ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Calmar La Mente


Enviado por   •  5 de Julio de 2011  •  788 Palabras (4 Páginas)  •  762 Visitas

Página 1 de 4

Calmar la mente

Liga para ver el video

http://www.youtube.com/watch?v=DNG-0cmtZjo&feature=player_embedded

En el diagrama que representa el desarrollo del shi-né, hay un elefante que simboliza la mente del meditador. Una vez que el elefante es domado, nunca vuelve a desobedecer a su maestro volviéndose útil para desarrollar numerosos trabajos.

Lo mismo se aplica a la mente. Más aún, un elefante salvaje y sin domar es peligroso causando a menudo una terrible destrucción.

De la misma manera, una mente que no ha sido entrenada puede causar cualquiera de los sufrimientos de los seis reinos.

En la base del diagrama, el desarrollo de la concentración del elefante es totalmente negro. Esto se debe a que en la etapa inicial de desarrollo del shi-né el letargo mental permea la mente.

En frente al elefante hay un mono que representa la agitación mental. El mono no puede quedarse quieto ni siquiera un momento y siempre está charlando y con alguien, siendo atraído por cualquier cosa.

El mono conduce al elefante. En este estado de la práctica la agitación mental guía a la mente hacia todos lados.

Detrás del elefante sigue el meditador, quien trata de obtener control de la mente.

En una de sus manos sostiene un lazo simbolizando la atención y en la otra un garfio simbolizando el estado de alerta.

En este estado el meditador no tiene control sobre su mente. El elefante sigue al mono sin prestar la más mínima atención al meditador.

En la segunda etapa el meditador ha casi alcanzado al elefante.

En la tercera etapa el meditador lanza el lazo sobre el cuello del elefante. El elefante mira hacia atrás, simbolizando que aquí la mente está un poco controlada por el poder de la atención. En esta etapa un conejo aparece sobre el lomo del elefante. Este es el conejo del letargo mental sutil, el cual antes era muy sutil como para ser reconocido pero que ahora es obvio para el meditador.

En estas etapas tempranas tenemos que aplicar la fuerza de la atención más que la fuerza de la aplicación atenta puesto que la agitación tiene que ser eliminada, antes de poderse eliminar el letargo.

En la cuarta etapa el elefante está bastante más obediente. Muy raramente tiene que recibir el lazo de la atención.

En la quinta etapa el mono va detrás del elefante quien en forma sumisa sigue el lazo y el garfio del meditador.

La agitación mental no perturbará más la mente en forma pesada.

En la sexta

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (4.9 Kb)   pdf (74.7 Kb)   docx (10.3 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com