ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Disciplina historiográfica y la memoria


Enviado por   •  12 de Octubre de 2011  •  Exámen  •  1.743 Palabras (7 Páginas)  •  268 Visitas

Página 1 de 7

INTRODUCCION.

El presente ensayo es un acercamiento a una serie de cuestiones vinculadas la Historia del Tiempo Presente y las relaciones que se establecen entre esta disciplina historiográfica y la memoria y los posibles usos públicos del pasado con todo lo que eso puede implicar.

El siguiente trabajo comenzara con una serie de reflexiones acerca de lo que es la Historia del Tiempo Presente y las posibles diferencias con la Historia Inmediata. En segundo lugar, se planteara cuestiones acerca de los puntos de conexión entre la Historia del Tiempo Presente y la Memoria, diferenciándose los distintos tipos de memoria existentes. El tercer apartado del ensayo pretende desarrollar cuales son las fuentes o los problemas de las mismas, así como la metodología mas usada en esta disciplina.

Para concluir estas breves notas, debatiremos acerca del uso público del pasado y todos los problemas que puede generar estos usos, para pasar posteriormente a expresar nuestras conclusiones acerca de los puntos que hemos ido tratando a lo largo del presente ensayo.

2. HISTORIA DEL TIEMPO PRESENTE. HISTORIA INMEDIATA.

La Historia del Tiempo Presente es una parte de la Historiografía, que sin embargo, es muy criticada desde otras ramas más convencionales. En muchos casos se ha despreciado, además de negarse el carácter científico de la Historia del Tiempo Presente, relacionándola con otras actividades como el periodismo, la sociología u otras ciencias sociales . Esto no quiere decir que la Historia del Tiempo Presente no haya recurrido a metodologías de trabajo usadas en otras disciplinas sociales .

El argumento habitual para descalificar a la Historia del Tiempo Presente como saber científico, es la acusación de subjetividad hacia los hechos o personajes historiados. Sin embargo este mismo hecho de subjetividad se puede aplicar en mayor o en menor medida a cualquier otra etapa del conocimiento histórico . En cualquier caso el posicionamiento inicial, ideológico o personal, del historiador puede servir para reducir este riesgo de subjetividad .

A pesar de la tendencia imperante hoy día en la Historiografía, debemos señalar que esta separación entre Pasado y Presente no fue tal hasta la Ilustración . Es decir, cuando se comenzó a plantearse una Historia de carácter científico, sobré todo con el desarrollo de la Historia Positivista o Historizante en palabras del profesor Valdeón, cuando se estableció la cesura entre Pasado y Presente, por lo que solo se podría historiar el Pasado, siendo el presente el objeto de estudio de otras disciplinas .

En este sentido, la profesora Mudrovcic habla de la existencia de dos corrientes, en función de la aceptación o no de la ruptura entre Memoria e Historia La causa de esta dicotomía se encuentra, de nuevo alrededor de la cuestión de la objetividad o no del historiador .

Otra de las razones de esta separación se encuentra en el método de trabajo, ya que la "historia critica" tenia una metodología de trabajo especifica, así como unos materiales propios, no siendo Historia lo que estuviera fuera de los márgenes académicos .

Otra de las acusaciones a la Historia del Tiempo Presente es la de caer en el peligro posmoderno que reduce a mera literatura la investigación histórica amparándose en la "crisis historiográfica" que sucedió en el ultimo cuarto del pasado siglo .

Junto a este peligro posmoderno, también nos podemos encontrar con el riesgo de caer en el presentismo, es decir, como definen los profesores Alted y Mateos

“En otras palabras, proyectar las preocupaciones y problemas del presente sobre el inmediato pasado, minusvalorando o dejando de lado las que en su momento fueron realmente importantes” .

Por tanto, existe el riesgo de aplicar nuestros intereses particulares, nuestras preocupaciones, en el discursó histórico, aunque estos elementos no tuvieran importancia en el momento histórico estudiado. Es cierto que cuando el historiador entrevista a una fuente oral, esta realizándola en función del presente, al ser contemporánea del historiador, de tal manera, que el investigador puede trabajar orientando sus intereses hacia su fuente .

Vemos por tanto como hoy día no se acepta las premisas de autores como Febvre, el cual planteaba que para historiar cualquier parte del Pasado "no es, quizá, menos vano esforzarse por comprender el pasado si no se sabe nada del presente" . En esta misma línea podemos leer a Bedarida y Koselleck, donde se ve la idea de que conocer el Presente es fundamental, al ser lo que da carácter al Pasado y abre las expectativas hacia el Presente .

A pesar de las ideas de estos autores, se sigue mirando con cierto desde a los historiadores que investigan este pasado mas inmediato o defienden las interrelaciones entre Pasado y Presente .

Sin embargo y pese a la oposición de una parte importante de la comunidad historiográfica, entre segmentos de la ciudadanía hay un creciente interés por conocer el Pasado mas inmediato . Se aprecia una gran demanda social por conocer el Pasado, en especial aquel mas cercano. Para el profesor Arostegui este interés es fruto de una crisis, tanto en el plano cultural, como en el mismo ámbito historiográfico .

Vemos por tanto como en muchos casos, este “hambre” de conocimientos históricos no se alimenta a través de los cauces propios de la difusión del conocimiento histórico y si a partir de los cauces de los productos de consumo de masas .

Este

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.7 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com