda interna, o sea, el tipo de cambio.

Siempre le ha convenido a los gobiernos, hacer creer al público que mantendrán bajo control el crecimiento de la oferta monetaria u oferta interna de moneda nacional, para mantener baja la inflación y las tasas de interés. La vigencia patrón oro garantizaba la existencia de un mecanismo automático de ajuste de la oferta monetaria que le permitía a las autoridades de gobierno cumplir con el compromiso citado. Sin embargo, las autoridades de gobierno de los diferentes países encuentran en el control deliberado de la oferta de moneda nacional un mecanismo para crear empleos y para financiar su déficit fiscal.

Al permitir el crecimiento de la oferta de dinero y crecer la inflación, el costo real de sus préstamos se reduce, en perjuicio de los ahorrantes de ese país. Esta situación sin embargo, reduce la credibilidad de los gobiernos en el compromiso de mantener fija la oferta monetaria, ocasionando que los ciudadanos se formen expectativas racionales sobre la tasa de interés: cuando los ciudadanos se enteran de las políticas deliberadas de gobierno de aumentar la oferta monetaria interna, exigen mayores tasas de interés nominales para compensar una inflación esperada mayor. Esta situación, en un equilibrio de Nash, corresponde a un equilibrio ineficiente para la economía ya que tanto gobierno como ciudadanos pierden (Nash, 1951).

Volviendo entonces al patrón oro, la promesa del gobierno de convertir moneda nacional en oro creaba el control sobre la creación de oferta monetaria: el oro se convertía en el ancla nominal del nivel de precios.

Para explicar lo anterior consideremos que pasaba si Gran Bretaña compraba más bienes y servicios en Estados

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (12.6 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com