ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Museo de oro precolombino


Enviado por   •  11 de Octubre de 2011  •  1.743 Palabras (7 Páginas)  •  2.183 Visitas

Página 1 de 7

Trabajo Extra Clase

III Trimestre

Depto. Turismo

“Museo de oro precolombino”

Realizado por:

Daniela Oviedo Quirós.

Fabiola Fernández Brizuela.

Stephanie Zúñiga Saborío.

Karina Víquez Víquez.

Brayan Alvarado Corella.

Johan Solórzano Mora.

Profesora:

Karol Araya Salas.

Sección:

11-2

Santo Domingo, El Roble, 2011

Museo de oro precolombino

El Museo del Oro Precolombino posee una extraordinaria colección de objetos en oro que reflejan la cosmovisión, estructura social, y la orfebrería de los pueblos precolombinos del actual territorio costarricense.

La exhibición muestra el uso y función de las piezas, la tecnología, así como la relación con la naturaleza y la vida cotidiana de estos grupos humanos.

La colección está formada por 1600 piezas de oro precolombino que datan desde el año 500 hasta el 1500 D.C El Museos del Oro se divide en dos niveles:

a) El área introductoria en el segundo nivel del edificio, que interpreta la evolución sociocultural de las culturas precolombinas. En este espacio también se plantea el desarrollo de la metalurgia en Costa Rica, sus etapas y estilos.

b) Exhibición de Piezas de oro (tercer nivel del edificio). En esta parte se puede apreciar los diferentes usos y significados de los objetos de oro. Los visitantes podrán ver un vídeo introductorio a la colección.

Colecciones:

-Colección de objetos de oro

En Costa Rica, la evidencia arqueológica señala la aparición de los primeros objetos metálicos hacia el año 400-500 después de Cristo. La manufactura de objetos de metal alcanzó su máximo desarrollo después del 700 D.C. y hasta el contacto con los españoles.

La mayoría de los objetos de metal que se han recuperado en Costa Rica proceden del Pacífico Sur; esto se debe a la existencia en dicha región de yacimientos de oro y cobre en estado natural.

Los artesanos precolombinos que ocupaban la zona que actualmente es Costa Rica trabajaron el oro nativo de procedencia aluvial. Éste se obtenía de las arenas de los ríos y de las riberas de las costas y se lavaba en bateas de madera. El arte del trabajo de los metales requiere una habilidad particular, un aprendizaje largo y complicado, que realizaban especialistas de tiempo completo.

Mediante el martillado de pequeños fragmentos de oro se elaboraban piezas laminadas en forma de pectorales, brazaletes, diademas, discos; los cuales estaban decorados con diseños geométricos, formas de animales y representaciones humanas. Las decoraciones se efectuaban con la técnica del repujado, el cual consistía en presionar por la parte de atrás del objeto con un instrumento sin punta, quedando en relieve los diseños por la parte delantera.

La fundición con la técnica de la cera perdida fue la más empleada en la producción de objetos. La técnica consistía en modelar primero el objeto deseado en cera de abejas. El diseño se cubría con diversas capas de arcilla, formando así una especie de molde que se dejaba secar por unos días. Este molde se calentaba a fin de que la cera se derritiera y saliera por un conducto que se había dejado con este propósito. Al derretirse la cera, en el interior del molde quedaba un espacio hueco con la forma del diseño original, el cual era llenado con el metal fundido. Una vez que se enfriaba el molde se rompía y el objeto se limpiaba, se recortaban los conductos por donde había entrado el metal, se retocaba y pulía. Para elaborar piezas fundidas también se realizaban mezclas de metales, especialmente oro y cobre, como la llamada “tumbaga”.

En oro se hicieron objetos como anzuelos, agujas, punzones; pero también se hicieron distintivos de rango en forma de adornos personales y ofrendas para el ajuar de los difuntos. Algunos objetos también fueron hechos para ser utilizados en rituales por parte de los chamanes o sacerdotes.

En la orfebrería son llamativas las representaciones de fauna como peces, cangrejos, tortugas, armadillos, venados, jaguares, lagartijas, lagartos, aves y ranas. Estas representaciones ponen en evidencia la importancia del entorno natural en relación con el ser humano.

De igual manera, se elaboraban figuras de formas compuestas (humanas y animales), las cuales representaban simbólicamente a personajes especiales como los chamanes y sacerdotes.

-Colección de objetos de cerámica y piedra

La colección de objetos precolombinos elaborados en cerámica y piedra está integrada por piezas que proceden de distintas regiones geográficas del país, con una antigüedad que data del año 300 a.C. hasta el contacto europeo en el año 1502 d.C.

Vasijas en formas diversas; así como objetos, estatuas y utensilios en piedra, fueron utilizados en la vida cotidiana y ceremonial de los pueblos que las produjeron.

Exhibiciones:

-Animales de arcilla 300 a.c-1550 d.c

En el mundo prehispánico, los animales formaron parte del entorno natural y social. La representación de ciertos animales se relaciona con diversos aspectos de la cultura de sus hacedores como la mitología, la organización social y ritual, así como su uso como fuente alimenticia.

Desde el año 300 a.C. y hasta la época de contacto en el siglo XVI, una gama limitada de animales fueron representados en diversos materiales, destacándose la arcilla como uno de los medios más utilizados, con el cual se modelaron figuras, recipientes, instrumentos musicales y utensilios de uso ritual.

Los mamíferos son el grupo de animales que cuenta con mayor variedad de especies representadas en cerámica. Destacan animales grandes como los felinos, la

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (11.4 Kb)  
Leer 6 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com