ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Distribucion Y Produccion De Agua Embotellada En Mexico


Enviado por   •  1 de Febrero de 2012  •  8.846 Palabras (36 Páginas)  •  1.046 Visitas

Página 1 de 36

DISTRIBUCIÓN Y PRODUCCIÓN DE AGUA EMBOTELLADA EN MÉXICO: ¿AGUA PARA TODOS?

(AVANCE DE INVESTIGACIÓN)

Lic. Mario Edgar López Ramírez Centro de Investigación y Formación Social-ITESO segundo semestre de 2003

1. INTRODUCCIÓN: EL AGUA-OBJETO, EL AGUA EMBOTELLADA

El agua es un elemento vinculante y complejo. De su existencia, aparentemente elemental, depende mucho del entramado que articula a la sociedad con la naturaleza. Pero también la propia dinámica social está vinculada por el agua. Es a partir de este líquido vital que se sostiene la satisfacción de necesidades humanas básicas y los requerimientos para la socialización contemporánea: la producción industrial, la logística empresarial, los mercados estratégicos, las regiones globalizadas, las comunicaciones, la generación de energía, la producción agropecuaria, la zonificación política-administrativa, la urbanización; y de manera más cercana, la alimentación, la cocina, el aseo personal, la salud y otros procesos metabólicos del cuerpo humano; incluyendo las necesidades de los animales y plantas domésticas y el mantenimiento de la propiedad; todo esto depende, en diversos porcentajes y modos, del agua. Sin dejar de mencionar que el agua también ha sido –y sigue siendo en algunos lugares- un elemento cultural de consideraciones mágico-religiosas.

Pero así como el agua es vinculante, también es generadora de procesos diferenciadores, cuando esta se transforma en un objeto. El agua-objeto es la condición material del agua, en otras palabras, es el agua transformada en cosa que permite al hombre su dominio, el agua-objeto estructura relaciones de poder. Con el proceso de objetivación el agua deja de existir como vínculo y se transforma en un bien a poseer, un bien contabilizado económicamente: un recipiente, una botella, una cisterna, un pozo de extracción, una presa, una planta de tratamiento, una red gigantesca de tubería, un alcantarillado; u otra serie de posesiones una fuente, un lago artificial, una llave de lavamanos o de la regadera (de oro, planta, níkel, marfil, piedra) El líquido, y sus contenedores naturales (napas, montañas, ríos, lagos, etc.) son subordinados por la lógica del objeto, el cual sí puede tener un precio de producción (en el que se suman las horas/hombre, el costo logístico, la materia prima, el proceso de elaboración y la ganancia del inversionista) y, por lo cual, sí puede participar en el mercado, ese que en economía se define por la oferta y demanda de bienes escasos. Aún cuando el agua pueda ser abundante, llega a ser escasa cuando se convierte en un bien económico.

Aquí es donde entra el agua embotellada, un fenómeno de reciente aparición en las sociedades modernas: en el agua embotellada se refleja el fuerte poder diferenciador del agua-objeto. El corolario de la aparición del agua embotellada, es la incapacidad de los gobiernos para cumplir con su responsabilidad pública de que el agua de la red que llega a los hogares, sea potable. Cada vez es menos posible que el agua pública sea potable, la solución irresponsable: el agua privada. Según Manuel Perló (2003), especialista de la Universidad Nacional Autónoma de México: “ya no se confía en el agua de la llave, todos recurrimos al agua embotellada, por cierto el negocio de más rápida expansión en México; que crece exponencialmente. Es un negocio de aproximadamente $50,000 millones de pesos al año, y en el mundo también ha crecido enormemente... ” .

1

Ante la carencia del agua potable, está el agua embotellada. ¿Pero es el agua embotellada, un agua para todos? En otras palabras ¿pueden pagarla todos los que necesitan tomar agua? De no ser así, se estaría frente a un fenómeno de exclusión: los que pueden tomar agua sana, purificada y los que toman agua contaminada; la diferencia: el nivel de ingresos, la aplicación del gasto. Pero aún más allá, también se estaría frente a un fenómeno de concentración, la de los que producen y la de los que la pueden comprar. Quizá nos encontremos frente a un cambio de paradigma:

“...el agua se ha ido transformando en un bien libre, al cual se tenía acceso en forma casi gratuita, a un bien económico, que por las inversiones necesarias se convierte en un recurso costoso... un efecto representativo de esta nueva situación es la aparición de un objeto `nuevo ́ que ha irrumpido en la última década con una fuerza sorprendente: la botella desechable de agua en las ciudades. Este objeto era parte de las sociedades donde el agua estaba alcanzando un valor de mercado tan importante que servía para amasar grandes fortunas... donde, a falta de pozos petroleros, poseer un manantial como Vittel, Evian o Volvic generabs grandes fortunas...” (Tortolero, 2000: 143-144)

Ahora este fenómeno se ha multiplicado, junto con la riqueza que acumula y la pobreza que profundiza. ¿De quien es el agua cuando deja de ser un bien común? ¿De la marca que la produce, del nómada o el rico que la consume? Por lo menos se sabe que el agua embotellada nunca es de los pobres:

“Los pobres son los primeros en sufrir la transformación del agua en un valor económico. Son los más golpeados por el desvalor que precede al valor: cuando están privados del acceso del agua libre y gratuita, los servicios hacia sus barrios son los primeros en estar interrumpidos. Cuando no hay agua en las tuberías de distribución y los pozos están contaminados, compran agua en camiones cisterna y la pagan hasta diez veces más cara que los ricos... por ello cuestionan el monopolio radical de los productos entubados y embotellados sobre la satisfacción de la sed. Conjurar el peso de este monopolio radical haría inevitablemente sopesar sobre la percepción públicay, por ende, sobre las políticas del agua. El monopolio empieza en la imaginación, en la incapacidad de imaginar agua que no sea H2O procesado industrialmente” (Robert, 2002:37)

¿Qué pasa actualmente en México con el fenómeno del agua-objeto, con la situación del agua embotellada? ¿Son ciertas las nociones que nos describen los autores citados anteriormente? Contestar estas preguntas es el propósito de este trabajo.

2. OBJETIVO DEL TRABAJO

El objetivo de este documento es desarrollar un balance económico de la situación que guarda, tanto la producción como la distribución del agua embotellada en México, describiendo su grado de concentración y las diferentes ponderaciones sobre las dificultades para tener acceso a un bien vital, pero que se ha convertido en un producto escaso.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (64 Kb)  
Leer 35 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com