ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

La Educacion


Enviado por   •  28 de Julio de 2011  •  2.508 Palabras (11 Páginas)  •  280 Visitas

Página 1 de 11

Educación y los valores

Es importante tener claro que son los valores para las personas, son convicciones profundas de los seres humanos que determinan su manera de ser y orientan su conducta.

Todos los demás son también importantes en la educación, pero los valores morales son decisivos, porque son los que determinan cómo es una persona: la gama es muy amplia y puede ir desde una persona egoísta o asesina, hasta una persona admirable, ejemplar para todos.

Los valores involucran nuestros sentimientos y emociones que forman parte de todo ese montón de características que nos hacen ser humanos.

Estos en los seres humanos tienen ciertas jerarquías que hacen de unos más importantes que otros, las personas dependiendo de nuestra formación tenemos una forma de pensar y de sentir diferente de los demás es esto lo que nos caracteriza como seres únicos, cada persona establece cuales valores son más importantes para él y cuales son menos importantes.

Los valores más importantes de la persona forman parte de su identidad, orientan sus decisiones frente a sus deseos e impulsos y fortalecen su sentido del deber ser.

Cada persona, de acuerdo a sus experiencias, conocimientos previos y desarrollo cognitivo, construye un sentido propio de los valores.

La educación en valores es aquella que, principalmente, se centra en la transmisión y promoción de aquellos valores que facilitan la convivencia entre las personas y que se sustentan en el respeto a los derechos humanos.

Es en este punto donde los valores se transforman en la finalidad de la educación ya que se considera que la educación tiene entre sus fines esenciales, la formación en aquellos valores que consideramos importantes para la subsistencia en armonía de todos los seres humanos.

La educación no solo se conforma de ese conjunto de procedimientos que permiten llevar esta a cabo, sino que está constituida de actitudes, valores y normas morales o sociales vigentes y deseables por todo ser humano.

La escuela tiene la obligación de proporcionar las claves y experiencias de aprendizaje desde las que los alumnos puedan ir construyendo un marco mental propio, que contribuya a una autonomía en el desarrollo social y moral. Y en este sentido es un reto que se plantea a la educación para lograr promover la autonomía de los alumnos y de las alumnas, no sólo en los aspectos cognoscitivos e intelectuales, sino también en su desarrollo social y moral.

Para lograr tener éxito a la hora de tratar de inculcar en los dicentes los valores se debe tener en cuenta que estos, se abordan de una forma integral desde sus raíces más profundas que están arraigadas en las familias. Es en estas donde gran parte de los valores que las personas tenemos hoy en día fueron fundados.

Esta tarea no es exclusiva sólo de la escuela y de sus maestros y profesoras sino que demanda compartir esta función con la implicación directa de los padres y de la llamada “comunidad educativa”.

Esto en sentido estricto quiere decir que desde la persona encargada del aseo de la escuela hasta el director del centro educativo tiene que trabajar en pos de los valores que se pretenden brindar a los estudiantes, de esta forma con nuestras actitudes como cabecillas del centro seremos un ejemplo a seguir por los niños y niñas.

Una educación en valores exige un amplio apoyo en materiales y acciones formativas de los profesores, rediseñar los espacios organizativos y laborales en los centros para que sean posibles las acciones que se proponen.

La necesidad de una educación en valores se visualiza cada día más; antes esta función solo era dada a la familia quien parecía ser la única fundadora de estos valores en los niños, la escuela relegaba esta función tan importante solo a la familia y es en este sentido, donde se ha cometido un error. Ya que esta también es una función de la escuela y de cada persona que en ella trabaja.

También se pensaba que cada alumno o alumna podía aprender por si solo lo bueno o lo malo y por esto, no se le daba la importancia que merecían los valores en los niños y niñas.

Si educar es dirigir, formar el carácter o la personalidad, llevar al individuo en una determinada dirección, la educación no puede ser neutra. Las finalidades educativas son valores en la medida en que son opciones, preferencias, elecciones.

Los valores en educación son, pues, ineludibles. Pretender (ser objetivo o ser neutral). Son términos que no pueden ser aceptados en educación. Cada acción educativa se sostiene en función de que asume, expresamente, que algo merece ser enseñado y aprendido.

Cada acción o enunciado del profesor transmite determinadas preferencias, actitudes, valores. De modo parecido cada aspecto del centro escolar, ya sea su gestión, organización o vida cotidiana, contiene determinadas preferencias valorativas, ya sean explícitas o implícitas.

En realidad, siempre se educa en valores, aunque no siempre se haga de forma explícita. Clarificar los valores más relevantes y en los que la escuela pondrá especial esfuerzo contribuye más claramente a fomentarlos y promoverlos. Porque con ello se mejora la calidad de la educación.

Al trabajar explícitamente sobre la formación en valores se atiende a uno de los fines de la educación: formar mejores seres humanos.

El ambiente de una escuela formadora de valores propiciará el desarrollo de todas las potencialidades de los alumnos.

La escuela marca siempre un papel decisivo sobre otros factores sociales que tienen que ver con la vida de los niños y niñas de los centros educativos del país, frente a todos los problemas sociales, políticos, económicos y culturales que pueden existir.

La educación en valores se necesita para brindarles orientación para comprender las situaciones y problemas de su vida diaria, para actuar y decidir correctamente, para relacionarse con los demás y para dar sentido a su vida.

La escuela debe ofrecer a los niños las herramientas necesarias para desarrollarse en un mundo que cambia a gran velocidad. Los valores orientan ante situaciones de confusión y ambigüedad.

¿Cómo educar en valores?

Es quizás una pregunta que muchos docentes se han de hacer, pero aunque es todo un reto no es imposible.

Una educación en valores propicia formar personas autónomas seguras de sus decisiones.

Es diseñar un proceso de enseñanza-aprendizaje que permita a los alumnos construir de forma racional y autónoma su escala

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (15.9 Kb)   pdf (101.9 Kb)   docx (16.7 Kb)  
Leer 10 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com