ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

PRESUPUESTO FINANCIERO O FLUJO DE EFECTIVO


Enviado por   •  15 de Octubre de 2012  •  3.892 Palabras (16 Páginas)  •  908 Visitas

Página 1 de 16

El plan maestro debe culminar con la elaboración de los estados financieros presupuestados, que son el reflejo del lugar en donde la administración quiere colocar la empresa, así como cada una de las áreas, de acuerdo con los ‘objetivos que se fijaron para lograr la situación global. Aparte de los estados financieros presupuestados anuales, pueden elaborarse reportes financieros mensuales o trimestrales, o cuando se juzgue conveniente, para efectos de retroalimentación, lo que permite tomar las acciones correctivas que se juzguen oportunas en cada situación.

La esencia del presupuesto financiero surge de la información generada por el presupuesto de operación. Es necesario considerar que son tres grandes planes los que engloban un modelo de planeación: el plan de mercados, de requerimientos de insumos y el financiero. Los dos primeros constituyen la base para elaborar el presupuesto de operación y una vez que éste ha sido integrado, se utiliza como marco de referencia para elaborar el presupuesto financiero, que junto con el de operación, constituye la herramienta por excelencia para traducir, en términos monetarios, el diseño de acciones que habrán de realizarse de acuerdo con la última etapa del modelo de planeación estratégica analizado al inicio de este capítulo.

El presupuesto de ventas, el de costo de producción y el de gastos de operación producen el estado de resultados proyectado; en síntesis, el presupuesto de operación da origen al estado de resultados presupuestado.

El presupuesto financiero, aunado a ciertos datos del estado de resultados presupuestado, expresa el estado de situación financiera presupuestado y el estado de flujo de efectivo presupuestado.

El estado de resultados, el estado de situación financiera y el estado de flujo de efectivo presupuestado indican la situación financiera proyectada. Con estos informes queda concluida la elaboración del plan anual o plan maestro de una empresa.

El presupuesto de efectivo

El presupuesto de efectivo es multifacético: tiene mucho que ofrecer a la administración de una empresa para el desarrollo de la tarea de coordinación y conducción hacia la posición donde logre alcanzar su máximo valor. Este presupuesto es desarrollado normalmente por el tesorero de la empresa, quien depende del director de finanzas, y tiene a su cargo la administración de la liquidez de la compañía.

Se podría definir el presupuesto de efectivo como un pronóstico de las entradas y salidas de efectivo que diagnostica los faltantes o sobrantes futuros y, en consecuencia, obliga a planear la inversión de los sobrantes y la recuperación-obtención de los faltantes.

Para una empresa es vital tener información oportuna acerca del comportamiento de sus flujos de efectivo ya que le permite una administración óptima de su liquidez y evitar problemas serios por falta de ella, que pueden ocasionar hasta la quiebra y la intervención por parte de los acreedores sobre todo en una época en la cual el recurso más escaso y caro es el efectivo.

Es más fácil que una empresa quiebre por falta de liquidez que por falta de rentabilidad, lo que demuestra la importancia de una buena administración de la liquidez. Es necesario, por ende, conocer el comportamiento de los flujos de efectivo, lo que se logra por medio del presupuesto de efectivo.

La liquidez de una organización es igual a su capacidad para convertir un activo en efectivo y, en general, de contar con los medios adecuados de pago para cumplir oportunamente con los compromisos contraídos. La liquidez de una empresa está en función de dos dimensiones:

 El tiempo necesario para convertir el activo en efectivo.

 El grado de seguridad asociado con el precio al cual se realizará el activo.

El efecto del manejo y la administración de los flujos de efectivo ha sido tan grande que los informes o estados financieros se han convertido en una moda. Por ello, el estado de situación financiera era el más cotizado para los usuarios de la contabilidad en la década de los cincuenta.

En la década de 1960, el estado de situación financiera pasó a segundo plano y fue el estado de resultados el que concentró la atención de los usuarios. En cambio, en las últimas décadas siguientes ha sido el estado de flujo de efectivo el que ha unificado los intereses de los administradores de las organizaciones. Sobre todo en la presente década ha cobrado auge la relevancia de este tipo de indicador para la supervivencia de las empresas.

En el anexo I de este capítulo se muestra el formato de flujo de efectivo de acuerdo al boletín B-12 del Instituto Mexicano de Contadores Públicos y en el anexo II el formato de flujo de efectivo de acuerdo al FASB 95 de Instituto Norteamericano de Contadores Públicos publicado en 1988, que básicamente es el método de entradas y salidas conocido como método de “chequera” por su similitud para elaborarlo. Dicho método es muy interesante porque secciona las entradas y salidas de efectivo en tres rubros: operación, financiamiento e inversión, lo cual permite tener un panorama claro de los movimientos de efectivo en cada actividad, lo cual ayuda a lograr una mejor administración y evaluación del efectivo; además, elimina las partidas virtuales, que en muchas ocasiones lejos de clarificar la administración del efectivo la confunden. Este formato es obligatorio en Estados Unidos desde julio de 1988 y cada día más empresas mexicanas lo usan para su toma de decisiones.

a) Objetivos del presupuesto de efectivo.

Los objetivos que se logran al elaborar el presupuesto de efectivo son:

1. Diagnosticar cuál será el comportamiento del flujo de efectivo a través del periodo o periodos de que se trate.

2. Detectar en qué periodos habrá faltantes y sobrantes de efectivo y a cuánto ascenderán.

3. Determinar si las políticas de cobro y de pago son las óptimas, efectuando par ellas una revisión para liberar recursos que se canalizarán para financiar los faltantes detectados.

4. Determinar si es óptimo el monto de recursos invertidos en efectivo a fin de detectar si existe sobre o subinversión.

5. Fijar políticas de dividendos en la empresa.

6. Determinar si los proyectos de inversión son rentables.

b) Estrategias del efectivo.

Se recuerda que le efectivo que se desea mantener

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (24.7 Kb)  
Leer 15 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com