ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

VIOLENCIA EN LOS AÑOS 50


Enviado por   •  2 de Agosto de 2011  •  1.777 Palabras (8 Páginas)  •  594 Visitas

Página 1 de 8

VIOLENCIA EN LOS AÑOS 50

En medio de la informalidad de las guerrillas, ellas crearon jerarquías y reconocieron símbolos. A muchas ingresaron desertores del ejercito y prófugos de la justicia también eran formadas a partir de parientes, compadres y amigos.

También había cacicazgos, las cuadrillas que reforzaban los lazos con la comunidad protegiendo sus creencias y su territorialidad, se luchaba tenazmente por el reconocimiento de la propiedad privada.

Las ofensivas militares los obligaban a internarse en nuevas comarcas y rivalizaban por sus dominios con otras bandas armadas. El vacio dejado por los notables de los pueblos que se iban a las ciudades, les dieron autonomía y muchos políticos alimentaron clandestinamente las bandas, como medio de organización.

Los llanos y los llaneros integraron el mito de origen de la república conquistando para la patria una frontera indómita. Estos fueron idealizados en la vorágine por el escritor José Eustacio Rivera.

Los jefes del partido liberal para tener un acercamiento con los conservadores entorno al desarme de los alzados en armas los clasificaron así: • Los inocentes acosados por la persecución. • Los que ingresaron a la guerrilla por móviles políticos. • Los que en la lucha armada han incurrido en sanciones penales. • Los criminales de guerra.

Para el gobierno los hombre en armas eran bandoleros, sin divisa política. Para la policía y el ejercito eran chusmeros. Una de las primeras exigencias era que se les reconociera la calidad de guerrilleros.

El 6 de octubre se anuncio un pacto bipartidista, los liberales convencían a la guerrilla de entregar las armas si el gobierno les daba garantía y los conservadores levantaban el estado de sitio. Al fin no se llego a ningún acuerdo por la pugna entre Laureanistas y Alzatistas. En Antioquía también se formaron alianzas bipartidistas, la ANDI y los ganaderos conformaron un comité Pro-PAZ para poner fin a la violencia. El conflicto fracaso cayendo soldados, policías, incendiaron EL TIEMPO y EL ESPECTADOR y la residencia de Alfonso López y Carlos Lleras exiliándose en Venezuela.

La región llanera fue atacada en las ofensivas y contra ofensivas de los militares. La población dejaba sus bienes y ganado. El objetivo de la lucha era derribar el gobierno de Laureano Gómez. El general Rojas gana la confianza del país al imponer en los llanos una paz memorable. Los camaradas llenaron el vacio dejado por la guerrilla con los campesinos armados (AUTODEFENSAS). La pacificación del gobierno militar no solo fracasa si no que hay complicidad entre el gobierno y los conservadores quienes empleaban pájaros (Bandidos que mataban selectivamente). La región de Caldas y el Quindio era una sociedad agraria que había acaparado la mejor tierra y el poder político. Pero del Norte del Valle hasta Manizales llego la violencia para imponer las reglas del negocio de compra y venta de fincas cafeteras y la comercialización del café, aumentando los genocidios y las expulsiones. El ejercito hacia 1964 habría destruido las mas notorias guerrillas creo la acción cívico militar para poder integrarse a la comunidad.

Colombia

Inmediatamente el secretario de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) formula la petición de ayuda para las fuerzas aliadas respondiendo a la llamada naciones como Australia, Bélgica, Luxemburgo, Canadá, Grecia, Holanda, Francia, Turquía, entre otras, y Colombia fue el único país hispanoamericano que respondió a la llamada para enviar tropas a la Guerra de Corea.

El gobierno ofreció una unidad naval a las fuerzas aliadas y dos semanas más tarde agregó a su compromiso un batallón de infantería, que aún no existía. Aceptadas ambas unidades, la fragata Almirante Padilla zarpó de Cartagena hacia la base naval de San Diego California, bajo el mando del capitán de corbeta Julio César Reyes Canal, con el fin de adelantar reparaciones y adecuación de su equipo para la misión de guerra y un período de entrenamiento para su tripulación. En cuanto al cuerpo de infantería, el Decreto 3927 de diciembre de 1950 creó el Batallón de Infantería Nº 1 Colombia, con destino al ejército de las Naciones Unidas en Corea.

De los 4.314 combatientes colombianos que tomaron parte en el conflicto asiático, 111 oficiales y 590 suboficiales participaron en operaciones de guerra y el resto en la vigilancia del armisticio, recibiendo para el efecto el mismo entrenamiento intensivo de los anteriores. El saldo final de la guerra para el batallón Colombia fue de 639 bajas de combate (un poco más del 15% de los efectivos) distribuidas entre 163 muertos en acción, 448 heridos, 28 prisioneros canjeados y dos desaparecidos. Eso le permitió a Colombia en términos humanos figurar en el listado de naciones libres defensoras de la libertad y la democracia de acuerdo con el perfil político de la época. Para un ejército pequeño ese casi millar de profesionales, diseminados a su regreso por todos los cuerpos de tropas del país, significaron una importante inyección de modernidad.7

En general, el nivel logístico de la actuación militar colombiana fue el más beneficiado; se subsanaron las deficiencias y carencias en términos de evacuación de heridos, muertos, material de guerra y mantenimiento de equipos, desempeño de unidades al servicio del orden público,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (10.7 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com