ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Envidiable Vida De Las Mascotas


Enviado por   •  1 de Julio de 2011  •  2.517 Palabras (11 Páginas)  •  716 Visitas

Página 1 de 11

La envidiable vida de las mascotas

La compañía, el cariño y las sobras del almuerzo del amo ya no son suficientes para las mascotas, que se han convertido en amos y señores del hogar. Ya no es extraño encontrar en Chile a un perro o a una exótica iguana viviendo como reyes. Es parte del pasado tener un canino sólo para cuidar la casa y un gato para cazar ratones. Las mascotas han logrado una posición destacada en la sociedad y se han convertido en un importante símbolo de status. Y el mercado, atento a este cambio, ofrece mucho más que comida.

Hoteles, clínicas y peluquerías son parte de los servicios a los que puede acceder una mascota top.

HOTEL

El servicio de hotelería consta de dos secciones: una para canes y otro para mininos. Esta última es una habitación de unos seis por nueve metros, con calefacción, muchos juguetes, almohadones para la siesta, troncos para que los gatos se encaramen, un amplio ventanal para que disfruten de la vista y el sol, y trozos de madera enrrollados con cuerda, para que los felinos afilen sus uñas. “Es un hotel exclusivo. Nada que ver con el típico hotel para gatos que es una jaulita donde están encerrados”, señala Caraball. La estadía diaria vale cinco mil pesos e incluye el alimento. Pero no cualquier minino entra aquí, indica la veterinaria. “Las condiciones son que no estén en celo y que hayan sido desparasitados y vacunados”.

Para los canes, el hospedaje se divide en dos habitaciones, una para perros grandes y otra para los chicos, cada una con cubículos de acuerdo al tamaño del animal. En total, hay ocho jaulas calefaccionadas, algunas en un patio, cuyo precio es de seis mil pesos diarios, “incluido alimento y uno o dos paseos al día, dependiendo del tiempo y del animal”, señala la veterinaria. Los huéspedes son por lo general mascotas de raza, que son llevados principalmente cuando sus amos viajan o mientras se cambian de casa. “También traen perras en celo, porque es muy posible que se les escapen a sus dueños y aparezcan con un domingo siete

Lo común es que los huéspedes sean perros o gatos, pero ocasionalmente llega a hospedarse un conejo o alguna exótica ave. “Incluso tuvimos hospedada a una iguana en el hotel de gatos, que estaba vacío. Cuando llegaron gatos, la llevamos al hotel de perros chicos. Y como ellas necesitan más calor, la tuvimos con estufa al lado”, recuerda Caraball. La demanda por el hotel de animales depende exclusivamente de la época, explica la veterinaria: “En invierno baja un poco, pero en los fines de semana largos, vacaciones y Pascua, está repleto”.

CLINICA

Equipo de rayos X, ecógrafo y sistema de ultrasonido para limpiar el sarro de los dientes, son algunos implementos con que cuenta la clínica de mascotas de Susana Caraball, atendida además por otros dos veterinarios. La joyita del servicio es un implemento llamado fluoroscopio: “Es un equipo como de rayos X. Mientras analizas al animal, ves su interior en la pantalla de un computador. Sirve para un montón de exámenes y es más exacto. Además, tenemos una máquina anestésica con respirador, que mantiene respirando artificialmente a la mascota mientras la operamos”.

Las dolencias y requerimientos más comunes de los regalones son las vacunas, el control del sarro y patologías invernales como bronquitis y resfríos, además de heridas producto de peleas con otros animales o atropellamientos. A partir de septiembre surge el problema de las garrapatas. Explica la veterinaria que los precios son variados: “La consulta vale 12 mil pesos, las vacunas 13 mil, la radiografía pequeña, 16 mil y la grande, 22 mil. La esterilización de una perra cuesta 80 mil, de una gata 50 mil y una fluoroscopia vale 40 mil pesos”.

PELUQUERIA

La estética también tiene mucha importancia en las mascotas de hoy. Esto lo sabe bien Irma Campos, peluquera de Abbe Home Vets, que además trabaja en otras peluquerías de mascotas. Explica que es necesario tener destreza para manejar animales de todos los tamaños, saber cómo tomarlos para que se dejen cortar el pelo, bañar o peinar: “Es bastante complicado atender mascotas. Hay que darles cariño, tener buen genio y feeling con ellos. Si no te gustan los animales, ellos lo perciben y se ponen bravos”. A medida que se convierten en clientes frecuentes, se van acostumbrando y poniendo regalones.

La peluquera explica que los cortes buscan resaltar la estética propia de cada raza: “Hay razas con las que se pueden hacer más cosas, como los malteses -a los que se les pueden hacer moños o chasquillas- o los poodles”. Aparte de los chispazos de la moda, generalmente las estaciones del año definen el corte de pelo de los perros, explica Irma Campos. “De septiembre en adelante, se vienen a rapar muchas mascotas para que no sufran el calor”.

Pero de vez en cuando surge alguna excentricidad, como la de un poodle para el que pidieron un corte que Campos nunca había hecho: “El perro era macho y se veía totalmente afeminado; a los poodles machos generalmente se les deja bigotes, para distinguirlos de las hembras”.

Luego del corte de pelo, las mascotas pueden optar por distintos baños: “El de belleza es para que el perro o el gato quede limpiecito, con champú especial para que no le produzca alergias y los deje bonitos. Se les aplica bálsamo, se los seca con secadores especiales con turbinas, se les limpian las orejas y se les cortan las uñas”, dice la peluquera. El segundo es un baño sanitario, para eliminar piojos, pulgas y garrapatas, y el último es el baño medicinal, con productos para dermatitis o tiña. Los precios de estos servicios dependen del animal y su tamaño. Van desde los 8.500 pesos hasta los 16 mil.

“CHRISTIAN DIOR” DE LAS MASCOTAS

Desde un hamster, que vale tres mil pesos, pasando por una boa que cuesta 590 mil y un tucán que vale 3 millones y medio, casi 2.500 productos para mascotas ofrece la tienda Petland, en el Alto Las Condes. “Petland es el Christian Dior de los perros y gatos. Traemos sólo productos exclusivos. Todo de afuera, nada nacional”, señala orgulloso Oscar Vergara, subjefe del local con seis años en este trabajo.

Arneses para pasear perros, gatos, conejos, hurones y hasta iguanas; todo tipo de suplementos alimenticios; platos en altura, para que los perros grandes no se agachen y traguen aire al comer; una variada línea de ruedas para que los hamster o erizos de tierra se ejerciten y no se estresen, son algunos de los productos estrellas de Petland. También ofrecen implementos de peluquería: “Todo tipo de cepillos, corta uñas,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (15 Kb)  
Leer 10 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com