ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

ASPECTOS GENERALES DE LA TÉCNICA PSICOANALÍTICA


Enviado por   •  25 de Febrero de 2016  •  Ensayos  •  1.468 Palabras (6 Páginas)  •  147 Visitas

Página 1 de 6

ASPECTOS GENERALES DE LA TÉCNICA PSICOANALÍTICA

El proceso

La tarea del análisis consiste en hacer lo inconsciente accesible a lo consciente, lo que se logra venciendo las resistencias que se oponen a ello.

Freud equiparó el análisis a un juego de ajedrez, en donde se conocen las reglas de las etapas iniciales y finales del juego, que son iguales para todos los jugadores, pero que difieren, sin excepción, en la larga, desconocida y personal etapa intermedia que, a menudo se va forjando en el camino.

Durante el proceso analítico en sí, y después de la historia clínica, el análisis  trabaja con los datos que el paciente va produciendo verbalmente.

En la transferencia del paciente con el analista y también con sus allegados aparecen resistencias a recordar y a dejar de repetir y son tratadas con interpretaciones que, al comunicarlas al paciente, le ayudan a concientizar lo reprimido, es decir, a recuperar, para el manejo consciente, el conflicto en que se encuentra atrapado en lo inconsciente y que produce conductas repetitivas anacrónicas.

Características del consultorio

Basta con un mobiliario que facilite la comodidad del intercambio verbal entre el analista y los pacientes.

Iluminación. Una luz demasiado tenue o demasiado brillante se nota más que una luz ordinaria, sobresale y añade un estímulo innecesario para el trabajo del analista y del paciente.

Espacio. Un espacio muy pequeño que sólo permita un intercambio muy cercano para la vista y para el oído encima a unas personas con otras,  disminuye la libertad física y esto interfiere con la comodidad que se requiere  para que el paciente se sienta sin tensiones innecesarias, no creadas por el, y que interfieran con el fluir de las asociaciones. Existe una distancia óptima para que se de un intercambio eficiente entre dos personas solas en un cuarto, especialmente cuando una de ellas, en este caso el paciente, está intentando expresar problemas que han trascendido su desarrollo emocional.

Mobiliario. Es parte del espacio. Debe ser tan discreto y funcional como sea posible y no debe introducir estímulos extra clínicos al consultorio. Es aconsejable que el analista arregle su consultorio de manera que se sienta en su medio profesional, con todo lo agradable que pueda ser, añadiendo objetos que le produzcan bienestar y le den al consultorio una atmósfera de amabilidad, no de un lugar desértico ni de un lugar adornado.

Ruido. El cuidado de que el silencio del consultorio no sea perturbado por el ruido es aquí de doble vía, que podamos oír y que no nos oigan. El analista no trabajaría tranquilo si sabe que lo que dice el paciente puede ser escuchado en la sala de espera, por otros pacientes o por los parientes del paciente.

Nivel y tipo de lenguaje para comunicarse        

El lenguaje con que se comunican los pacientes es verbal y corporal. El analista debe comunicarse, hasta donde le sea posible, sólo con lenguaje verbal, veamos: Los pacientes deben comunicarse con sus palabras ordinarias. Sus gestos y movimientos naturales también comunican, si aprendemos a leerlos, pero resulta más efectivo el intercambio cuando los pacientes aprenden a comunicarnos sus asociaciones especialmente con palabras y con su vocabulario ordinario.

El nivel del lenguaje en el que debemos comunicarnos, así como los nuevos niveles que se vayan alcanzando, nos lo va a señalar el paciente.

El lenguaje corriente, de uso común, incluyendo las groserías, vulgaridades u obscenidades, resulta mas efectivo para hacer un contacto cercano con las emociones que un lenguaje refinado. Pero no se trata de propiciarlo sino de permitir que se manifieste naturalmente.

Actitud general del analista

Lo que debe influir en todo momento en la actitud del analista cuando está trabajando frente a un paciente, es recordar, y tomar en cuenta a Freud y a los grandes escritores, que son grandes y los admiramos porque lo que dicen ya lo habíamos pensado nosotros, aunque sin tal claridad, por eso nos iluminan. Nuestro trabajo con los pacientes no es el de inventar sino el de descubrir lo que existe tal como existe

Contrato

Parte del contrato son asimismo las formulaciones administrativas: el horario y su frecuencia; los honorarios, la forma de pago: por semana o por mes de acuerdo con lo que sea conveniente para los dos, y el pago de las sesiones a las que el paciente falte; lo importante es que aunque estos procedimientos son administrativos, son parte del intercambio personal y así van a coincidir o a chocar con la historia educacional, socioeconómica, política, etc., del paciente y nos importa aclarar las emociones del paciente y el manejo que él les da. El analista procura que aunque se trate  de la parte administrativa, se maneje como algo natural, no impersonal y obsesivo.  No es un mandato, es una prescripción.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9 Kb)   pdf (80.3 Kb)   docx (11.6 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com