ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

LA POSICIÓN JURÍDICA DEL OFENDIDO EN EL DERECHO PROCESAL PENAL LATINOAMERICANO UN ESTUDIO DE DERECHO COMPARADO


Enviado por   •  19 de Septiembre de 2011  •  1.697 Palabras (7 Páginas)  •  908 Visitas

Página 1 de 7

Este ensayo se originó como una ponencia para el Seminario de Derecho Procesal Penal Comparado que organizó el Instituto Max-Planck de Derecho Penal Internacional y Extranjero, de Friburgo, República Federal de Alemania que se celebró en Rottach-Egern (Mayo, 1989) y al cual fui gentilmente invitado. Pude participar gracias al apoyo del Deuscher Akademischer Austauschdienst (DAAD).

Sumario 1. Introducción 1.1 Desarrollo histórico de la posición jurídica del ofendido en el Derecho Procesal Penal Latinoamericano. 1.2 Concepción fundamental del Derecho Procesal Penal Latinoamericano. 1.3 Presentación del problema y limitación del tema. II. Formas de Persecución penal en el Derecho Procesal Latinoamericano 2.1 Persecución penal en los delitos de acción pública. 2.2 Persecución penal en delitos de acción privada. 2.3Persecución penal en delitos de acción pública dependientes de instancia privada. III. La reparación de los daños en el Derecho Procesal Latinoamericano 3.1 Reparación de los daños a través del proceso penal. 3.2 Reparación de los daños a través del proceso civil. 3.3 Reparación de los daños a través de una Caja de Indemnizaciones. IV. La reparación de los daños y la compensación entre delincuente y víctima 4.1 Nuevas tendencias en la Política Criminal y la Legislación. 4.2 Posibilidades de introducir el modelo de compensación entre delincuentes y víctimas en América Latina. V. Tendencia actual de la reforma sobre la posición jurídica del ofendido en América Latina 5.1Tendencia de la reforma en el campo del Derecho Penal Material. 5.2 Tendencia de la reforma en el campo de Derecho Procesal Penal. 5.3 Enfoque de la víctima bajo la perspectiva criminológica latinoamericana. Comentario final. Citas bibliográficas.

1. Introducción

1.1 El desarrollo histórico de la posición del ofendido en el Derecho Procesal Penal Latinoamericano

En las antiguas culturas Latinoamericanas, como los Aztecas, Mayas e Incas, la víctima del delito era la figura central. La restitución al ofendido era la base principal para resolver los actos antisociales. La ejecución de una pena, podía depender de un pago, de una recompensa, o del perdón del ofendido. Esta situación cambió con la llegada de los españoles y portugueses a tierras latinoamericanas en donde trasplantaron las instituciones jurídicas europeas. (1)

La figura del ofendido fue perdiendo importancia en la investigación del delito y en la aplicación de las penas. Con el surgimiento del Estado y la Teoría del Bien Jurídico, el ofendido pasó a ocupar un puesto secundario en el proceso penal. El sistema de derecho penal positivo concentró su atención en el binomio, delitos y penas. En tal sistema, no hay en realidad lugar para la víctima del delito, la cual ocupa más bien un lugar marginado dentro del proceso penal. (2)

El ofendido ocupa en el proceso penal latinoamericano un lugar formalmente destacado. Todos los Códigos Procesales Penales permiten la posibilidad que el ofendido partícipe como "parte civil" en el proceso criminal. (3) Aún más, en México la reparación del daño al ofendido se considera como una sanción, comparable a la multa y es perseguible de oficio por el Ministerio Público, (art. 34 C.P.). (4)

Sin embargo, esa posibilidad de actuar como "parte civil" dentro del proceso penal, es algo más teórico que práctico. El ofendido no tiene interés de participar en el proceso penal, esto se debe, a que la mayoría de delitos que se cometen son intencionales y es claro que los delincuentes latinoamericanos generalmente no disponen de un patrimonio o ingresos suficientes, como para pagar una reparación por los daños causados a las víctimas. Sucede lo contrario, en los delitos cometidos por negligencia o imprudencia, (p. ej: accidentes de tránsito) o en los casos de delitos que afectan la esfera personal, (p. ej: injurias, calumnias). En estos casos, el ofendido tiene un mayor interés y es más probable que decida participar en el proceso penal.

La realidad actual es que en América Latina, el ofendido actúa en el proceso penal a lo sumo tan solo como un testigo, aunque formalmente las leyes procesales le confieran otras competencias. Recientemente, ha sido la criminología latinoamericana la que ha puesto en discusión doctrinal la posición del ofendido en el derecho penal. Se observa una tendencia a fortalecer las facultades del ofendido dentro del proceso penal, como se ha hecho en el nuevo Código Procesal Penal de Colombia, (1986), y lo prevé el nuevo Proyecto de Código Procesal Penal de Argentina. (1 987). (5)

1.2 Concepción fundamental del Derecho Procesal Penal Latinoamericano

Las fuentes legislativas del Siglo XIX en materia procesal latinoamericana fueron básicamente, el derecho penal español y francés, mientras que en el presente siglo la influencia más importante la ejerció el derecho penal italiano. Por esto, el derecho procesal penal latinoamericano actual se identifica en sus principios e instituciones con el llamado Sistema Romanístico de Derecho. Por ejemplo, el actual C.P.P. de Costa Rica (1975), tiene su antecedente en el Código de la provincia argentina de Córdoba (1939), el cual tiene su origen principal en el Código italiano de 1913 y 1930. (6)

En general el proceso penal tipo latinoamericano, se desarrolla en 2 etapas fundamentales (p. ej: Perú art. 2 C.P.P., Costa Rica art. 184 C.P.P.).

Un primer periodo, predominantemente escrito y secreto, con carácter preparatorio, que tiene una finalidad instrumental,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.9 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com