ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Situación De Enseñanza Y Aprendizaje Como Sistema De Actividad: El Alumno, El Espacio De Interacción Y El Profesor. Elaine De Vargas


Enviado por   •  7 de Marzo de 2014  •  1.722 Palabras (7 Páginas)  •  1.079 Visitas

Página 1 de 7

La situación de enseñanza y aprendizaje como sistema de actividad: el alumno, el espacio de interacción y el profesor. Elaine De Vargas

En el Sistema Educativo actualmente todavía prevalecen las ideas erróneas sobre el quehacer que tiene el profesor para con los alumnos, creyéndose por ejemplo que este es el encargado de enseñar cosas nuevas, realizando diversas tareas para comprobar que lo enseñado fue positivamente adquirido por los individuos, para ello programa actividades y da a conocerlas, sin tener claras las bases de lo que se está realizando; pues por ejemplo previo a presentar las tareas, debería tener una teoría de la tarea, una teoría del alumno y una teoría de la interacción entre el alumno y la tarea.

De acuerdo a la autora una actividad se compone de una necesidad, de un motivo, de una finalidad y de las condiciones para obtener tal finalidad, para obtenerlo se deben conjuntar varios sistemas como el sistema del profesor; el sistema del alumno, y el espacio de interacción en el que se desarrollan las operaciones de los dos anteriores.

La condición necesaria que conducirá al aprendizaje está en función de las interacciones, acciones y negociaciones que se establezcan entre el alumno y el profesor, por eso resulta indispensable analizar la función del alumno, la forma en la que se dan las interacciones, las relaciones mutuas que se establecen y sobre todo el conocimiento profesional del profesor.

En esta investigación nos deja claro que el conocimiento debe ajustarse a los intereses de los individuos, pues deben propiciar la motivación por seguir conociendo aprovechando para esto cada situación que se les presente, aclarando que cuando los conocimientos que se les pretende enseñar carecen de significado o de funcionalidad los alumnos no tienen interés en hacerse de ellos pues no consideran que sean utilizables ni en clase ni en ningún otro contexto obstaculizando la puesta en juego de la motivación para aprender y el rechazo a realizar un cambio conceptual.

El término “cambio conceptual” hace alusión tanto al resultado como al proceso de transformación de las concepciones de los individuos, que es el objetivo de la actividad de enseñanza y aprendizaje, pues el alumno llega a un nivel educativo con conocimientos generales pero mínimos sobre muchos aspectos de la vida y la función de la escuela es guiar y encauzar las actividades para lograr que los conocimientos adquiridos se amplíen de forma significativa y tengan funcionalidad en su vida práctica dentro y fuera del contexto educativo; tal como lo plantea la nueva reforma educativa los alumnos deberán ser capaces de enfrentarse a su acontecer diario con las herramientas que el sistema educativo le proporcione o guie hacia ellas, de ahí la importancia de conocer a bien las características y necesidades de nuestros alumnos.

El aprendizaje es concebido como un proceso de construcción social del conocimiento y de cambio conceptual mediante un proceso de intersubjetividad, confrontación y reflexión colaborativa sobre la práctica.

La metodología básica de formación es la resolución de problemas contextualizados en escenarios y aprendizajes situados, en los que la autorregulación y la co-regulación por el alumno y el grupo, en las prácticas propias de su proceso de trabajo, son la mejor estrategia de implicación y compromiso en el aprendizaje.

El cambio conceptual consiste en saber aplicar las diferentes concepciones a los distintos contextos, es decir la enseñanza se orienta a potenciar las capacidades de los sujetos para distinguir las distintas concepciones y la manera más adecuada de aplicarlas en contextos diversos.

Hoy en día la educación tiene como bases el modelo constructivista como guía para realizar todo el quehacer educativo, bajo esta perspectiva se considera al alumno como centro del proceso educativo y por lo tanto la enseñanza se orienta a potenciar las capacidades de los sujetos, estas potencialidades se pretenden desarrollar en un contexto colaborativo, de ayuda mutua en donde todos sean responsables de hacer aportaciones significativas a lo que se está enseñando o a lo que se está aprendiendo teniendo como responsable de este proceso a un profesor bien preparado en todos los aspectos, con miras a elevar los niveles en los que se encuentran los sujetos, siendo un participante activo pero no como mero transmisor de la información, sino como un agente transformador de la práctica de enseñanza – aprendizaje.

El proceso de aprender de acuerdo con Vygotski (1988, pp. 93-94), se puede comparar con la apropiación de un oficio ya que este es en gran medida un proceso de internalización, que implica el paso de lo social a lo individual, del exterior al interior, de lo interpsicológico a lo intrapsicológico. En ese proceso el sujeto reconstruye los significados, asistido desde el exterior por la mediación de “otros significativos”, que ayudan a construir el “sí mismo” del sujeto, y aprende a participar de manera adecuada en su medio, con la mediación de otros se apropia de las competencias necesarias para actuar según lo requerido.

Dentro del aula muchas son las formas de acceder al conocimiento y de mantener una estrecha relación entre los involucrados por ejemplo las narraciones, producen, vehiculizan conocimientos, y actúan como nexos relacionales de la vida social. En lo que se refiere al aspecto comunicativo el aula configura un espacio en el que rigen una serie de reglas cuyo respeto permite que los participantes,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.9 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com