ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Enseñanza De Las Matemáticas En El 2do Grado De Educación Primaria


Enviado por   •  7 de Julio de 2011  •  2.378 Palabras (10 Páginas)  •  1.187 Visitas

Página 1 de 10

La enseñanza de las matemáticas en el segundo grado de educación primaria.

Problemática de las matemáticas en la educación primaria. Obstáculos a vencer por el docente.

Las matemáticas suelen ser la asignatura escolar que más problemas plantean a los niños. El miedo y la ansiedad ante las tareas matemáticas es un hecho bastante común entre el alumnado, es decir, los educandos, y es además uno de los factores más relevante del fracaso infantil, como es mencionado en el texto de Rosaura Galeana “La deserción infantil”. La ansiedad es un causante de efectos negativos en el rendimiento matemático, existe una alta correlación negativa entre la ansiedad ante las matemáticas y las habilidades ante las mismas.

Existen diversos factores que no se toman en cuenta cuando se enseña esta asignatura y que provocan que las matemáticas sean una de las causas que propicia la deserción, y se muestre un rechazo hacia ésta, por ejemplo:

1. El tipo de tarea que suele proponerse a los niños se podría enfocar más en la comprensión de los conceptos y el significado de las tareas propuestas. Y no tanto en la exactitud y rapidez de los resultados, sino que lo importante de esto, es que el niño acceda al conocimiento de manera autónoma, aunque con ciertos apoyos por parte del profesor. Lo importante es que a los alumnos no se les muestre una matemática aburrida y monótona, sino que sea interesante y que le sirva para desenvolverse de manera práctica en su vida cotidiana, es decir, que resulte realmente útil al educando.

2. Existe una desvinculación de las matemáticas escolares, de los problemas de la vida real infantil: esto radica en que los símbolos y reglas formales se enseñan como si se trataran de acuerdos arbitrarias y no como expresiones regulares y relaciones fundamentales entre cantidades y entidades físicas (propiamente los objetos). Por tanto, el camino adecuado para superar esta problemática consistiría en tener presente en el aula el conocimiento intuitivo del niño, es decir, los conocimientos matemáticos desarrollados individualmente de manera informal, porque no podemos pensar que el niño llega sin conocimientos, sino que de acuerdo de la manera en que se desenvuelva en su entorno, cada estudiante tendrá, en diferente medida, conocimientos previos, y a partir de estos deberá partir el profesor.

3. Y la separación existente entre aprendizaje y enseñanza, o, en otras palabras, la falta de información por parte del profesor de los conocimientos que poseen los niños y, sobre todo, de la naturaleza propia del conocimiento infantil. Para ello resulta necesario conocer técnicas educativas, que permitan preparar adecuadamente el contexto del acto educativo, de la enseñanza, motivando siempre el aprendizaje, y sugerir posibles errores con el fin de que el mismo niño se autocorrija y prosiga el procedimiento pertinente que lo lleve al conocimiento verdadero y significativo para él.

Algunas técnicas de enseñanza en el primer ciclo.

El conteo es una de las habilidades numéricas más tempranas en el desarrollo infantil. Sin embargo, no es fácil determinar cómo la adquiere el niño. Para algunos autores (conductistas), los inicios de esta habilidad se construyen, de manera paulatina, en una comprensión mecánica o en un aprendizaje memorístico, carente de sentido, es decir, es la habilidad numérica temprana de los niños que surge debido a los hábitos generados en la escuela y en la familia, pues son las principales fuentes en las que se propicia la adquisición de la misma, a partir de los cuales se inducen los principios o los componentes de los principios del conteo, sin embargo, como los hábitos que se inculcan y, a su vez, adquieren los niños, son inicialmente débiles, los niveles de ejecución y generalización también son al comienzo bajos y deficientes para utilizarlos en la vida cotidiana; para otros autores (constructivistas) el conocimiento de los números, partirá de pruebas de ensayo y error con problemas planteados a los alumnos, con información real y de fácil comprensión en un principio, donde éstos irán determinando por sí mismos las características que presenta un ejercicio o problema resuelto correctamente, en un principio serán muchos errores los que cometa el alumno y éstos irán desapareciendo a lo largo de su estancia en la escuela primaria.

Contar es un proceso de abstracción que nos lleva a otorgar un cardinal como representativo de un conjunto. Gelman y Gallistel, fueron los primeros en 1978, en enunciar los cinco principios que, a modo de estadios, ha de ir descubriendo y asimilando el niño hasta que aprende a contar correctamente:

 Principio de correspondencia uno a uno: trae consigo la coordinación de dos subprocesos: la partición y la etiquetación.

1. La partición consiste en otorgar la categoría de contado o no contado formando dos grupos entre el conjunto de objetos que se quieren contar. Esto se realiza generalmente señalando el objeto, agrupándolo a un lado o bien a través de la memoria visual.

2. La etiquetación es el proceso por el que el niño asigna un cardinal a cada elemento del conjunto, que se rige además por el conjunto de orden estable.

 Principio de orden estable: la secuencia de números a utilizar ha de ser estable y estar formada por etiquetas únicas poder repetirse en cualquier momento para poder facilitar su aprendizaje a los niños. De este modo niños de muy corta edad son capaces de detectar muy fácilmente cuándo se produce una asignación completamente aleatoria en el conteo (2, 5, 3, 9, 24...), aunque les cuesta mayor dificultad si esta secuencia respeta un orden de menor a mayor (1, 2, 5, 6, 9, 10...). De este modo cuanto más se aleja la secuencia del orden convencional más fácil resulta detectar el error.

 Principio de cardinalidad: se refiere a la adquisición de la noción de que el último numeral del conteo es representativo del conjunto por ser cardinal del mismo. Según Gelman y Gallistel podemos decir que este principio se ha adquirido cuando observamos:

1. que el niño repite el último elemento de la secuencia de conteo,

2. que pone un énfasis especial en el mismo o

3. que lo repite una vez ha finalizado la secuencia.

Según estos autores el niño logra la cardinalidad entorno a los dos años y siete meses y también según ellos para lograr la cardinalidad es necesario haber adquirido previamente los principios

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (15.1 Kb)   pdf (109 Kb)   docx (15.5 Kb)  
Leer 9 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com