ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

O Te Chingas O Te Jodes, La Ley De Herodes


Enviado por   •  1 de Mayo de 2012  •  971 Palabras (4 Páginas)  •  1.287 Visitas

Página 1 de 4

O TE CHINGAS O TE JODES

LA LEY DE HERODES

La ley de Herodes es una producción cineasta mexicana, un film cómico negro en la que se hacen graves denuncia sobre el funcionamiento del sistema político particularmente en México pero del que sin lugar a dudas nosotros los colombianos a lo largo de los más de 200 años de independencia también hemos sufrido en nuestro país y siendo más severo me atrevería a decir que no solamente en México y Colombia sino que es una película que muestra la percepción que tiene el latinoamericano común y corriente de sus gobernantes.

La película se desarrolla bajo la historia de un Juan Vargas, militante del partido PRI de México quien hasta el momento era un humilde supervisor de limpieza (encargado del basurero local) que por los azares del destino y sumado a su principal cualidad humana la de ser “buena persona”, es decir (medio pendejo), como lo describen literalmente en la película yo llevan a que el Secretario de Gobierno Estatal Lic. Fidel López -quien deseaba para si la silla de Gobernador- lo nombrara Presidente Municipal de San Pedro de los Saguaros es decir a nuestro sistema político Alcalde Municipal. Una vez Juan Vargas toma posesión del cargo cree en los “ideales políticos” que su partido revolucionario le ha vendido al pueblo y a sus militantes mas humildes y es así como se propone llevar la modernidad y desde su pueblo ayudar a que el país salga adelante y acabar con la corrupción y no hacer parte de esa lista de funcionarios que no han entendido que deben servir al país y no aprovecharse de sus puestos para hacer negocios y enriquecerse a costas del pueblo. Sin embargo muy pronto se da cuenta de la realidad socio-política de San Pedro de los Saguaros y decide volver fundamentado en sus ideologías a solicitar ayuda de sus copartidarios para hacer del humilde y abandonado pueblo un verdadero ejemplo de progreso social; pero para su sorpresa es devuelto a su suerte con solo dos muy simbólicas y significativas herramientas la Constitución y la Pistola; la primera con la muy clara reflexión que se debe ser utilizada para beneficio propio con el objetivo de recaudar presupuesto porque a través de multas, impuestos, licencias a todos se les puede sacar algo y con el precepto de que el que “no tranza no avanza”. La pistola nos muestra como la clase dirigente intimida a la población permanentemente que aunque inconforme no es capaz de ejercer un verdadero control sobre sus gobernantes porque no cuentan con los medios de protección necesarios. Pues es así como nuestro hasta el momento nuestro querido y “buena persona” Juan Vargas se regresa nuevamente y a la primera oportunidad con sus dos “ayuditas” -obsequiadas por su jefe- siempre de la mano comienza más temprano que tarde a hacer de las suyas en el cada día más acabado pueblo de San Pedro

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (5.5 Kb)  
Leer 3 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com