ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

EXPLICACIÓN PADRE NUESTRO


Enviado por   •  24 de Agosto de 2011  •  681 Palabras (3 Páginas)  •  667 Visitas

Página 1 de 3

“Padre nuestro …”

Me

emociona saber que en el idioma original esta frase puede traducirse

como “Nuestro papito”, algo que aprendí de Donaldo. Algunas veces uso

esta expresión de cariño cuando oro en público. Dios quiere envolvernos

con sus brazos y darse a conocer para que crezcamos espiritualmente, al

igual que un padre terrenal sostiene a su hijo sobre sus rodillas y

lleva la cuchara hasta su boca.

“… en los cielos, santificado sea tu nombre”.

Nuestro Padre “vive” en el cielo. Él es el centro del universo. Sostiene los

planetas y supervisa cada ley natural que gobierna la vida en este

pequeño punto azul y blanco que llamamos Tierra. Él está por encima y

más allá de todos los padres terrenales, y sin embargo podemos entrar

en comunión con él. “Vengan, pongamos las cosas en claro, dice el

Señor” (Isa. 1:18, NVI).

Nuestras mentes se esfuerzan por comprender qué privilegio es estar en comunión con el Creador del universo. Y por ello, cuando ingresamos a su casa, lo hacemos con reverencia, porque esperamos ansiosamente que su voz suave y apacible hable a nuestra conciencia.

“Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra”.

Jesús describe el reino de nuestro Padre cuando dice: “El que quiera hacerse

grande entre vosotros, será vuestro servidor; y el que de vosotros

quiera ser el primero, será siervo de todos” (Mar. 10:43, 44).

Debemos preguntarnos si nos estamos preparando diariamente para vivir en ese

reino. Al prepararnos para asistir a la iglesia cada sábado de mañana,

nuestra actitud debiera ser: “Padre, muéstrame cómo servir a otra

persona en el día de hoy”. Nuestros oídos deberían estar listos para

escuchar con simpatía, nuestras lenguas preparadas para hablar con

amabilidad, y nuestras manos para brindar un toque reconfortante. Si

nuestra actitud es amar a otros antes que a nosotros mismos, hay buenas

probabilidades que se haga la voluntad de nuestro Padre en esta tierra.

“El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy”.

Cada día nos fortaleceremos con alimento espiritual de manera de compartirlo

con los que veamos a lo largo del día. Al mirar el menú espiritual del

día cada sábado de mañana, no daremos vuelta la cara en caso que este

no parezca satisfacer nuestras necesidades inmediatas.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (4.6 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com