ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Inferencias En Entrevistas De Estudiantes De Psicología


Enviado por   •  25 de Junio de 2011  •  1.794 Palabras (8 Páginas)  •  1.266 Visitas

Página 1 de 8

Inferencias

“E: ¿A qué le gusta jugar?

D: Si te tengo que decir la verdad lo que más le gusta es la WII. Es lo que lo idiotiza. Muchas veces se la tengo que cortar porque si no se queda horas.

La WII, la Play, todo lo que son juegos de video le fascina. También le gusta mucho el Football.

No dibuja para nada, el show se lo hizo a ustedes.

E: ¿Quiénes intervienen en sus juegos?

D: Lucas es muy independiente aunque es hijo único. Juega mucho tiempo solo pero también disfruta de la compañía. Es muy sociable, tiene muchos amigos y siempre se hace alguno nuevo a donde va.

Le gusta ir a la pileta del edificio con sus amigos y con nosotros. Ahí juega a bucear o a carreras con su papá”.

Desde el eje congnitivo, podemos decir, a partir del extracto de entrevista anteriormente citado, que Lucas se encuentra en el estadio de operaciones concretas planteado por Jean Piaget, en el que se asiste al desarrollo que va desde la centración subjetiva en todos los ámbitos a una descentración cognoscitiva, social y moral a la vez.

En éste aparece el juego reglado, como podemos ver en el interés del niño por el fútbol y las carreras. Este tipo de juego, está basado en reglas consensuadas, que dejan de ser inmodificables por provenir de una autoridad superior. A partir de este momento, las reglas se acuerdan antes de comenzar el juego y pueden ser cambiadas porque se entiende que son creadas; de esta manera, las reglas se cumplen cuando el niño da su consentimiento de manera autónoma, aceptando o no el acuerdo que lo compromete.

Además, apoyados en la competencia, permiten aprender a respetar las diferencias e instala así, una moral de cooperación y autonomía, basada en el respeto mutuo.

A partir de aquí, el niño puede considerar a los otros jugadores como pares, y tener en cuenta sus diferentes puntos de vista, como parte de un equipo o del equipo contrario; lo que se ve posibilitado por la reversibilidad operatoria adquirida en este estadio, caracterizado por la descentración.

Desde el eje psicoanalítico, Lucas se encuentra ingresando al período de latencia. En éste aparece la sublimación, desplazando la meta sexual originaria de la pulsión hacia nuevos fines no sexuales y, sin perder intensidad, es derivada hacia un nuevo fin, apuntando ahora hacia objetos socialmente valorados. De esta forma aparece la investigación intelectual, que se manifiesta en el deseo de aprender y el interés por integrarse a nuevos grupos sociales.

E: ¿Cómo es su actitud frente al colegio ahora?

D: Le va re bien. Es abanderado y todo. Es muy estudioso y responsable.

Como consecuencia de la sublimación, también aparecen los juegos reglados y actividades deportivas, en que se despliega la actividad motriz, y que sirven al niño como descarga para evitar desbordes, conteniendo las fantasías masturbatorias e incestuosas, al mismo tiempo que le ofrece gratificaciones tanto libidinales como agresivas.

“Una vez que se despierta es una topadora, va de un lado para el otro, no para”.

Citando a Bozzalla y Naiman, queremos resaltar que “si bien el final del Complejo de Edipo es un momento de grandes transformaciones, los procesos de complejización psíquica no se dan de manera lineal ni inmediata”.

“Luego se acerca a la esquina del sillón en el que estaba su madre y se apoya en él, de frente con las piernas estiradas y las manos apoyadas en el asiento. Se mueve hacia adelante acercándose a su mamá” (debe aclararse que en el momento de esta observación, Lucas apoyaba sus genitales sobre el sillón, generando un roce en los mismos, con movimientos reiterados de atrás hacia delante). De esta manera, el niño podría estar exteriorizando una forma de satisfacción libidinal a partir de la masturbación en los genitales.

E: ¿Se toca?

D: Si, cuando mira la tele. Yo le digo: “Lucas sacá la mano de ahí” y el responde: “Es mi cuerpo”.

Asi, podemos hipotetizar que Lucas se encuentra en un período de latencia temprana (Bornstein). Durante éste se va instalando lentamente la represión, y por lo tanto el control sobre los impulsos es inestable, y todavía se aprecian manifestaciones de su sexualidad. Por esto decimos que no ha alcanzado aún la latencia tardía.

Por último, y desde el eje evolutivo, Lucas se encuentra transitando el período descripto por Stone y Church como “los años intermedios de la niñez”, comprendido entre los 6 y los 12 años; en el subperíodo de la escuela primaria, entre el 1º y el 3º grado.

Durante estos años, se adquieren muchas habilidades motrices de mayor o menor importancia, relacionadas con la cultura; aprende también a jugar a diferentes deportes, como es el fútbol o el beisbol por ejemplo.

Vive dentro de la sociedad adulta pero no parece prestarle atención porque se encuentra generalmente inmerso en sus propios asuntos.

“D: Si te tengo que decir la verdad lo que más le gusta es la WII. Es lo que lo idiotiza”.

Los niños de esta edad tienden a agruparse, formando pandillas con miembros de diferentes edades, en las que cada uno cumple un rol; y comparten una subcultura con sus propias normas, valores y tradiciones, que sirven al niño para la búsqueda de la identidad independiente de sus padres.

“Además tiene amigos de todas las edades. Los de acá del edificio son más grandes que él y le encanta jugar con ellos”.

El vínculo se da mayormente con compañeros del mismo sexo, con sus propios intereses. Esto hace referencia al concepto freudiano de formación reactiva en el periodo de latencia y al consecuente cese del interés y la actividad sexual. Así la diferenciación de los sexos se caracteriza por una notable indiferencia y puede inclusive

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (11.1 Kb)   pdf (90.6 Kb)   docx (14 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com