ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Concepto y funciones de la familia


Enviado por   •  13 de Agosto de 2011  •  Monografías  •  5.162 Palabras (21 Páginas)  •  1.341 Visitas

Página 1 de 21

CONCEPTO Y FUNCIONES DE LA FAMILIA

ASPECTOS HISTÓRICOS DE LA FAMILIA

Creemos importante hacer un breve recuento, sobre la base de un análisis histórico, de las principales tendencias que a través del tiempo se observan en el concepto y funciones de la familia. Entendemos que un análisis histórico puede ser discutible y, en consecuencia, sujeto a revisión. Sin embargo, nos ha parecido importante incorporarlo en nuestro informe, con fines didácticos, para una mejor comprensión de nuestro diagnóstico.

En efecto, el modelo de familia que tiene preeminencia en una época determinada se relaciona estrechamente con la dinámica de la sociedad en la que ésta se inserta. De la relación entre familia y sociedad surgen, por una parte, alteraciones y cambios en aquella y, por otra, ciertos rasgos que permanecen en el tiempo. Así por ejemplo, la creciente igualdad que alcanza la mujer en distintos aspectos de la vida social influye al interior de la familia.

La familia nuclear, esto es la conformada por un matrimonio y sus hijos, de constitución voluntaria y fundada en la relación afectiva de los cónyuges, es relativamente nueva en la historia. Conceptos como la igualdad entre los hijos, la infancia como una época diferente de la vida, el sexo ligado al amor y no sólo a la procreación, la intimidad de la vida de familia, una madre, un padre y unos niños que se protegen y se quieren -que hoy nos parece normal-, a los que mayoritariamente se aspira como modelo, no eran suficientemente entendidos entre los chilenos de comienzos del siglo XIX o lo europeos del siglo XVIII.

El paso de la familia concebida como un espacio productivo y público a la familia constituida como un espacio afectivo y privado, es una conquista moderna. La conformación de esta nueva realidad familiar fue un largo proceso, cuyo comienzo podemos situarlo en la disolución del mundo medieval, que germina en el siglo XVIII y se consolida entre mediados del siglo XIX y XX. Este fenómeno, estudiado principalmente en Europa, puede extrapolarse a América y Chile.

Una primera diferencia entre la familiar moderna, que es la que hoy conocemos, y la tradicional, descrita en términos generales en el párrafo anterior, es el incremento de la afectividad como elemento fundamental de la unión conyugal. El matrimonio tradicional formaba parte de una estrategia económica en todos los sectores sociales. En los grupos más poderosos el objetivo fundamental era preservar el patrimonio a través de la herencia y, como la tierra era un bien escaso, debía evitarse la subdivisión y dispersión de la propiedad. La primogenitura en el caso de los hijos varones y la dote en el caso de las mujeres, eran expresión de esta idea. Tanto es así que algunos investigadores llegan a afirmar que la familia tradicional fue mucho más una unidad productiva y reproductiva que emocional. Propiedad agraria y dote fueron, entonces, elementos decisivos en la celebración de muchos matrimonios.

También en los restantes grupos sociales se buscaba, con la constitución de los matrimonios, garantizar la sobrevivencia económica de las familias, aumentar o consolidar el patrimonio familiar y ampliar las oportunidades de movilidad social ascendente, por lo que los padres de los futuros cónyuges jugaban un papel determinante en la selección y aprobación de las parejas.

Una segunda diferencia es la que dice relación con la familia concebida como una unidad productiva en la que todos sus integrante conforman una empresa, propia de la familia tradicional, que evolucionó a una entidad en la que sus integrantes cumplen diversos roles económicos, en especial prestadores de servicios.

Una tercera tendencia que es posible observar es a conformar una familia nuclear, esto es, compuesta por la pareja y sus hijos, a diferencia de la familia tradicional que era normalmente extendida. Este proceso se relaciona, además, con la formación de la ciudad moderna y el desarrollo urbano.

Finalmente, se nota una clara evolución en cuanto a la elección de pareja, la que se realiza, casi sin excepciones, en forma voluntaria y sobre la base de sentimientos de afecto que predominan por sobre las motivaciones de orden económico.

CARACTERÍSTICAS BÁSICAS DE LA FAMILIA

Tipos de familias

La consideración histórica sobre la realidad familiar pone de relieve la dificultad de una definición respecto a lo que es la familia. En toda época histórica ha habido un modelo que predomina, que es aceptado y promovido socialmente, pero que convive con otros modelos que esa época también reconoce como familia, algunas veces en términos negativos o disfuncionales.

Por otra parte, los diversos estudios sobre familia adoptan variadas topologías para definirla. Dada esta diversidad, se considerarán dos criterios de clasificación; el tipo de hogar y la composición de la familia en términos de relaciones de parentesco. Una mejor comprensión de la realidad familiar requiere considerarlos en conjunto.

La perspectiva del hogar implica considerar a la familia en función del hábitat. Para el Ministerio de Planificación y Cooperación, e hogar corresponde a aquel grupo constituido por una sola persona o un grupo de personas, con o sin vínculos de parentesco, que hacen vida en común, es decir, se alojan y se alimentan juntas (habitan en la misma vivienda y tienen presupuesto de alimentación en común). Desde aquí se pueden distinguir tres tipos de hogares:

• Hogar Unipersonal: el hábitat está constituido por una sola persona, generalmente un adulto mayor.

• Hogar Familiar: el hábitat es compartido por uno o más núcleos familiares. La jefatura del hogar es un fenómeno a considerar cuando se analice este tipo de organizaciones.

• Hogar no familiar: el hábitat es compartido por dos o más personas, sin vínculos de parentesco entre sí.

La clasificación desde el punto de vista de la composición de la familia pone de relieve categorías como la parentalidad, la conyugalidad y la consanguinidad:

• Familia nuclear: integrada por una pareja adulta, con o sin hijos o por uno de los miembros de la pareja y sus hijos.

• Familia nuclear simple: integrada por una pareja sin hijos.

• Familia nuclear biparental: integrada por el padre y la madre, con uno o más hijos.

• Familia nuclear monoparental: integrada por uno de los padres y uno o más hijos.

• Familia extensa: integrada por una pareja o uno de sus miembros, con o sin hijos,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (32.4 Kb)  
Leer 20 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com