ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

De la casa de Dios a la Casa del Hombre

Ensayos : De la casa de Dios a la Casa del Hombre. Ensayos de Calidad, Tareas, Monografías - busque más de 2.754.000+ documentos.

Enviado por   •  2 de Febrero de 2018  •  Ensayos  •  1.498 Palabras (6 Páginas)  •  22 Visitas

Página 1 de 6

“Pero ¿es verdad que Dios morará sobre la tierra? He aquí que los cielos, los cielos de los cielos, no te pueden contener; ¿cuanto menos esta casa que yo he edificado?”1Reyes 8:27

Este pasaje de la Biblia habla del momento en que el rey Salomón dedica el templo de Jerusalén, reconociendo ante Dios y el pueblo la grandeza de Dios y la incapacidad humana de comprender esa grandeza. Ese mismo Templo seria durante poco más de un milenio el centro de la vida del pueblo de Israel, seria la casa de Dios, alrededor de la cual se desarrollaría la casa del hombre.

Para los antiguos era mucho más palpable e importante la trascendencia del hombre como parte de una armónica creación divina, y era claro para ellos que, aunque desconocida, la vida eterna existía, y que la vida en esta tierra no era mas que un pequeño suspiro comparado con la inmensidad de la “otra vida”.

La vida espiritual, o la consciencia de esa vida, se traducía en los muchos aspectos de la vida cotidiana de las diferentes culturas que pudimos analizar a través de las exposiciones, y entre estos aspectos, la vivienda se veía así mismo tocada por este factor espiritual.[pic 1]

Desde el urbanismo de estas grandes culturas, donde los elementos religiosos tomaban un peso y una significación aún mayor que la que tenían sus gobernantes, vemos como Dios, estaba presente en la vida de estas personas, su casa, la de Dios, era la ciudad misma, y dentro de cada vivienda existía un lugar para esa comunión con el reino espiritual.[pic 2]

Era la vida eterna la que dictaba muchas de las costumbres, hábitos y elementos primordiales de estas culturas en su vida terrenal. El altar, los ídolos y los espacios colectivos de orden sagrado o ceremonial estaban patentes en cada paso que la arquitectura daba, y muchas veces era responsabilidad del arquitecto ser ese “sacerdote” que ponía en contacto al hombre con Dios a través de la arquietctura.

En términos de la vivienda, era el hombre común quien debía propiciar ese espacio en el interior de su casa, un pequeño pero trascendental espacio donde el hombre, como en el fresco de Miguel Angel, tocaba el dedo de Dios dentro de su pequeñez y aparente insignificancia.

En este ejemplo de la vivienda Egipcia, antes que el espacio de habitación se encontraba el espacio de culto, donde de una manera ritual, para pasar a la vida humana había que pasar por la vida espiritual, en ese simbólico paso del exterior, al recibo, al altar y de allí a las habitaciones, la cocina, terraza, depósitos, etc.[pic 3][pic 4]

En muchos casos el espacio de culto era el centro de la vivienda, y era también el centro de actividades comunitarias. Para los incas, la “guaca” era el elemento que generaba sus lazos familiares, era la representación de esos seres que estaban mas alla de la existencia terrenal pero que buscaban la manera de seguir en contacto con ellos a través de manifestaciones físicas, y eran esas manifestaciones las que se acogían dentro de sus agrupaciones de vivienda permitiéndoles de igual manera tener una puerta, o mas bien una ventana que les permitia mirar mas alla de esta pasajera existencia. [pic 5]

Este ensayo habla del cambio de la casa de Dios a la casa del hombre, pero después de ver los diferentes temas de los que se hablaron en las exposiciones y de las reflexiones hechas en las clases de seminario me atrevería a asegurar que lo que cambio no fue la casa, sino el dios para el que se construía esa casa.

En la antigüedad ese dios era esa figura suprema, creadora, generadora de fuerzas mas allá de la comprensión del hombre, era el dador de la vida y el que daba orden a un universo vasto e incontenible, pero poco a poco ese dios fue desplazado por nuevos dioses, dioses creados por la creatura, dioses como el conocimiento, el poder, la avaricia, el orgullo y muchos otros mas; para estos, el hombre comenzó a transformar su vida, sus ciudades, sus viviendas y su entorno, aun hoy, seguimos creando nuevos dioses, y siguen habiendo manifestaciones físicas de su poder, pero como se podía esperar de un dios creado por mano de hombre, su vida es tan larga como la de su creador.

Por que digo esto? Pensando en la vivienda victoriana, que fue mi tema de exposición, y al compararlo con muchas otras de las temáticas del curso, veo que la vida del hombre se empieza a desarrollar en función de otras cosas que fueron (o fuimos?) entronando como a un dios, en el gotico, el poder papal se convierte en un dios sobre el cual los hombres relacionados con ese poder construyen ciudades y transforman el hábitat del hombre, la gran catedral gotica se convierte en ese lugar que es centro de la actividad del hombre de ciudad y empieza a cambiar la manera en que el hombre se relaciona con Dios, ya no es un Dios alcanzable y amigable, sino que se convierte en el Dios castigador, inalcanzable, que se manifiesta al hombre a través de los poderosos y escogidos “lideres” de la sociedad; en la revolución industrial, la maquina se transformo en nuestro dios, era nuestro sustento, el dador de vida (una vida mas rápida, ágil y productiva) y en base a ella se transformaron nuestras ciudades y nuestras viviendas, basta con ver una imagen del Londres post-industrial y compararla con una imagen de las antiguas culturas y sabremos de primera mano para quien se pensaron esas ciudades.  Mas adelante al ver la crisis que la industria genero a nivel ambiental, se pone en el trono a la naturaleza, nacen las ciudades jardín y todo lo que implican ellas para la vivienda, nace una cultura ambientalista que aun hoy trasciende, y asi sucesivamente vamos creando y destruyendo dios tras dios, y a cada uno le damos su espacio y su manifestación en la ciudad y la vivienda. Hoy en dia entronamos el estatus, el poder, el dinero, y lo reflejamos en nuestra manera de vivir: viviendas mas ostentosas, con mas electrodomésticos, con mejores acabados, que muestren al que la visita quien soy yo; el automóvil, la tecnología y los elementos que demuestran la existencia de estos dioses transforman nuestro hábitat; ciudades pensadas para los autos, para los grandes centros financieros, para las multitudes, los espectáculos de moda, etc, aún viviendas pensadas para los autos, para el computador, para el plasma de 42” y el home teather.[pic 6][pic 7]

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (8.8 Kb)   pdf (517 Kb)   docx (629.9 Kb)  
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com
Generador de citas

(2018, 02). De la casa de Dios a la Casa del Hombre. ClubEnsayos.com. Recuperado 02, 2018, de https://www.clubensayos.com/Religión/De-la-casa-de-Dios-a-la-Casa/4266077.html

"De la casa de Dios a la Casa del Hombre" ClubEnsayos.com. 02 2018. 2018. 02 2018 <https://www.clubensayos.com/Religión/De-la-casa-de-Dios-a-la-Casa/4266077.html>.

"De la casa de Dios a la Casa del Hombre." ClubEnsayos.com. ClubEnsayos.com, 02 2018. Web. 02 2018. <https://www.clubensayos.com/Religión/De-la-casa-de-Dios-a-la-Casa/4266077.html>.

"De la casa de Dios a la Casa del Hombre." ClubEnsayos.com. 02, 2018. consultado el 02, 2018. https://www.clubensayos.com/Religión/De-la-casa-de-Dios-a-la-Casa/4266077.html.