ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Ensayo Juan Salvador Gaviota


Enviado por   •  20 de Octubre de 2011  •  1.723 Palabras (7 Páginas)  •  3.904 Visitas

Página 1 de 7

Instituto Tecnológico de Celaya

Taller de Herramientas Intelectuales

LAE: María de Lourdes Santillán Solorio

Ensayo:

“Yo soy lo que quiero ser, porque sé que nadie me detendrá.”

Cesar Banda Elias

Ingeniería Industrial

Celaya, Guanajuato, a 14 de Octubre de 2011

Introducción

Todos en esta vida tenemos un comienzo, un desarrollo y un final, muchas veces nuestra vida esta regida por cuestiones que nos rodean, que nos impiden tener un desarrollo como nosotros quisiéramos tenerlo. A pesar de las costumbres y los valores que se nos inculcan, debemos de ser capaces para saber qué queremos hacer, pero sobre todo, quién queremos ser, ¿Y porque es tan importante esto?, porque de ello dependerá nuestra vida, no nuestro futuro, sino lo que en verdad queremos ser.

Encontrarnos a sí mismos es parte de valorarnos y saber cómo somos, de lo que somos capaces de hacer, de poder determinar qué nos delimita para no lograr nuestro cometido, pero de igual forma comprender que nada nos puede limitar, ya que todo dependerá de nosotros, porque al final del camino, al final de todas las luchas, la recompensa será para nosotros, el beneficio nosotros lo tendremos.

Y es importante comprender de igual manera, que el entender como superarse así mismo, no sólo es quedarnos con ese conocimiento y pensamiento, sino que tenemos que comprender y ser capaces para difundirlo y expresarlo de tal manera que nos ayude a crecer como persona, que nos ayude a crecer como sociedad, y lo más importante, que nos ayude a sentirnos felices, realizados, y ante todo, con nuestro sueños cumplidos, y después de eso, buscar más sueños, pues nunca, pero nunca, debemos detenernos ante nada, pues eso, el seguir adelante, ante cualquier cosa, nos hará trascender, hasta llegar a la superación, hasta llegar a hacer la persona, que en verdad deseamos ser, ser lo que soñamos, lo que en verdad queremos.

Ensayo basado en el Libro “Juan Salvador Gaviota” de Richard Back

Comenzaba otro día de ajetreos, pero alejado y solitario, más allá de barcas y playas, está practicando Juan Salvador Gaviota. A treinta metros de altura, bajó sus pies palmeados, alzó su pico, y se esforzó por mantener en sus alas esa dolorosa y difícil posición requerida para lograr un vuelo pausado…

Juan Salvador Gaviota, nos demuestra que, a lo largo de la vida, el proponerse metas y cumplirlas no significa que hasta ahí llegue nuestro deseo de superarnos, al contrario, debemos darnos cuenta de que al llegar a romper esos limites que nos marcamos, somos capaces de lograr más cosas, somos capaces de hacer lo que nosotros queramos, de llegar hasta donde nos propongamos, y más allá, sin saber hasta que punto podremos llegar a desarrollarnos.

A pesar de el deseo de superarnos, nos damos cuenta que no siempre las cosas son fáciles, y mas si dentro del grupo social o de la sociedad en sí misma nos ponen obstáculos, que truncan nuestro pleno desarrollo, no, al contrario de todo esto, al ponernos obstáculos, y rebasarlos, sabremos que somos capaces para cualquier cosa, que no nos importará lo que diga la sociedad, pero; ¿Qué pasa si nadie nos apoya?, ¿Qué pasa si no podemos ver más allá de las opiniones en contra?; Juan Salvador Gaviota nos presenta esta situación, marcada principalmente pos sus padres, que no pueden entender porqué el es diferente a todas las demás.

Por lo anterior, el deseo de Juan a ser diferente, a lograr lo que el en verdad quiere, desaparece, se esfuman todas sus esperanzas a tal grado, en que el hace una promesa, y su promesa consiste en olvidar lo que quiere hacer, lo que ama hacer, todo por el respeto que tiene ante sus padres, es cuando el se da cuenta de que no tiene apoyo por nadie, y ante esto, no ve otra salida mas que darse por vencido, y dejar aun lado su deseo y amor de volar, entonces es aquí, cuando el empieza a envidiar de un cierto modo, los dones que tienen otros animales, los cuales si pueden volar de tan magnífica forma, contrario a lo que las gaviotas no pueden hacer.

Pero son estas situaciones, cuando, inesperadamente, encontramos esa pequeña luz, esa pequeña esperanza, en donde nos hace volver a luchar por nuestro sueño, Juan al comparar porque no vuela como los halcones, debido a sus alas, comprende que con tan solo doblar sus extremidades, su vuelo mejoraría, logrando mayor velocidad, y mayores movimientos, olvidándose de la promesa que hizo ante el mismo, de olvidarse por completo de todo, en donde nos damos cuenta de que el ponernos nosotros obstáculos, siempre serán los primeros a vencer, no importando cualquier otro obstáculo, siempre nosotros decidiremos si somos capaces o no, ya que el desarrollo de nuestro ser, y nuestra capacidad para lograr nuestro sueño, siempre empezará por uno mismo, y si uno mismo, no cree en sí mismo, para que luchar por algo que nosotros pensamos que es imposible, para empezar a superarnos, debemos comprender, que somos capaces, y que nada, nadie, y lo mas importante, ni uno mismo, puede detenernos.

El buscar la superación personal, el buscar, más que nada, el cumplir nuestros sueños, sin pensar en la ganancia, sino por el simple hecho de satisfacernos a uno mismo, es esencial para lograr nuestras metas, Juan al alcanzar su sueños, al romper su meta, nunca busco gloria, ni que se le reconociera, él buscaba el compartir el conocimiento, difundir su aprendizaje, pues entendió que

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.5 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com