ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Resumen. Diseñando La Libertad. Stafford Beer


Enviado por   •  10 de Diciembre de 2011  •  2.194 Palabras (9 Páginas)  •  1.032 Visitas

Página 1 de 9

RESUMEN DEL LIBRO:

Beer, Stafford. Diseñando la libertad. México, FCE, 1989.

En esta obra, conformada por seis conferencias, Beer plantea los problemas que él considera más importantes en la situación actual de la sociedad, demostrándolos con varios ejemplos que no escapan del acontecer diario y visible, para dar finalmente una propuesta basada en la cibernética que ayude a re-crear la forma en que se opera el sistema social.

Comienza explicando que todas las instituciones sociales no son sólo entidades, sino que son sistemas dinámicos y supervivientes, poniendo por ejemplo una ola, logra poner sobre la mesa el primer argumento fuerte, que es que el sistema está abocado a la catástrofe como resultado de su organización interna, y que a pesar de que las instituciones son las más inestables, éstas tienen una gran capacidad de supervivencia, incluso estando ya en decadencia.

En este orden de ideas muestra cómo existe la tendencia y convicción de creer que las instituciones se adapten conservando la parte de la sociedad intrínsecamente valiosa (la familia, la escuela, los municipios, las iglesias, etc.), por lo que ante un cambio amenazante y rápido buscan reforzar las normas de actuación social, las instituciones, endurecer las leyes penales, morales y sociales; es decir, se actúa para conservar lo que anteriormente era funcional pero en la actualidad no lo es.

En pocas palabras, expone la hipótesis de que la sociedad es un sistema dinámico que está organizado para producir los fenómenos indeseados que tanto le aquejan a ésta (por ejemplo la pobreza), de manera que dichos problemas no son casuales, sino que son los resultados de ese modo de organización.

Refiere un primer marco teórico que servirá de base para las demás conferencias en el libro, por medio de una metáfora: dos postes sujetos por cuerdas a unas estacas clavadas en la tierra que van a conectarse entre sí por un cable elástico en cuya mitad, cuelga a su vez, suspendida por otro cordón elástico, una pelota de tenis, y encima de cada poste un sujeto. Este modelo representa una institución dirigida por dos personas que deben mantener el equilibrio de las cuerdas y así estabilizar la productividad final del sistema.

Dicha tarea no es sencilla, ya que la estabilidad de la pelota depende de las relaciones de los dos hombres y mientras más se afanen estos en manipular con cuidado el sistema para lograr su estabilidad, probablemente se tornará más inestable. Mientras más personas estén en dicho sistema, más complejo será, gracias a la demasía de comportamientos posibles por persona dentro del sistema.

Al número de estados posibles de un sistema se llama variable, cuanto más alta sea ésta, habrá mayor movimiento dentro del mismo. Y al tiempo que tarda el sistema en estabilizarse junto con el proceso necesario para llegar al equilibrio se le llama tiempo de reacción. Existen también cambios que vienen del exterior a inestabilizar al sistema y son llamadas perturbaciones.

La manera de lograr que el tiempo de reacción sea menor es reducir las variables que se generan. Los controladores de la variable más comunes son tres: utilizar altos mandos para reducir las variables de sus subordinados, usar una mayor rigidez en las normas y así evitar que surjan variables no previstas, y por último deshacerse de la perturbación.

Actualmente hay más reductores de variables (ya que éstas aumentaron gracias al crecimiento demográfico), y esos reductores son la base de la organización de las instituciones. También hay más perturbaciones, que termina reflejándose en una variable contenida que produce un desajuste y causa que el sistema siempre esté en movimiento y no logre su estabilidad.

Termina la primer conferencia afirmando que si no existe un punto de referencia para encontrar la estabilidad, no se pueden proyectar estrategias de adaptación a falta de métodos de aprendizaje, que se resume en la incapacidad de evolucionar. Los métodos de reducción son ya anticuados y son la verdadera amenaza a lo considerado más valioso.

En su segunda conferencia el autor propone que “la sociedad utilice los instrumentos de que dispone para planificar de nuevo sus instituciones y para que éstas funcionen de manera diferente”, aceptando y cambiando el hecho de que “nuestra cultura no nos enseña a ejercitar la audacia intelectual, sino la inconformidad mental”

Con base en las afirmaciones de la primer conferencia, Beer asegura que la forma de regular un sistema es absorbiendo su variable y lo que controla a ésta, no puede ser otra cosa sino otra variable.

Para absorber las variables se necesita la misma cantidad de variables, ésta es la Ley de la Variedad Requerida o Ley e Ashby, y ya que sería imposible cumplir esta ley inequívocamente, se debe cumplir lo más de cerca posible, para evitar fines catastróficos.

Se deben estructurar las organizaciones para hacer frente al desajuste de las variables, y hay, según Beer, sólo dos modos de conseguirlo: reduciendo la variable y ampliar la variable reguladora de la totalidad del sistema; sin embargo, refiriéndose a la primer forma dice que “en vez de comprender la situación y emplear la ciencia para realizar del mejor modo la tarea de atenuar la variable bajo las orientaciones del consumidor del electorado, gastamos grandes sumas de los fondos de la nación en afirmaciones falsas” y en cuanto a la segunda, existen métodos científicos de realizar esa ampliación de variable, pero no se aplican, además de que no se pone en práctica por varias razones, una es la verdadera y las demás se le subordinan: el coste.

El fondo de la cuestión estriba en que nuestros atenuadores de la variable están instalados dentro del sistema, pero por estos medios se va suprimiendo la libertad de elección. Entonces, ¿por qué no se usa lo antitético, es decir, los amplificadores de la variable? La razón aparente para no hacerlo es el coste, sin embargo, la razón auténtica radica en que tendrían que volver a proyectar el sistema por completo, habiendo desmantelado previamente los atenuadores instalados en su seno y en su lugar colocar los amplificadores que funcionarían eficazmente para lograr la variable requerida, un tiempo de reacción viable y, por consiguiente, una cierta estabilidad social.

Aquí ya marca el uso inadecuado que se le da a las computadoras y a las telecomunicaciones, dado que las primeras crean más inestabilidad al seguir siendo ocupadas para tareas anticuadas en vez de aprovechar los beneficios que éstas pueden suponer al desarrollo del sistema, y las segundas “para hacer surgir nuevas esperanzas y no satisfacerlas”.

Cierra diciendo que si la ley de la variable requerida se aplica inteligentemente,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (13.9 Kb)  
Leer 8 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com