ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

"EL ANTICRISTO" DE FRIEDRICH NIETZSCHE


Enviado por   •  13 de Diciembre de 2013  •  1.637 Palabras (7 Páginas)  •  4.792 Visitas

Página 1 de 7

Esta obra del autor Friedrich Nietzsche “El Anticristo” (escrita en 1888, un año antes de sufrir una crisis de locura de la cual ya no se recuperó), hace una crítica al cristianismo, culpando la mediocridad del ser humano por detonación de la religión, de la moral y la mansedumbre social.

Nietzsche nos explica por qué el ser humano es un fracaso y expone una figura de Cristo como "ser humano"; desenmascarando la doctrina sacerdotal de la iglesia. Realiza un análisis intenso de los elementos que supuestamente para él, han convertido a los seres humanos en mediocres; intentando explicar todas las anomalías y mentiras del cristianismo, estableciendo sus ideologías sobre el cristianismo, desde sus inicios, sus teorías, sus falsedades, y mentiras, con la finalidad de abrirle los ojos a las personas mediante fundamentos que él creía que eran verdaderos, puesto que en su obra trae fragmentos interesantes, como la existente duda de creer en un dios que quizás jamás existe; porque según él, nunca jamás encontraremos a alguien que nos diga con exactitud si realmente existe uno, o si realmente no.

Friedrich Nietzsche, en su obra, comienza hablando de lo que es la felicidad, que cada quien tiene su concepto sobre la misma, pero nadie puede dar una definición exacta y única de lo que realmente significa, es algo que normalmente tiene que ver con el poder, porque cada quien quiere lo mejor para sí mismo. Pero, qué pasa cuando la felicidad de una persona está ligada a lo que la religión nos impone, a eso que ellos llaman la verdadera felicidad; por lo que resulta ser el motivo por el cual el ser humano no avanza, ya que para la felicidad de las personas no debe ser dependiente sino más bien independiente, y finalmente lo que nos marca la religión no es más que un obstáculo para que una persona sea feliz. Por lo que exhorta a forjarse una mente abierta, tener nuevos oídos para saber escuchar y entender, como una nueva música; a ver con nuevos ojos para las cosas más lejanas; con una nueva conciencia para las verdades silenciosas; a conservar la fuerza y el entusiasmo; respetarse y amarse a sí mismo, para alcanzar la felicidad y ser una persona crítica que no se conforma con lo que escucha, sino que quiere saber más y buscar libremente el porqué de las cosas.

Nietzsche en esta obra reprocha al cristianismo el hecho de dirigirse hacia los desheredados y los enfermos, por consiguiente la religión está en contra de lo sano y fuerte, critica la inversión de los valores por parte de los cristianos, lo enfermo es bueno y se contrapone a lo proveniente de la plenitud, que es malo. Por lo que piensa, que el cristianismo arrastra a la humanidad hacia abajo. Los modelos de Nietzsche se basan en el paganismo, los griegos, el budismo, etc., por lo que estos modelos, según él, desarrollan la elevación espiritual, defendiendo como virtudes el egoísmo y el afán de poder.

Las personas de pensamiento libre, quienes están siempre en busca de la verdad, son las personas que logran trascender a través del tiempo, aun después de la muerte. El cristiano no es libre de pensamiento, es manso, un animal de rebaño, solo unos cuantos “superhombres” han logrado resaltar entre los demás, por su necesidad de conocer y fortalecerse, en el sentido del conocimiento.

El cristianismo ha prohibido los instintos fundamentales del ser humano, atenta contra la razón al afirmar que los valores de la inteligencia son pecados, tentaciones. Por lo que, los valores del hombre son decadentes, ya no son los verdaderos valores de la vida, ahora se habla de cosas intangibles como “el más allá”, “el paraíso” o “la salvación”.

El espíritu puro es la mentira pura, la santidad hace más daño que todos los vicios, quien es arrogante no puede conocer la verdad. El perdón se basa en la fé, la cual tiene las verdades invertidas con las mentiras, por consiguiente, la iglesia busca la dominación de los otros en base a su fé; y crean confusión entre el deber con lo que debe ser. La iglesia o el cristianismo como tienen jerarquía, quedan por encima de la ciencia, y determinan lo verdadero y falso.

Los libres pensadores son una conversión de esos valores de la iglesia, y por eso son considerados como “unos poseídos por los demonios”. Según la fé, para llegar a un alto nivel de conciencia debes apartarte de todo lo que tus sentidos perciben, pero es lógico que si quitamos el sistema nervioso y los sentidos, no quedaría nada.

En la religión solo hay causas imaginarias, efectos imaginarios, relación imaginaria de dos seres, una ciencia natural imaginaria, psicología y teología imaginarias; ese mundo de ficción se basa en el odio a lo natural y a la realidad. El concepto cristiano de Dios, es únicamente una proyección del pueblo mismo, una imagen a quien adorar

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (9.5 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com