ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Obesidad Infantil


Enviado por   •  22 de Agosto de 2012  •  4.318 Palabras (18 Páginas)  •  352 Visitas

Página 1 de 18

JUSTIFICACION:

La obesidad infantil, es un problema de gran magnitud que afecta a todo el mundo, principalmente a México situándonos en primer lugar de obesidad en niños de 0 a 12 años de edad, según la OMS (en el periódico “milenio”) un lugar nada agradable ni orgullecedor frente a otros países.

Por lo consiguiente deberíamos reflexionar si la población está actuando de manera correcta en la alimentación, puesto que, entre otros factores, la deficiencia de ejercicio y la alta ingesta de calorías en alimentos procesados con abundantes hidratos de carbono refinados y grasas saturadas es el principal motivo de que nuestros niños “engorden” tan apresuradamente y de que a pesar de las dificultades en el tratamiento de la obesidad, es necesario insistir en él, debido a las consecuencias tan negativas que tiene esta patología, tanto en la salud médica como psicológica del niño y del adolescente. Por lo tanto es necesario actuar cuanto antes y estar convencidos de que el niño obeso pierda el exceso de grasa y aprenda el significado de la alimentación y estilo de vida saludable. En este sentido, es esencial trabajar en la prevención de la obesidad, concientizando a los pediatras, enfermeras, profesores y padres de la importancia de la educación nutricional de los niños desde las edades más tempranas.

Han sido numerosos los intentos para clasificar la obesidad así como para relacionarla epidemiológicamente según sus diferentes características. Ninguno de estos métodos parece particularmente útil o significativo en la infancia y, probablemente la única distinción importante que puede hacerse en la obesidad infantil es diferenciar aquellos niños que tienen un “patrón patológico”, debido a enfermedades genéticas o endocrinas, de otros cuya obesidad está ligada a la ingesta de dietas hipercalóricas y/o a la escasa actividad física y, quizás también a una predisposición genética para conservar y almacenar energía. Esta última, denominada “obesidad simple”, abarca el 95% de los casos.

Es muy importante la repercusión que la obesidad tiene sobre el desarrollo psicológico y la adaptación social del niño. En general, las personas afectas de obesidad no están bien consideradas en la sociedad. En los medios de comunicación los niños y adultos obesos suelen desempeñar un personaje cómico, chusco y glotón. Un niño de 7 años ya ha aprendido las normas de atracción cultural y de aquí que elija a sus compañeros de juego basándose en sus características físicas, hasta el punto de que muchas veces prefieren elegir a un niño con una discapacidad antes que a un niño obeso. Se ha comprobado que los niños obesos tienen una pobre imagen de sí mismos y expresan sensaciones de inferioridad y rechazo. Por lo tanto, suelen presentar dificultades para hacer amigos. La discriminación por parte de los adultos o de los compañeros desencadena en ellos actitudes antisociales, que les conducen al aislamiento, depresión e inactividad, y frecuentemente producen aumento en la ingestión de alimentos, lo que a su vez agrava o al menos perpetúa la obesidad. En la adolescencia el concepto de sí mismo es de tal importancia que cualquier característica física que les diferencie del resto de sus compañeros tiene el potencial de convertirse en un problema más grave, en concreto disminuyendo su autoestima. Y de aquí desencadenando severos problemas de salud como la anemia anorexia o bulimia que lejos de remediar el problema solo lo agravan más pues su cuerpo estará tan dañado como la mentalidad de estar delgado a como de lugar, aun sea privándose de la comida o deponiéndola.

PROBLEMA:

La obesidad es la enfermedad nutricional más frecuente en niños y adolescentes en los países desarrollados, aunque no sólo se limita a éstos. Estudios recientes realizados en distintos países demuestran que el 5-10% de los niños en edad escolar son obesos, y en los adolescentes la proporción aumenta hasta situarse en cifras del 10-20%.

Es una enfermedad compleja, cuya etiología está todavía por esclarecer debido a los múltiples factores implicados: genéticos, ambientales, neuroendocrinos, metabólicos conductuales y de estilo de vida.

Uno de los principales problemas es la mentalidad: “limpiar el plato”, que puede alentar a los niños a comer más de lo necesario, no es la correcta. Por generaciones se ha tenido la convicción de que el comer mucho tiene que ver con una buena salud, cosa que es totalmente equivocada, al contrario, es un riesgo muy grave. El comer mucho, no tiene que ver con el comer bien.

Por otro lado, en nuestra sociedad casi todo lo celebramos con la comida, el cumpleaños, Navidad, el inicio de las vacaciones, incluso, si sale bien en las notas, a los niños se les premia con golosinas y postres, por lo tanto se relaciona el placer y las cosas buenas de la vida siempre con comida, también la integración social interviene en esto, ya que las convivencias con otros niños siempre está presente la comida.

OBJETIVOS:

GENERAL: Proporcionar información verídica a los padres de familia sobre el estado nutricio de sus hijos de manera que pueda ser comprendido por los diferentes sectores poblacionales e identificar las causas por las cuales los menores tienen este problema en la escuela urbana 21 de marzo.

ESPECIFICO: Diseñar un programa de alimentación, ejercicio y seguimiento médico que permita a los niños que su problema sea por sedentarismo y malos hábitos alimenticios y obtener un cambio tanto en su cuerpo como en su salud y mejorar las relaciones con la sociedad que lo rodea.

MARCO TEORICO:

La obesidad y el sobrepeso se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud; de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el sobrepeso se define como un Índice de Masa Corporal (IMC) igual o superior a 25, y la obesidad como un IMC igual o superior a 30. El IMC es el peso en kilogramos dividido por el cuadrado de la talla en metros, es un indicador que se utiliza frecuentemente para identificar el sobrepeso y la obesidad.

La obesidad resulta de un desequilibrio entre el consumo y el gasto de energía, aunque también está asociada a factores sociales, conductuales, culturales, fisiológicos, metabólicos y genéticos.

Está acompañada por problemas derivados del exceso de peso corporal entre los que se encuentran: dificultades para respirar, ahogo, somnolencia, problemas ortopédicos, trastornos cutáneos, transpiración excesiva, hinchazón de los pies y los tobillos, trastornos menstruales en las mujeres y mayor riesgo de enfermedad coronaria, diabetes,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (29.6 Kb)  
Leer 17 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com