ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Lectura y La Escritura


Enviado por   •  14 de Enero de 2015  •  Tesis  •  10.896 Palabras (44 Páginas)  •  122 Visitas

Página 1 de 44

Introducción

Es bien sabido que un programa de educación para los niños en edad escolar ha de explicar la posición teórica de la cual se parte y exista correspondencia entre lo que se argumenta teóricamente y lo que luego se hace en la práctica pedagógica. De este modo la teoría dirige la acción metodológica y la práctica pedagógica ayuda a confirmar y profundizar el enfoque teórico del que parte, la teoría se confirma en la práctica, que es el criterio de la verdad, y a su vez la práctica perfecciona y consolida la teoría.

Es común escuchar que se habla de la importancia de diseñar o implementar "estrategias didácticas" al estar frente al grupo y trabajar los contenidos curriculares con el fin de lograr que los alumnos adquieran "aprendizajes significativos"; en esta ocasión se dará un vistazo sobre los diferentes tipos de estrategias que se pueden utilizar en congruencia con los objetivos planteados, tomando en cuenta que todas ellas se caracterizan porque son prácticas, se relacionan con los contenidos y ponen en juego las habilidades, conocimientos y destrezas de los estudiantes. Para utilizarlas será necesario planearlas con anticipación y definir cuál es el momento adecuado para realizarlas.

La programación didáctica en Dificultades de aprendizaje, permitirá ofrecer (a los estudiantes, futuros docentes) una serie de elementos con los que se aplicarán técnicas estrategias y recursos relativos al aprendizaje de la lectura, la escritura y matemática en la programación de la atención educativa de educandos con dificultades de aprendizaje. De ahí la importancia de planificar con detenimiento y de manera individualizada cada acción.

El lenguaje por ser una de las dimensiones en torno al cual giran los procesos del desarrollo infantil nutre también a todos ellos y tiene un significado crucial en el proceso de integración social del niño. El lenguaje no es solo un instrumento para la comunicación y expresión del pensamiento, es mucho más que eso, es el proceso de interacción y comunicación del niño consigo mismo, con el mundo, con los otros niños y con los adultos.

La realización de esta programación se divide en dos bloques: la programación didáctica para el área de lectura y escritura y la programación didáctica para el área de matemáticas, cada una con la fundamentación correspondiente, lo que permite tener una idea clara de lo que describe cada etapa y sus implicaciones

obj.3La Lectura y La Escritura

La lectura y la escritura son ejes de la educación formal e instrumentos de aprendizaje permanente, ambas permiten la adquisición de conocimientos, el crecimiento personal, la organización del pensamiento, la comunicación a través del tiempo y del espacio, el registro de ideas, entre otras múltiples funciones que cumplen.

Su enseñanza, a través de todos los grados y niveles del sistema educativo, debe ser atendida por un docente que esté formado en el saber, el ser y el hacer, es decir, que posea los conocimientos necesarios para abordar su enseñanza; que tenga un adecuado grado de inserción social y de equilibrio emocional y que haya desarrollado las competencias necesarias para actuar didácticamente en el salón de clase.

Para leer es necesario que el niño haya adquirido el primer lenguaje, el oral. A partir de él, descubre el mundo y se integra; primero a su medio familiar y luego a la sociedad donde ejecutará diversas actividades en el transcurso de su vida. Las personas expresan verbalmente lo que piensan y a través de eso los demás se enteran de lo que quieren decir. La correcta adquisición y el desarrollo del lenguaje en los primeros años de escolaridades es lo más importante, debido a que ello le entrega al individuo las herramientas iniciales para su integración social y desarrollo sistémico.

De modo resumido se puede decir que el proceso de aprendizaje de la lectura y escritura es más efectivo cuando los docentes son capaces de insertar al niño en un ambiente rico en estímulos significativos que impliquen actividades de lectura y escritura y que tiendan, también, a desarrollar el lenguaje oral del niño. Estimular también los otros sentidos: visual, auditivo y kinestésico (estímulos multisensoriales) dentro de éste proceso de aprendizaje.

El aprendizaje de la lectura y la escritura van íntimamente ligados. Algunos niños empiezan a escribir antes de iniciarse en la lectura. Una vez que el niño comprende que cada letra tiene un sonido y que sirve para escribir algo “se coloca” en el papel las palabras (sonidos) que se piensa o se dice, comienza a ejecutar los primeros pasos de escritura (aunque no se corresponda con lo que se entiende por escritura convencional). El aprendizaje y comprensión del código ortográfico ayuda al niño a iniciarse en la lectura, a decodificar, aunque no comprenda lo que lee. La comprensión y la rapidez lectora llegan de la mano de una práctica regular y sistemática, una vez que se ha iniciado el proceso de decodificación.

En base a esto se entiende que leer es un proceso de interacción entre el lector y el texto, proceso mediante el cuela el primero intenta satisfacer (obtener una información pertinente) los objetivos que guían su lectura donde el significado del texto se construye por parte del lector. Esto no quiere decir que el texto en si no tenga sentido o significado que un escrito tienen para el lector no es una traducción o replica del significado que el autor quiso imprimirle, sino una construcción que implica: al texto, a los conocimientos previos del lector que lo aborda y a los objetivos con que se enfrenta al mismo.

En síntesis cada lector construye el significado del texto a partir de la aplicación de diversas estrategias. Una estrategia, es tanto un procedimiento, como una herramienta o un camino a seguir para el logro de un propósito prefijado, en el caso de la lectura, son muchas las estrategias que ponemos en juego, pero se podrían sintetizar en selección, predicción, inferencia, confirmación y auto corrección.

En este sentido la escritura se presenta como un proceso mecánico, una destreza psicomotriz mediante la cual se aprende a escribir palabras y oraciones y justamente de ese ejercicio sistemático y progresivo, depende su soltura y legibilidad.

Desde la psicología de Wells (1987) explora el concepto de lo escrito e identifica cuatro niveles de uso, que no se deben considerar exactamente funciones en el sentido lingüístico: el ejecutivo, siendo éste el más básico que se refiere a al control del código escrito, a la capacidad de codificar signos gráficos. Luego se presenta el funcional que incluye la comunicación interpersonal y exige el conocimiento de los diferentes

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (69.8 Kb)  
Leer 43 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com