ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Depresion Y Ansiedad Infantil


Enviado por   •  26 de Mayo de 2012  •  1.835 Palabras (8 Páginas)  •  612 Visitas

Página 1 de 8

Depresión y ansiedad infantil

1. Depresión infantil

Durante un largo período de tiempo la comunidad científica, por estrictas razones teóricas, sostenía que la Depresión Infantil no existía. Sin embargo, en el mundo real existían niños deprimidos y algunos clínicos empezaron a revelarse contra la ortodoxia que vetaba la posibilidad de su existencia. Esto empezó a ocurrir hacia los años 40 en distintos campos de la psicología aplicada, y comenzaron a aparecer estudios relacionados con la depresión infantil, bajo los nombres de Akerson (1942); Spitz (1945); Bowlby (1951), entre otros.

La depresión infantil puede definirse como una situación afectiva de tristeza mayor en intensidad y duración que ocurre en un niño. Se habla de depresión mayor, cuando los síntomas son mayores de 2 semanas, y de trastorno distímico, cuando estos síntomas pasan de un mes.

Los partidarios de una depresión infantil específica se ubican en dos tendencias, a saber: los evolucionistas, que opinan que la depresión infantil se va transformando según la época evolutiva de la vida del niño en la que se presenta, sostienen pues la existencia de una DI Evolutiva, y aquellos que sostienen la existencia de la depresión infantil con una sintomatología propia, no equiparable a la del adulto, especialmente relacionada con problemas de conducta, de allí el nombre de DI Enmascarada, puesto que muchos profesionales equivocan su diagnóstico.

Existen varios marcos teóricos que intentan explicar el origen de la depresión infantil: Conductual: a través de la ausencia de refuerzos, deficiencia de habilidades sociales y acontecimientos negativos ocurridos en la vida del niño.

• Cognitivo: la existencia de juicios negativos, experiencias de fracasos, modelos depresivos, indefensión aprendida, ausencia de control, atribuciones negativas.

• Psicodinámico: en relación a la pérdida de la autoestima (del yo-según Freud), y la pérdida del objeto bueno.

• Biológico: por una disfunción del sistema neuroendocrino (aumentan los niveles de cortisol y disminuye la hormona de crecimiento), por una disminución de la actividad de la serotonina (neurotransmisor cerebral), y por efecto de la herencia.

Depresión se puede describir como el hecho de sentirse triste, melancólico, infeliz, abatido o derrumbado. La depresión clínica es un trastorno del estado anímico en el cual los sentimientos de tristeza, pérdida, ira o frustración interfieren con la vida diaria durante un período de tiempo prolongado.

1.1 Síntomas

• Estado de ánimo irritable.

• Pérdida de placer en actividades habituales.

• Dificultad para conciliar el sueño o exceso de sueño.

• Cambio grande en el apetito, a menudo con aumento o pérdida de peso.

• Cansancio y falta de energía.

• Sentimientos de inutilidad, odio a sí mismo y culpa.

• Dificultad para concentrarse.

• Movimientos lentos o rápidos.

• Inactividad y retraimiento de las actividades usuales.

• Sentimientos de desesperanza y abandono.

• Pensamientos repetitivos de muerte o suicidio.

En el caso de los niños es posible que los niños deprimidos no tengan los síntomas clásicos de la depresión en los adultos. Las características principales en ellos son:

• Cambios en el rendimiento escolar.

• Dificultades para conciliar el sueño o exceso del mismo.

• Cambios en el comportamiento.

La depresión a menudo se transmite de padres a hijos; esto puede deberse a los genes (hereditaria), comportamientos aprendidos en el hogar o ambos. Incluso si los genes hacen que una persona sea más propenso a presentar depresión, un hecho estresante o infeliz en la vida generalmente desencadena esta afección. Muchos factores pueden causar depresión, como:

• Alcoholismo o drogadicción

• Afecciones y tratamientos médicos, como: ciertos tipos de cáncer, dolor prolongado, problemas para dormir, medicamentos esteroides, baja actividad de la tiroides (hipotiroidismo)

• Situaciones o hechos estresantes en la vida, como:maltrato o rechazo, ruptura de relaciones, muerte de un amigo o familiar, divorcio de los padres

Posibles complicaciones:

• Drogadicción, alcoholismo y tabaquismo.

• Efectos sobre el desempeño escolar y las relaciones interpersonales.

• Otros problemas de salud mental, como trastornos de ansiedad.

• Suicidio en adolescentes.

• Violencia y comportamiento imprudente.

1.2 Tratamiento

• Tratamiento complementario por parte de un médico

• Psicoterapia

• Medicamentos antidepresivos (posiblemente)

El primer medicamento que se ensaya normalmente es un tipo de antidepresivo llamado inhibidor selectivo de la recaptación de la serotonina (ISRS). Fluoxetina (Prozac) y escitalopram (Lexapro) son los únicos aprobados por la FDA para tratar la depresión mayor en adolescentes (edades de 12 a 17 años). La fluoxetina también está aprobada para niños de 8 años en adelante.

Los niños y los adolescentes que toman medicamentos deben asistir a control con un médico en busca de efectos secundarios. Los padres o cuidadores deben estar atentos a pensamientos o comportamientos suicidas, nerviosismo, agitación, irritabilidad, malhumor o insomnio que estén empeorando. La psicoterapia es un buen espacio para hablar de sus sentimientos y preocupaciones y aprender formas de manejarlos. La terapia cognitiva conductista le enseña a las personas deprimidas formas de combatir los pensamientos negativos. Esto hace que estas personas sean más conscientes de sus síntomas, les ayuda a conocer qué es lo que hace empeorar su depresión y les enseña habilidades de resolución de problemas. La terapia de familia puede ser de ayuda si el conflicto de familia está contribuyendo a la depresión. El apoyo de la familia

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (12.6 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com