ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

"Constitucion Subjetiva" Never Y Hasson - Silvia Bleichmar


Enviado por   •  9 de Diciembre de 2013  •  19.662 Palabras (79 Páginas)  •  785 Visitas

Página 1 de 79

CLINICA DE NIÑOS Y ADOLESCENTES

UNIDAD 2: La estructuración del psiquismo y sus avatares

¿Cómo se estructura el aparato psíquico?, pregunta que guía esta unidad, y a la que diferentes autores van a responder con un cuerpo teórico propio pero que hunde sus raíces en el Psicoanálisis.

Platear esta pregunta implica plantearse el camino hacia la constitución subjetiva: ¿cómo alguien deviene sujeto?.

Si pensamos al niño como un psiquismo en estructuración tenemos que preguntarnos cómo se estructura ese aparato psíquico. Veremos diferentes autores que aportan respuestas que harán énfasis en diferentes aspectos (Piera, la actividad de representación del psiquismo; Winnicott: el ambiente como facilitador; Freud: la vivencia de satisfacción, la constitución del yo y el complejo de Edipo; Lacan: el estadio del espejo como formador del yo, los tiempos lógicos, tres tiempos del Edipo y la dialéctica alienación- separación; Doltó: la imagen del cuerpo y el esquema corporal).

•Freud: (textos que retoman Neves y Hasson)

Proyecto de Psicología para neurólogos

Pulsiones y destinos de Pulsión

Introducción del narcisismo

EL yo y el ello

•Neves y Hasson: “Los fundamentos del psiquismo. Erogeneidad y estructuración del yo en la niñez y la adolescencia”. Primera Parte: Momentos de estructuración. Capítulos I al VI

•La Fundación de lo Inconciente. Destinos de pulsión, destinos de sujeto. Silvia Bleichmar (prim. Ed. 1993)

o Introducción

1. Primeras inscripciones, primeras ligazones

2. Lo arcaico, lo originario.

Proyecto de Psicología para neuróloso 1950 (1895) S. Freud

Freud plantea que el propósito del proyecto es brindar una psicología de ciencia natural, a saber, presentar procesos psíquicos como estados cuantitativamente comandados de unas partes materiales comprobables.

Un principio fundamental de la actividad neuronal es el principio de la inercia neurona: enuncian que las neuronas procuran aliviarse de la cantidad.

La función primaria de las neuronas es la descarga, que conlleva a un cese del estímulo, una huida (función secundaria).

Hay cantidades de excitación provenientes del exterior (Q) y del interior (pulsiones: hambre, respiración, sexualidad, etc.) del cuerpo (Qn´). De estos últimos estímulos el organismo no se puede sustraer, huir. Sólo cesan bajo precisas condiciones que tienen que realizarse en el mundo exterior, por ejemplo la necesidad de alimento.

El sistema de neuronas, por esto, está forzado a resignar la originaria tendencia a la inercia, es decir, al nivel cero. Tiene que admitir un acopio de Qn´ para solventar las demandas de la acción específica. No obstante, en el modo en que lo hace se muestra la perduración de la misma tendencia, modificada en el afán de mantener la Qn´ lo más baja posible (constante). Por lo tanto la función secundaria es impuesta por el apremio a la vida.

El sistema de neuronas se compone de neuronas diferenciadas. En cuanto a la función secundaria que demanda un almacenamiento de Qn´, es posibilitada por el supuesto de unas resistencias que se contraponen a la descarga: unas barreras contacto: existen dos clases de neuronas:

-aquellas que dejan pasar Qn´ como sino tuvieran ninguna barrera contacto, y por ende tras cada decurso excitatorio quedan en el mismo estado que antes; son las neuronas pasaderas, sirven a la percepción. Y no retienen nada 

-aquellas cuyas barreras- contacto se hacen valer de suerte tal que Qn´ sólo con dificultad o parcialmente puede pasar por ellas. Estas, tras cada excitación, pueden quedar en un estado otro que antes, y así dan por resultado una posibilidad de constituir la memoria. Son las neuronas no pasaderas (aquejadas de resistencia y retenedoras de Qn´) que son portadoras de la memoria y de los procesos psíquicos en general .

En el sistema tras cada alteración las barreras contacto se vuelven más susceptibles de conducción, menos impasaderas y por ende, más semejantes al sistema designa a este estado FACILITACIÓN.

La facilitación en las neuronas depende de un factor “magnitud de la impresión” y de la frecuencia con que la misma se ha repetido. Las facilitaciones sirven a la función primaria porque se ahorran el llenado con Qn´, la investidura, estableciendo las facilitaciones.

Toda adquisición psíquica consistiría entonces en la articulación del sistema por una cancelación parcial, y tópicamente definida, de la resistencia de las barreras contacto, que distingue ydos funciones desde el principio del sistema de neuronas:

- recoger estímulos de afuera

- descargar excitaciones endógenas. Este sistema no tiene conexón con el mundo exterior, sólo recibe Q de las mismas.

El sistema de neuronas aparta las grandes Q exteriores de y todavía más de Sirven a este fin las pantallas de las terminaciones nerviosas y la conexión meramente indirecta de  con el mundo exterior. El fracaso de estos dispositivos es el DOLOR. El dolor consiste en la irrupción de grandes Q hacia . pone en movimiento tanto el sistema como al , para él no existe ningún impedimento. Sería una irrupción de cantidades hipertróficas.

La conciencia nos da lo que se llama cualidades, sensaciones que son algo otro dentro de una gran diversidad, y cuya alteridad es distinguida según nexos con el mundo exterior.

En la percepción actúan juntos el sistema y el ; ahora bien, existe un proceso psíquico que sin duda se consuma exclusivamente en : el recordar, y que carece de cualidad. Existe un tercer sistema de neuronas  que es excitado juntamente a raíz de la percepción pero no a raíz de la reproducción, y cuyos estados de excitación darían por resultado las diferentes cualidades; vale decir, serían sensaciones concientes. El sistema  es movido por cantidades todavía menores que  y 

Las neuronasson incapaces de recibir Qn´ a cambio de lo cual se apropian

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (105 Kb)  
Leer 78 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com