ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Historia Del Teatro Del Siglo XV-XX


Enviado por   •  4 de Diciembre de 2012  •  16.017 Palabras (65 Páginas)  •  531 Visitas

Página 1 de 65

“La historia del teatro XV-XX”

Desde la etapa del renacimiento- ala contemporánea

Profesor: Carlos Ramírez Hernández.

Alumna: Noridalia Linares Petronilo. 2*D

Turno: Vespertino

Siglo XV

1402-1459 Nace la poesía cortesana (cortes de Juan II de Castilla y Alfonso V de Aragón), que pone de moda su carácter erudito y docente, pero también el abuso de la alegoría y la falsedad de los sentimientos.

El Cancionero más conocido fue el de Baena, recopilado en 1445 por el judío Juan Alfonso de Baena, secretario de Juan II. En él se recogen poesías de autores de los reinados de Enrique II, Juan I, Enrique III y la minoría de Juan II. Las poesías contenidas en él pertenecen principalmente a poetas de tres escuelas: la galaico-portuguesa (Macías, Villas andino, Juan Rodríguez del Padrón…), la alegórico-italiana (Martínez de Medina, Micer Francisco Imperial, Ferrán Manuel de Lado) y la tradicional castellana (Fernán Sánchez de Talavera, Fray Diego de Valencia). Según Menéndez Pelayo, en ellos “hay muchos versos y poca poesía”.

1440-1479 Jorge Manrique (1440-1479) equilibró su vida entre las armas y las letras. Nació en Paredes de Nava (Palencia), fue maestre de Santiago, defendió el bando del infante don Alfonso y.

Jorge Manrique también fue poeta de Cancionero, lo mismo que Juan de Mena o Íñigo López de Mendoza, marqués de Santillana, pues muchos de sus poemas amorosos teñidos de una tristeza profunda fueron recogidos en ese tipo de colección de poesías. Se trata de una cincuentena de composiciones de temática obsesiva sobre la muerte y expresadas con excesiva retórica. También escribió poesía satírica. Asi pues, podemos clasificar su producción cancioneril en tres partes: amorosa, satírica y doctrinal. La amorosa (Castillo de amor o Ni vivir quiere que viva) se nutre de la lírica provenzal, y según ella la fidelidad del amante a su amada debe ser igual que la del siervo a su señor. La poesía satírica (Coplas a una beoda que tenía empeñado un brial en la taberna, por ejemplo) es de menor calado que la anterior.

Para este año Llega las imprentas; a Bamberg, Colonia, Roma, Augsburgo y Basilea. Venecia, París, Utrecht y Nápoles, Milán y Florencia, Lyon, Budapest, Zaragoza y Barcelona, Brujas y Cracovia, Breslau y Lübek ,Rostok y Westminster ,Sevilla, Ginebra, Palermo y Mesina.

Fernando El Católico se proclama rey de Sicilia. Nace Nicolás Maquiavelo, filósofo italiano, autor de "El Príncipe". Gutenberg fallece.

1480-1481 Llega la imprenta a Londres.

Nebrija escribió sobre varias materias: cosmografía, botánica y teología. Es famoso por sus esfuerzos para reformar la enseñanza del latín. En 1481 publicó una gramática, Introducciones latine.

A mediados de los años 1480 Botticelli trabajó en un gran ciclo de frescos con Perugino, Ghirlandaio y Filippino Lippi para la villa de Lorenzo el Magnífico cerca de Volterra; además, pintó muchos frescos en iglesias florentinas.

La dimensión política de los espectáculos de teatro en la Italia del Renacimiento. Es en este sentido, que se concentra no tanto en aspectos estéticos, sino en su relación con el príncipe y los poderosos.

Trabaja aspectos de la obra dramática de Ludovico Ariosto y Angelo Beolco, quienes sentaron las bases de la Comedia Italiana. Otro de los conceptos que aborda es la idea de espectáculo en general y de teatro en particular pensándolo en un sentido más amplio que al que hoy en día se le atribuye.

Un libro para los amantes de la cultura italiana, la historia y el teatro en particular.

1484 Juegos florales de Toulouse.

El origen de los Juegos Florales en Cataluña y Valencia se encuentra en los que celebraba la Académie des Jeux floraux en Toulouse (Francia), instaurados en año 1323 por la Sobregaya Companhia de los Siete Trovadores y se celebraron hasta el año 1484. También se denominaban Juegos de la Gaya Ciencia ('Alegre' Ciencia era el nombre dado a la poesía). A estas fiestas también concurrían trovadores y poetas de la Corona de Aragón. Tras varias tentativas, en 1393, por deseo del rey Juan I de Aragón, el Consistorio de la Gaya Ciencia se instauró en Barcelona y se mantuvo hasta finales del siglo XV bajo el auspicio de los monarcas aragoneses.

1859 Los Juegos Florales de Barcelona volvieron a instaurarse el primer domingo de mayo de 1859 gracias a las iniciativas de Antoni de Bofarull y de Víctor Balaguer, con el lema «Patria, Fides, Amor», en alusión a los tres premios ordinarios: la Flor Natural o premio de honor, que se otorgaba a la mejor poesía amorosa, la Englantina de oro a la mejor poesía patriótica y la Viola d'or i argent al mejor poema religioso. Había también otros premios ordinarios. El ganador de tres premios ordinarios era investido con el título de Mestre en Gai Saber.

Un gran sector de los intelectuales y de los políticos catalanes dio apoyo a los Juegos Florales, y esto contribuyó al prestigio de la literatura catalana culta.

1490 Tirant lo Blanc, el primer libro sobre caballerías que se publicó en España. Tirante el Blanco (Tirant lo Blanch en su título original en valenciano) es una novela caballeresca (expresión de Martí de Riquer) del escritor valenciano Joanot Martorell y que se suponía concluida por Martí Joan de Galba —idea que aún hoy no se descarta—, publicada en Valencia en 1490,1 en pleno Siglo de Oro valenciano.

Es uno de los libros más importantes de la literatura universal y obra cumbre de la literatura en catalán.

Impreso en Valencia en 1490 y otra vez en Barcelona en 1497 y traducida al Castellano del original catalán en 1511 en Valladolid, pero esta última como de autor anónimo. Uno de los libros conocidos por Cervantes, autor de El Quijote.

Tirant lo Blanch, con una hache final propia de la lengua medieval, pero las normas ortográficas oficiales prescinden de esta hache y se suele escribir Tirant lo Blanc (manteniendo sin embargo la forma medieval del artículo determinado). El título tiene traducción desde antiguo al castellano como Tirante el Blanco. Cervantes debió de conocer la obra a través de una traducción castellana anónima (Valladolid, 1511) y sin nombre de autor. El libro debía de ser por entonces muy raro, y de autor desconocido, por lo que probablemente

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (98.5 Kb)  
Leer 64 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com