ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Pecado original, libre albedrío y reconciliación


Enviado por   •  28 de Junio de 2020  •  Trabajos  •  881 Palabras (4 Páginas)  •  73 Visitas

Página 1 de 4

Pecado original, libre albedrío y reconciliación

El pecado original para los cristianos es el pecado que todos los hombres llevamos desde el primer acto de traición a Dios que ejercimos, desde ese momento todos los seres humanos somos susceptibles a caer en los males, los cuales se dan dentro de nuestro libre albedrío.       Es muy fácil relacionar esas teorías con el libro del conocido filósofo francés Jean Paul Sartre, “La náusea” donde en resumen habla  que la desgracia humana viene generada por la libertad, una libertad que le genera esa extraña sensación similar a la de una náusea ya que debido a ella somos susceptibles a todos los males. Este libro es bastante similar y relacionado con el libre albedrío debido a que por éste podemos entrar en pecado. El pecado, el libre albedrío y la reconciliación parten de esa discusión

Nuestra vida no es una náusea, el libre albedrío no tiene nada de malo. El hecho de tener libertad nos hace cada vez más humanos, nos hace valernos por nosotros mismos y tener sentido de responsabilidad, nos hace poder llegar al creador por nuestros propios actos libres, es decir nos hace cometer actos humanos. Pero en este punto podemos hacer una clara distinción de actos humanos y actos del hombre en donde podemos ver que los actos del hombre no tienen responsabilidad, por lo tanto no tienen libertad. Una particularidad de los actos del hombre es que son actos puramente buenos por lo tanto podemos concluir que los pecados se originan siempre y cuando sean actos humanos, es decir, con libertad o mejor llamada libre albedrío. Es imposible que un hombre no comenta errores ni males pero es importante saber que cada uno va formando su vida y podemos llegar a estar con Dios o sin él.

El libre albedrío desde mi punto de vista se da en los actos humanos los que están llenos de libertad, donde el pecado original tuvo sus repercusiones y nos ha hecho ser susceptibles a éste mal desde la traición hacia Dios.                                                                                                       En nuestra vida podemos estar en dos estados, estar con Dios o sin él. En el segundo estado podemos decir que estamos en pecado y alejados del bien por lo tanto somos susceptibles al mal y desde ahí podemos ocasionar actos perjudiciales para nuestra sociedad y alejarnos de nuestro último fin que es llegar a nuestro origen, a nuestro creador.

La reconciliación para los creyentes se da en el acto en que Dios encarnado muere en la cruz intercediendo en la reconciliación con el padre y asi librarnos a todos del pecado original mediante el acto del bautizo. Ese acto de fe realizado por Jesús es muy fácil de ver en nuestros actos del hombre, es decir a los que hacemos inconscientemente y no tenemos libertad. Un claro ejemplo se da en el hecho de soñar, uno nunca hace daño ni perjudica soñando; lo mismo se da en el hecho de digerir los alimentos ese acto no puede ser malo por ningún motivo. Por lo tanto desde mi punto de vista puedo concluir que la reconciliación y el hecho de que nos libráramos del pecado original tuvo influencia en los actos del hombre, en los privados de libertad.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (4.5 Kb)   pdf (32.9 Kb)   docx (8 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com