ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

.- ENSAYO SOBRE EL CUAL ES EL PAPEL DE LA EDUCACION EN EL DESARROLLO DE LA SOCIEDAD, ASPECTOS POSITIVOS Y NEGATIVOS.


Enviado por   •  2 de Octubre de 2013  •  1.136 Palabras (5 Páginas)  •  579 Visitas

Página 1 de 5

INTRODUCCION

En nuestro país la educación se ha transformado a través de los años, si recordamos nuestra educación en el pasado era inculcada por el clero a donde los hijos de nobles solo tenían el derecho a ella, con la nuevas leyes de reforma esto a cambiando y la educación paso al estado, gracias a esta modificación, todos los individuos tiene derecho a una educación básica , obligatoria, laica, y gratuita, la cual es fundamental para desarrollar individuos capaces de adquirir conocimientos, aprendizajes, habilidades, actitudes y destrezas etc., que le son de gran utilidad en el transcurso de su vida.

La educación no solo es tarea del profesor si no también de la sociedad y la familia, pero a veces en lugar de ayudar, nos perjudican en la educación, ya que en la actualidad la familia se ha desligado de varias responsabilidades que tienen con sus hijos.

DESARROLLO

La educación se considera como el factor básico para la formación integral de los ciudadanos de un país y este deber y derecho es reclamado por todas la poblaciones a nivel nacional e internacional. Podríamos decir que es especialmente una necesidad a nivel de educación básica ya que es durante este nivel de educación donde se forman tanto las bases de la personalidad de los individuos como los fundamentos de su cultura nacional y universal que les proporcionan las herramientas necesarias para su inserción en la sociedad actual.

Toda población anhela a obtener una educación que sea igual para todos y de la misma calidad, conceptos que definen los que es una vida en democracia. Para lograr esta igualdad y calidad en la educación, es necesario que tanto el Estado como la sociedad civil se comprometan a facilitar las condiciones necesarias para que todos sus ciudadanos puedan tener, recibir, permanecer y egresar de instituciones educativas con las calificaciones, habilidades, hábitos, actitudes, destrezas y valores que nuestra sociedad considera valiosas y útiles para su desarrollo.

Necesitamos un cambio radical en la educación popular. Con este término no nos referimos exclusivamente a la educación de la clase pobre, sino a la educación que abarca todas las clases socio-económicas del país. Estamos haciendo alusión a todo el pueblo ecuatoriano a que sean bien educados. En toda nación, el que sabe más, vale más. “Saber es tener”.

A través de la educación deseamos desarrollar o perfeccionar las facultades intelectuales, productivas y morales de los ciudadanos por medio de preceptos, estrategias y métodos didácticos apropiados para la época actual.

Debemos dejar a un lado la educación donde formamos autómatas, reproductores de conocimientos sin pensamiento crítico o poder de discernimiento, para formar ciudadanos que puedan hacerle frente a las demandas de la industria y sociedad ecuatoriana y que a la vez tengan una conciencia superior que lleguen a comprender el propio valor histórico, el de la propia existencia, mejor dicho, el conocimiento integral suficiente para lograr cambios políticos que resulten en libertad y democracia.

“La educación no es la que transforma a la sociedad, la educación forma a las personas y son éstas las que transforman la sociedad.”

Además, tenemos que formar intelectuales que sean capaces de enfrentar los desafíos que el mundo moderno les exige donde puedan desarrollar sus habilidades y conocimientos con la tecnología existente. Pero la educación que estamos ofreciendo hoy en día a nuestra juventud está obsoleta, no sólo en el curriculum escolar que les ofrecemos sino también en la falta de actitud positiva y tolerancia por parte de los educadores para alentar a los estudiantes a aceptar los cambios que están sucediendo y no oponerse a ellos. Debemos diseñar e implementar políticas integrales que aseguren formadores competentes y motivados en cada aula.

Para lograr esto debemos empezar, primero que todo, con la formación de los formadores o educadores para lograr un verdadero cambio en la educación. Estos formadores, hombres y mujeres, que necesitan formarse deben de ser capaces de facilitar y ayudar pedagógicamente a sus alumnos, sin olvidarse de su obligación de hacer

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (7.6 Kb)  
Leer 4 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com