ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Teoría de los test y fundamentos de medición


Enviado por   •  18 de Octubre de 2019  •  Ensayos  •  1.554 Palabras (7 Páginas)  •  19 Visitas

Página 1 de 7

[pic 1]

Participante:

María Margarita Villar Martes

Matricula:

(15-7729)

Asignatura:

Teoría de los test y fundamentos de medición.

[pic 2]

Facilitadora:

Susana Esther Méndez

Fecha: 12-10-2019

Introducción

Concerniente a la tarea V tratare el tema de VALIDEZ Y CONFIABILIDAD, que a su vez a lo largo de la misma un breve ensayo, que nos sirven estas aplicaciones en nuestra carrera y la vida social.

De igual manera serán herramientas de vital importancia para cualquier momento que se nos presente bien sea en la universidad o en nuestro lugar de trabajo.

Es muy importante saber de qué trata la validez y la confiabilidad para poderlas aplicar de manera correcta y sin tener que pasar por  un error.

Y un análisis de la psicometría…

Estimado Participante:

En esta semana vas a trabajar las siguientes actividades:

  1. Redacta de un ensayo con un sobre la confiabilidad y validez, respetando los conceptos básicos que emiten su opinión en el texto básico.

 

Confiabilidad y Validez

Los instrumentos de medición o tests son utilizados en la ciencia de la psicología para la medición de las características psicológicas del ser humano. Dos de las cualidades principales que hacen a un test un instrumento con rigor científico son la confiabilidad y la validez. El presente ensayo tiene como objetivo definir qué es confiabilidad y  validez, mencionar y definir los principales procedimientos para calcular la confiabilidad y los tipos de validez que existen.

La confiabilidad responde a la pregunta ¿con cuánta exactitud los ítems, reactivos o tareas representan al universo de donde fueron seleccionados? (Corral, 2009).  La confiabilidad (o consistencia) de un test es la precisión con que el test mide lo que mide, en una población determinada y en las condiciones normales de aplicación. (Anastasi, 1982; Aiken, 1995, citado por Aliaga, (s.f.)). Esta se expresa mediante un coeficiente de confiabilidad que es un número decimal positivo entre .00 y 1.00 y se ve influida por errores no sistemáticos (por ejemplo: salud, fatiga, tensión emocional, etc.) lo cual afecta la varianza de error y el coeficiente mismo.

Para calcular la confiabilidad existen diferentes métodos. El método test- retest sirve para determinar la confiabilidad de una prueba cuando se la administra dos veces al mismo grupo. El coeficiente test-retest o de estabilidad se obtiene al correlacionar las puntuaciones de las dos pruebas. El método de formas paralelas calcula el coeficiente de equivalencia y esto se logra gracias a la aplicación  de dos o más versiones equivalentes al instrumento de medición.

El método de consistencia interna o coeficiente de consistencia interna requiere una sola administración y se obtiene por diferentes formas: a) división por mitades, que computa la correlación entre los puntajes de las dos mitades (formas paralelas) de una prueba que miden la misma cosa, esta se calcula mediante la fórmula de Spearman-Brown; b) método Kuder-Richardson, que calcula el promedio de los coeficientes obtenidos de todas las divisiones por mitades como el estimado global de la confiabilidad. (Aiken, 2003). Es muy útil en cuestionarios de ítems dicotómicos y cuando existen alternativas dicotómicas con respuestas correctas e incorrectas; c) coeficiente alfa, que de forma general estima la confiabilidad de un test que posee reactivos con calificaciones de distinto peso a respuestas diferentes.

La validez responde a la pregunta ¿con qué fidelidad corresponde el universo o población al atributo que se va a medir? (Corral, 2009). Tradicionalmente la validez se refiere al grado en que una prueba mide lo que dice medir pero el concepto ha ido evolucionando hasta llegar a considerarse como el juicio evaluativo global en que la evidencia empírica y los supuestos teóricos respaldan la suficiencia y lo apropiado de las interpretaciones y acciones en base a los puntajes de las pruebas, que son función no sólo de los ítems sino también de la forma de responder de las personas así como del contexto de la evaluación; es decir, lo que se valida no es la prueba sino las inferencias que se hacen a partir de las mismas. (Aliaga, (s.f.)). La validez está afectada por errores tanto sistemáticos como no sistemáticos.

Existen tres tipos de validez: a) validez de contenido, que es el grado en que un instrumento refleja un dominio especifico del contenido de lo que se pretende medir indicando cuán representativo es el comportamiento elegido como muestra del universo que intenta representar; b) validez de constructo, que es el grado en que un instrumento mide un constructo en particular delimitando hasta dónde dicho instrumento mide realmente un rasgo y con cuanta eficacia lo hace; c) validez con relación a criterio, que son las comparaciones de las calificaciones en la prueba de un grupo de personas con puntuaciones u otras medidas de desempeño. Dentro de este tipo de validación se puede aplicar la validación concurrente, la cual se utiliza en una prueba que se aplica a personas clasificadas en varias categorías, buscando así determinar si las puntuaciones de las personas ubicadas en una categoría son significativamente diferentes a las de individuos de otras categorías; y la validación predictiva que se refiere a la precisión con la que las puntuaciones de una prueba predicen el desempeño futuro de una persona en una actividad determinada.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.3 Kb)   pdf (160.9 Kb)   docx (61.4 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com