ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Evidencia De Aprendizaje Unidad 3


Enviado por   •  25 de Marzo de 2013  •  1.529 Palabras (7 Páginas)  •  731 Visitas

Página 1 de 7

Yo vivo en México D.F. Aquí tras las elecciones del cambio en 2000 y los resultados cuestionados de 2006, es importante que el próximo presidente cuente con la fuerza y la legitimidad necesaria para sacar adelante un nuevo proyecto para todo el país. Todo ello en medio de una discutida y costosa guerra al narcotráfico, con una débil relación bilateral con EEUU, donde claramente se ha perdido el paso en la cuestión migratoria, y con unas cifras económicas que no mueven a ningún optimismo.

Análisis: Acostumbrados a cierta rigidez del sistema, donde todo parece estar controlado, la realidad actual de México permite observar algo diferente: la incertidumbre electoral, algo novedoso en la política mexicana. Ello ha obligado a las fuerzas políticas a iniciar sus movimientos de marketing y estrategia electoral con una cierta anticipación. Algunos, como el PRI, desde una posición de tranquilidad, con poco desgaste interno, muy cohesionado y con el control de importantes gobiernos estatales, lo que le da una presencia federal de gran peso; otros, a la defensiva, como el PAN, sufriendo el desgaste de años en el poder con dudosas políticas de éxito; y una izquierda siempre dividida, donde es complicado encontrar voces que la representen en su conjunto.

En las elecciones celebradas el pasado 4 de julio, con la participación de casi el 39% del censo electoral, se eligieron nuevos diputados locales en 14 estados de los 32 de la Federación y 12 gobernadores. Han sido estas elecciones un laboratorio experimental de cara a las presidenciales. Han sido de tanta importancia que desde uno de los estados donde el termómetro electoral está más alto por tener a corto plazo elecciones a gobernador, el estado de México, se acaba de aprobar la llamada ley Peña, que prohíbe las alianzas electorales contra natura por cuestiones de conveniencia. La ley, cuyo desarrollo está en manos de los jueces tras ser impugnada por la oposición de izquierda y la derecha, es el resultado de una de las lecturas posibles de las elecciones de julio: allí donde la izquierda agrupada en torno al DIA y la derecha gobernante del PAN se han unido en alianza, o han vencido o han plantado cara electoral al PRI.

La decisión de las direcciones del PAN y del PRD de unir fuerzas en diversos lugares e intentar sumar en esa línea a los socios del PRD, Convergencia y PT, abrió un escenario difícil de explicar en términos ideológicos, pero no en clave electoral. De los 12 estados que elegían gobernador, en cinco se formó esta controvertida coalición entre el partido del gobierno con la izquierda opositora. Los estados de Durango, Sinaloa, Puebla, Hidalgo y Oaxaca fueron escenario de uniones tan inusuales, como de tan positivos resultados para esta coalición de conveniencia. Oaxaca fue un caso más claro de la gran alianza electoral gobierno-oposición. El PRI ha encontrado un filón político, mostrándose ante la opinión pública como víctima de un gran complot que solo persigue sacarles del poder cueste lo que cueste, y señalando que con esa estrategia pierde la democracia.

Con un 86.5% de la población que afirma que la situación de la economía está peor que hace un año y con similares porcentajes de opinión en todas las zonas del país, hay un fuerte pesimismo entre la población, donde sólo un 25,8% de los mexicanos que viven en el norte, más conservador, ven una luz al final del túnel de la economía y de los problemas, frente al 15,5% en el centro del país. Por eso, parece obvio que el debate electoral, en términos políticos, debe girar en torno a la economía. Y quizá sólo de la economía.

Sin embargo, la prensa nacional e internacional insiste todos los días en los problemas de seguridad y la guerra al narcotráfico en México. En realidad, esto ocupa el quinto lugar en los problemas que los mexicanos perciben de manera más cercana, siendo la economía el primero y la seguridad en general el segundo, con una amplia diferencia –29,6% y 23,4% respectivamente– frente al tercero, el desempleo –con un 16,2%– y el cuarto, la pobreza –con un 8,8%–. De las nueve prioridades y preocupaciones de los mexicanos, siete hacen referencia a cuestiones económicas.

No parece que haya un amplio apoyo al rumbo que el gobierno ha adoptado, cercano al 33%, lo que abunda en la idea de que un candidato del PAN será juzgado con una visión continuista y negativa. La evolución económica mundial no permite hablar de un cambio favorable a corto plazo, que sea capaz de modificar positivamente la imagen del gobierno..

Desde la presentación de su último libro, La mafia que se adueñó de México y el 2012, López Obrador utilizó un tono político de precandidato hasta que finalmente se autoproclamó candidato, un día después de que se presentara como presidenciable en un gran mitin en el Zócalo del DF. Posteriormente, el coordinador del DIA, Manuel Camacho Solís, indicaba dos cuestiones importantes que fijaban la hoja de ruta de la izquierda. Por un lado, con los números en la mano, afirmaba la posibilidad de victoria de la izquierda en 2012. Por el otro, establecía las líneas que el DIA debería seguirá en la elección de su

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.1 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com