ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Psicologia evolutiva “Mi vida Biopsicosocial”


Enviado por   •  3 de Enero de 2019  •  Tareas  •  1.037 Palabras (5 Páginas)  •  24 Visitas

Página 1 de 5

Ensayo de Psicología Evolutiva

Nombre: Angie Andino

Fecha: 23/08/18

Tema:                             “Mi vida Biopsicosocial”

Mi nombre es Angie Lilibeth Andino Pérez, nací el 04 de enero de 1998, en la ciudad de Zamora, soy la hija de en medio de dos hermanos, mi nacimiento fue muy esperado debido a que era la primera nieta, del matrimonio de Julio Andino y Lucía Pérez, fue un sábado en la noche cuando mi madre de 24 años tuvo por segunda ocasión sus contracciones, aproximadamente a las 7 h00, en ese preciso momento mi padre se apresuró y llevo a mi madre, según comenta mi madre, en la sala de partos mi padre se desmayó de la “emoción”, mi madre fue atendida en su labor por mi abuelita, ella tomo mis signos vitales, nací  pesando aproximadamente 3,500 kilogramos, con una talla de 48,3 cm y la medida de mi craneoencefálico fue de 34,1cm, demostrando un estado óptimo dentro de la normativa. Comencé a gatear a los 7 meses y posteriormente comencé a dar mis primero pasos cuando tenía tan solo 10 meses, desde entonces empecé una nueva etapa mi vida, ya hablando, primero empezando por soniditos guturales, balbuceos, hasta pronunciar papa, desde mi nacimiento hasta los 3 años viví en la casa de mis abuelitos, cuando inicie el jardín me mude, a una casa cerca del río, en ese tiempo, ya en el contexto escolar, por las muchas fotos , la pase genial, jugando, corriendo, incluso recuerdo un poco del cumpleaños de mi amiga, al principio mi madre me comenta que era no quería ir pero luego comencé a socializar rápidamente que luego no quería ir a casa, en segundo grado, recuerdo que hice más amiguitas, y pasa todo el día en la escuela jugando porque nos daban el almuerzo e incluso hacíamos los deberes en el grupo, era mi madre es especial la que recogía para ir a casa, porque mi padre lo veía solo en la noche, en casa mi madre se encargaba de  cuando entre a tercero año de primaria, y había crecido unos cuantos centímetros pero era muy baja en comparación de mis compañeras, por lo que siempre era la que iba adelante, así mismo recuerdo que batalle en aprender las tablas de multiplicar, que incluso tuve que tomar clases extras, en casa la situación se volvió más animada por la venida de mi segundo hermano, recuerdo que pases unos días como mi abuelita y un fin de semana vi a mi madre que traía en brazos a un bebe, al principio se me hizo muy difícil aceptar a mi hermano, pero luego llegue a tenerle cariño, lo cuidaba y ayudaba a bañar, la relación con mi hermano mayor era muy buena, me incluía en los juegos con sus amigos, y la mayor parte jugaba como mis primos mayores, porque vivían enfrente, eran en las noches cuando esta actividad lúdica estaba presente hasta las altas horas como eran, jugar a las congeladas, las bases, los países, las escondidas, la rayuela, la soga, etc, mi primos más pequeños al igual que yo a veces éramos los vendidos, lo que jugaban pero no seguían las reglas del juego, en séptimo grado, a los 12 años tuve que adaptarme a un nuevo grupo de trabajo, mis amigas se encontraban en el B, sin embargo los recreos era la tiempo de nuestros cuchicheos, también tuvo una nueva maestra, que no me gustaba mucho su forma de enseñar, era muy estricta en todo y enojona, que cuando le ponían atención nos lanzaba el borrador, al final del año fue muy triste porque la mayor parte de mis compañeras habían elegido otro colegio, el cual no me gustaba,  en la etapa de la adolescencia, el primer día de clases en el colegio a los 13 años me sentí desconcertada, y un poco angustiada, que mi madre tuvo que ir a dejarme, cuando conocí mi aula había mucho hombres, lo cual al principio no interactúa mucho con ellos ya que antiguamente mi grupo era unisexuado, el sistema era muy diferente, tenía diferentes profesores para cada  materia, y los deberes eran uno tras otro, esto hizo que sea mas organizada y que planifique más mis actividades, así mismo mi grupo de amigos fue cambiando al pasar cada año, unos se quedan atrás y otros estaban en diferentes paralelos, en el trascurso muchos de ellos se volvieron importantes en mi vida, puesto que de alguna forma influyeron en mí, ya no era la típica niña que seguí las reglas, recuerdo que a veces no íbamos a clases, nos fugábamos, y fue ahí primera experiencia en el consumo de alcohol, ya comenzaba a ir a fiestas, aunque mis padres no eran muy permisivos, también tuve mi primer novio, al llegar a mi casa, en mi mochila encontré una manilla que decía mi nombre y una nota que decía quieres ser mi novia, me sorprendió mucho saber quién era la persona ya que yo pensé que no le agradaba, ese año fue el mejor, me sentía más animada, confiada, el apoyo mutuo de mis amigos y amigas me llevó a superar varias situaciones, a medida que avanzaba años superiores nuestra perspectiva del mudo comenzaba a cambia ya teníamos que elegir o saber a qué nos dedicaríamos el resto de nuestra vida, para mí fue muy difícil el tema, ya quería hacer muchas cosas, muchos sueños, por lo que decide conocer profesionales para que me contaran de su actividad profesional,  a los 17 me había decido en ser médico o psicóloga, que cuando recibí la noticia de un cupo para la carrera de psicología estaba muy contenta, y aun lo estoy, aunque al principio fue muy duro el adaptarme a otra ciudad la cual no estaban mis padres o un familiar cerca, tuve que ser más responsable, y me ayudo saber que no soy la única que está pasando la situación, espero que un futuro puedo acabar mi carrera y estoy haciendo todo lo posible para lograrlo, aún tengo muchos sueños  que me he planteado y que espero lograrlo…..

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (5.6 Kb)   pdf (70.4 Kb)   docx (122.3 Kb)  
Leer 4 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com