ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Ensayo - Quien Se A Llevado Mi Queso


Enviado por   •  27 de Noviembre de 2012  •  1.456 Palabras (6 Páginas)  •  691 Visitas

Página 1 de 6

ENSAYO

LIBRO: ¿Quién se ha llevado mi queso?

Introducción:

Esta historia nos cuenta que en un país muy lejano vivían cuatro seres, dos ratones y dos (fisgón y escurridizo) y dos liliputienses, que eran personitas del tamaño de los ratones (Hem y Haw), estos cuatro personajes corrían todos los días por un laberinto en busca de queso para alimentarse y poder así ser felices.

El laberinto era un lugar donde muy fácilmente podían perderse, por eso debían ser muy cuidadosos y conocer muy bien el camino para poder regresar a su casa, pero lo que los alentaba es que en este lugar se encontraban estaciones donde podían encontrar mucho queso para disfrutar y eso era lo que ellos querían.

Mientras que los ratoncitos se guiaban solo por su instinto para ir en busca del queso, las personitas utilizaban su cerebro para analizar y razonar donde podrían encontrar el queso que los hiciera felices. Pero aun así cualquiera podía encontrar el queso siempre y cuando supieran como hacerlo cada quien a su modo.

Y salían todas las mañanas de su casa en busca de queso y regresaban por la noche de nuevo a su hogar con la esperanza de que al día siguiente lo encontrarían.

Desarrollo:

Un día los ratoncitos y las personitas en su recorrido de todos los días encontraron la estación de queso Q. En esta estación había mucho queso del cual podían alimentarse durante un largo tiempo y encontrarlo les dio mucha alegría. Desde entonces tanto los ratones como las personitas se despertaban todos los días y corrían a la estación de queso Q donde ya sabían que encontrarían queso y cada uno encontró su propio camino para llegar a esta.

Cada mañana los ratoncitos se levantaban muy temprano y se ponían sus zapatillas para correr y corrían hasta la estación de queso Q donde se encontraba el queso, llegando ahí se quitaban sus zapatillas y se las ponían el hombro para cuando llegaran a necesitarlas de nuevo y después se dedicaban a disfrutar del queso que se encontraba en la estación.

Las personitas al principio también se preocupaban por levantarse temprano y correr hasta la estación de queso Q, pero con el paso de los días estos cambiaron su rutina cotidiana. Todos los días se levantaban un poco mas tarde, se ponían lentamente sus atuendos y sus zapatillas de correr y en lugar de correr hacia la estación caminaban pues ellos ya sabían que el queso se encontraba ahí. Llegaban a la estación de queso dejaban sus zapatos de correr por ahí se ponían sus pantuflas y se instalaban cómodamente como si estuvieran en su casa y se ponían a disfrutar del queso que ahí se encontraba. Ellos no sabían por que el queso estaba ahí pero suponían que jamás se movería de ahí y por eso ya no les preocupaba buscar más queso ya sabían donde encontrarlo.

Todos mientras que los ratoncitos se levantaban temprano para ir a la estación Q, Haw y Hem, se levantaban mas tarde y caminaban a la misma. Cada día que pasaba el queso era menos, puesto que se iba terminando, pero las personitas no se percataban de eso puesto que solo se dedicaban a comer y disfrutar del queso y no observaban con detenimiento lo que pasaba a su alrededor para estar preparados por si la situación cambiaba en algún momento. Los ratoncitos observaban todo a detalle y cada día veían cuanto queso quedaba y estar siempre preparados.

Por un tiempo la rutina de estos cuatro personajes era la misma, levantase todos los días e ir a la estación de queso Q para alimentarse y por la noche ir de nuevo por el laberinto para regresar e descansar a sus hogares cada uno de ellos, con el estomago lleno y muy contentos.

Haw y Hem se habían vuelto unas personas muy cómodas y creían que ya no tenían que esforzarse por nada pues el queso siempre los iba a estar esperando donde mismo y que ya no tenían que preocuparse por eso pues ya nunca pasarían hambre. Al contrario los ratoncitos nunca cambiaron su actitud siempre estuvieron atentos a los cambios que se les presentaban y siempre estaban preparados para lo que viniera.

Las personitas creían que era fantástico haber encontrado esta estación de queso y que ahí tenían queso para alimentarse siempre, así mismo creían que este queso era de su propiedad por el hecho de haberlo encontrado

...

Descargar como (para miembros actualizados) txt (8 Kb)
Leer 5 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com