ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

CONSERVACIÓN VS TRANSFORMACIÓN


Enviado por   •  13 de Julio de 2011  •  1.647 Palabras (7 Páginas)  •  1.175 Visitas

Página 1 de 7

Abordamos el problema de la educación. A efectos de evaluarla de evaluarla le pedimos que se responda la siguiente consigna: ¿ Cómo se presenta, la tensión, la conservación, la transformación en el texto de Pérez Gómez?

I. En las sociedades primitivas la conservación de los bienes culturales, costumbres, prácticas sociales, normas y bienes materiales, se llevaba a cabo a través de las enseñanzas y de la participación directa en las actividades que desarrollaban los adultos. A medida que las sociedades se desarrollaron, sus relaciones y actividades sé complejizaron esta forma directa de conservación ya no era suficiente. Por tal motivo la sociedad fue creando a través de la historia diferentes instituciones para que cumplieran con esta tarea. A esta acción de conservación que garantiza la supervivencia de la sociedad se la denomina socialización. Hoy como hace ya muchos años la cumple la escuela. La preparación de las nuevas generaciones para su participación en el mundo del trabajo y en la vida pública es una tarea encomendada a la escuela. Esta tarea posee un carácter conservador: garantizar la reproducción social y cultural. Esta función no solamente es cumplida por la escuela también la ejercen otras instancias como la familia, los grupos sociales los medios de comunicación masivos. Pero es la escuela por su organización y contenidos la que cumple con la función de interiorizar las ideas, valores y normas de la comunidad a las nuevas generaciones y mediante este proceso de socialización se sustituyen los mecanismos de control externos de la conducta por los de autocontrol.

Todas las teorías desde el funcionalismo hasta el marxismo acuerdan, con las lógicas diferencias, que la socialización tiene por objetivo preparar a las nuevas generaciones para el mundo del trabajo.

La otra gran función de la socialización es la de formar al ciudadano para su inserción en la vida pública.

Ahora bien entre estas dos funciones de la socialización se presentan contradictorias, por un lado la formación del ciudadano implica el desarrollo en el individuo de las ideas de libertad, participación, responsabilidad, compromiso, elección, solidaridad, igualdad ante la ley. Y por otro la preparación para el trabajo implica desarrollar en el individuo los conceptos de sumisión, disciplina, competitividad, desigualdad, insolidaridad, individualismo.

La escuela entonces como principal agente de la socialización consolida esta contradicción y difunde valores contradictorios. Asume la idea de igualdad de oportunidades y la desigualdad natural de los resultados en función de las capacidades y esfuerzos individuales.

Esto implica que por un lado transmite la igualdad y libertad pero justifica las desigualdades e injusticias a través del concepto de que cada ser humano llega hasta donde sus capacidades y esfuerzos se lo permiten. De este modo la escuela legitima el orden existente y se convierte en válvula de escape de las contradicciones y desajustes sociales. Esta tarea es llevada a cabo a través de un proceso de transmisión de ideas y comunicación de mensajes de selección de contenidos de aprendizaje (curriculum).

Este proceso de socialización que se vive en la escuela no es lineal ni mecánico, es un proceso complejo y sutil con profundas contradicciones, resistencias individuales y grupales. En el se producen interacciones donde docentes y alumnos intercambian ideas, valores e intereses diferentes y enfrentados. En el se crean espacios de autonomía que sirven para desequilibrar la evidente tendencia reproductora conservadora de la escuela.

A este mecanismo Pérez Gómez lo denominó negociación donde en el se pueden establecer acuerdos interpersonales, interinstitucionales, para poder hacer frente a las tensiones que se producen en este complicado pero necesario proceso de socialización. Pero aquí no se soluciona el problema, ya que en el ámbito de la inserción en el mundo del trabajo también se producen quiebres, debido a las demandas y exigencias contradictorias.

Por un lado el mercado exige para el mundo del trabajo asalariado y burocrático (disciplina, sumisión, etc.) y por otro exige para el mundo del trabajo autónomo ( iniciativa, riesgo, creatividad, etc.)

Otra esfera en la que se producen contradicciones es la del ámbito político, donde se exige de la escuela la formación del individuo para que se inserte en la vida democrática, pero para que viva en una democracia aparente. Dice Pérez Gómez aceptar la contradicción entre apariencias formales y realidades fácticas forman parte del proceso de socialización. “ Bajo la ideología de la igualdad de oportunidades en la escuela común para todos, se desarrolla lenta pero decisivamente el proceso de clasificación, exclusión y ubicación diferenciada para el mundo del trabajo y la participación social de las minorías.”

Esta es la función compensatoria de la escuela, que transforma y justifica las desigualdades sociales en diferencias individuales. Y así los más desfavorecidos aceptan como legitimas las diferencias, desigualdades sociales, económicas, políticas y culturales.

Ahora bien este carácter reproductor de la escuela no proviene solamente de estas contradicciones. Si no también se produce en la tensión dialéctica entre conservación

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.5 Kb)   pdf (80 Kb)   docx (12.4 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com