ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

CANDIL DE LA CALLE Y OSCURIDAD DE LA CASA… Verdaderos Retos Del Sistema Educativo En América Latina


Enviado por   •  1 de Marzo de 2013  •  1.227 Palabras (5 Páginas)  •  382 Visitas

Página 1 de 5

Desde luego es bien sabido (o bien supuesto) que la misión de la educación, particularmente de la educación pública es propiciar condiciones de justicia, equidad y verdadera democracia que permitan habitar en un estado de legalidad y dignidad humana, desarrollarse plenamente a los individuos teniendo la oportunidad de explotar sus potenciales. En América Latina algunos de los logros más celebrados por la sociedad son precisamente la Educación Popular, la libertad de enseñanza y la desaparición del monopolio religioso, mismos que no han podido hasta el momento garantizar bienestar siquiera en forma somera, considerando el sinnúmero de personas que no cuentan siquiera con satisfactores básicos, mucho menos con servicios: en 2010 sólo el 33.8% de la población contaba con servicio de salud (INEGI 2010) que decir de la educación de CALIDAD, cuando ni la cobertura en menores de 14 años ha alcanzado el 100%. Todo queda en simple legislación y constantes reformas con más propósitos electoreros que con un interés legítimo por los de a pie.

En el caso de México, nuestra base legal suprema: el Articulo 3° de la Carta Magna reza en su párrafo segundo: “La educación que imparta el estado tenderá a desarrollar armónicamente, todas las facultades del ser humano y fomentará en él, a la vez, el amor a la patria, el respeto a los derechos humanos y la conciencia de la solidaridad internacional, en la independencia y en la justicia” (reformado en 2011) y agrega en la fracción II “contribuirá a la mejor convivencia humana (…) los ideales de fraternidad e igualdad de derechos de todos, evitando los privilegios de razas, de religión, de grupos, de sexos o de individuos…” (Reformado el 9 de febrero de 2012).

Desgraciadamente la belleza de estos enunciados se pierde como no más que un instrumento de vil demagogia cuando la incongruencia entre las leyes y la práctica es tan evidente como ocurre en los centros escolares insertados dentro de los cinturones de miseria y en las comunidades rurales. No se puede hablar de evitar distinciones de grupos cuando las peores condiciones de impartición de educación están destinadas a los sectores más desfavorecidos en términos de pobreza, Reimers (2003) comenta “los bajos niveles de comprensión lectora de los estudiantes, son aún más bajos entre quienes estudian en escuelas rurales” situación de franca desventaja para sus destinatarios, mientras en el discurso se demanda calidad en la realidad se enfrenta:

u Falta de pertenencia y conocimiento del contexto inmediato por parte del personal docente (por políticas ilógicas)

u escasez de personal para atender eficazmente los diferentes grados (multigrados) y hacinamiento dentro de las aulas (grupos de hasta 60 alumnos atendidos por un sólo docente)

u inexistencia de servicios básicos e infraestructura o en deplorables condiciones (cuando la hay)

u carencia de acervos de lectura (so pretexto de usar como medio de abastecimiento el internet)

u falta de provisión de equipamiento y materiales didácticos y equipo tecnológico, pésima planeación de los calendarios de actividades de capacitación y actualización

u incapacidad o falta de oportunidad de los padres para apoyar el proceso educativo, entre muchos otros.

Lo anterior sólo hablando de educación básica, falta señalar en los niveles subsecuentes las paupérrimas condiciones en que muchos planteles de educación media superior se establecen fuera de los grandes centros urbanos y la escasa oferta pública para la educación superior, cobros por la misma y como ocurre en los países del sur, represión violenta contra el estudiantado y magisterio entre muchas otras deudas que los sistemas educativos tienen con la sociedad.

Ante flaquezas tan graves pudiera ser motivo de risa escuchar a las autoridades de las naciones Latinoamericanas hablar de equidad y de calidad educativa, sin embargo lo último que esta realidad puede causar es justamente risa. Es sobre todo doloroso cuando los gobiernos y los representantes de los gabinetes están sumamente preocupados por proyectar hacia el exterior de sus naciones imágenes

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (8.1 Kb)  
Leer 4 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com