ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Como Empezar Un Ministerio De Consejeria Cristiana


Enviado por   •  9 de Julio de 2011  •  1.955 Palabras (8 Páginas)  •  1.187 Visitas

Página 1 de 8

"Si alguno anhela obispado, buena obra desea." 1 Timoteo 3:1

6. Ministerio de Consejería

Cómo empezar un ministerio de consejería cristiana por el Reverendo Gilberto Abels

La consejería cristiana es un ministerio de librar a las personas de las ataduras emocionales que les impide la felicidad y una vida victoriosa en Cristo. En el momento de recibir la salvación, Jesucristo nos perdona nuestros pecados y los echa al fondo del mar. Sin embargo, en muchas personas, quedan lastimaduras emocionales que necesitan ser sanadas. Esto también es parte del proceso de crecimiento espiritual y un gran paso hacia la santidad. El consejero cristiano es el instrumento de Dios para la liberación emocional y para encaminar al creyente hacia una vida plena en donde puede ser de bendición para otros.

En breve, se puede explicar la necesidad de la consejería de esta forma. El ser humano está constituido de una trinidad - espíritu, alma y cuerpo. El espíritu es la parte que necesita a Jesucristo como salvador, el cuerpo es la parte física que se puede enfermar, y el alma es la parte emocional. Con el espíritu sentimos la culpa y buscamos el perdón de Dios. Con el cuerpo sentimos el dolor físico y nos vamos con el médico a ser tratados. Pero, el alma también se lástima en lo emocional, pero no es siempre tan obvio, y pocas veces se busca solución, pero el daño existe. Cuando algo nos lastima emocionalmente decimos que nos duele hasta el alma. Más, sin embargo es de suma importancia buscar ayuda para esta parte de nuestra vida que no solamente nos daña a nosotros, sino también a los que nos rodean. Alguien con daños emocionales no puede ser efectivo en su vida cotidiana como padre o esposo, ni tampoco en el trabajo, y mucho menos en la obra de Dios - porque no lleva una vida feliz. Uno puede haber recibido a Cristo y amar a Dios, pero si sus problemas emocionales no están resueltos, no puede dar un buen testimonio. No olvidemos el deseo real de Dios en nuestras vidas, de que seamos plenamente felices. "El ladrón viene para hurtar y matar y destruir; yo (Jesús) he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia." Juan 10:10 Utilice esta explicación con personas religiosas que dudan de la eficacia de la psicología y que todavía no aprecian el ministerio de la consejería cristiana.

El consejero ministra a muchos tipos de personas con diferentes problemas. Muchos creyentes que nunca irían con un psicólogo, piden ayuda del consejero cristiano. Muchos inconversos que nunca se acercarían a un pastor evangélico, hablan de sus problemas con el consejero cristiano. De igual manera, muchos hermanos en Cristo comparten experiencias de sus vidas con el consejero cristiano, que les daría pena confesar a su ministro. No se limite de trabajar con personas de un solo sexo, ni de una sola religión. Como se ve, el consejero cristiano está en una posición muy especial para ayudar y ministrar.

Las personas vienen con el consejero cristiano comúnmente con problemas matrimoniales, con problemas en la relación padres-hijos, porque están sufriendo ansiedades o la depresión, y más veces de lo que quisiéramos reconocer porque hayan sido víctimas del abuso sexual o incesto en la adolescencia y no pueden superar las consecuencias emocionales en la adultez. Algunos consejeros se especializan en ayudar a la gente recuperarse del alcoholismo y drogadicción.

Sinceramente, para ser un buen consejero se necesita "entender la vida" y "no sorprenderse de nada." Se necesita comprender la vida de los jóvenes, la vida conyugal y poder hablar libremente del sexo. No digo que uno tiene que haber vivido los problemas para conocer la solución, pero si es a su favor tener edad y haber vivido algunas experiencias en la vida. En este trabajo, la experiencia si vale mucho. Después de todo, el trabajo del consejero cristiano es enseñarle a la gente como vivir, para que puedan tomar decisiones de acuerdo a la voluntad de Dios. La gente se educa y se madura con su consejero.

Ahora, la consejería cristiana no se debe confundir con el trabajo de discipulado o de dar estudios bíblicos. Eso sería ignorar el asesoramiento psicológico que se da. La consejería cristiana es terapia apoyada con la Palabra de Dios. Para ser un buen consejero cristiano hay que educarse en la psicología y en los problemas reales de la gente. Precisamente con este fin fue hecho el directorio de consejería www.psicologiapopular.com. Lee los artículos - cientos de artículos - y usted se educará en los aspectos prácticos de la psicología, útiles para la consejería.

Para empezar su ministerio de consejería, hay que conseguir personas que necesitan asesoramiento. Usted necesita promover su ministerio para conseguir pacientes.

1. Prepare tarjetas de presentación con su nombre, número de teléfono y el hecho de que eres miembro del (una asociación ministerial o profesional).

2. Vaya con los pastores del pueblo y explíqueles su ministerio. Pídales la oportunidad de hablar ante la femenil, el varonil, los jóvenes, etc. Ofrezca hablar sobre temas candentes como: "Cómo vencer la depresión", "Cómo prevenir el abuso sexual en los niños" y "Cómo ser buenos padres". Use los artículos dewww.psicologiapopular.com para preparar las pláticas.

3. Busque a líderes de estudios bíblicos en hogares y de grupos sociales de mujeres, y ofrezca dar una plática. Siempre y en todas partes, reparta sus tarjetas de presentación a todos presentes.

4. Si en su localidad se presentan programas cristianos en la radio o la televisión solicite una entrevista. Hable sobre la necesidad de estar sanos emocionalmente para poder servir a Dios como buenos padres, esposos, etc. No pague por la entrevista - que le inviten.

5. Más adelante, si usted es bueno para escribir o dar pláticas, puede poner estos por escrito en un libro o grabarlos en casete y venderlos en sus presentaciones.

6. Usted puede poner una página internet con unos artículos publicados por usted mismo. El fin no es para conseguir

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (11.9 Kb)   pdf (91.7 Kb)   docx (13.3 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com