ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

Operaciones Concretas


Enviado por   •  30 de Junio de 2011  •  2.878 Palabras (12 Páginas)  •  780 Visitas

Página 1 de 12

Las operaciones concretas constituyen el segundo equilibrio importante y en discontinuidad con las estructuras previas del desarrollo del sujeto.

Piaget encuentra que a lo largo de todo el pensamiento preoperatorio, el pensamiento se encuentra centrado fundamentalmente en afirmaciones, mostrando una marcada tendencia a desatender las negaciones. Este proceso progresivamente va sufriendo una inversión.

Un pensamiento centrado en Afirmaciones: Cuando hablamos de un pensamiento centrado en afirmaciones, nos referimos a un pensamiento que toma en su acción sobre el medio, aquellos aspectos a los cuales efectivamente puede atribuir significación (asimilables), de acuerdo al conjunto de esquemas de los que dispone en un momento dado.

Perturbaciones y Regulaciones: ¿Qué sucede con aquello que no es asimilable? Todo aquello no asimilable en los esquemas del sujeto puede constituir una suerte de perturbación en el funcionamiento de sus esquemas de acción. Toda perturbación puede motivar reacciones en sentido contrario a tratar de salvar esta perturbación. Estas reacciones Piaget las denomina “Regulaciones”, que poseen el sentido de “Feedback”, ya sea positivo o negativo.

Una reacción regulatoria de sentido positivo será aquella que usualmente está destinada a asimilar algún aspecto de la realidad para el cuál aún no se tiene la información o los instrumentos necesarios. Este tipo de Feedback se encuentra en la base de por ejemplo el interés por seguir investigando de un científico, que se encuentra en medio de un problema tal que para resolverlo necesita más información.

De los equilibrios:

Toda compensación tiene como horizonte compensar el compromiso de diferentes tipos de equilibrio:

1- Entre el sujeto y los objetos.

2- Por resistencia del objeto a ser asimilado

3- Para el ejercicio funcional de un esquema.

4- Entre subsistemas correlativos.

5- Obstáculos a la asimilación.

6- Entre diferenciaciones e integraciones de esquemas.

7- Poca flexibilidad de los esquemas en su diferenciación.

8- Obstáculos por incompatibilidad de esquemas existentes con nuevos sistemas

Estas regulaciones corresponden a lo largo del período preoperatorio da lugar a correcciones sucesivas en el tiempo de las acciones ya realizadas anteriormente.

La interiorización:

A medida que los esquemas se van ejercitando y reconstruyendo en el nuevo plano que constituye la representación en el estadio pre-operatorio, bajo la forma de la “interiorización”, las velocidades pueden ir incrementándose paulatinamente entre las acciones y sus regulaciones, orientando la acción y el pensamiento hacia un “equilibrio” un poco más logrado. Las compensaciones mismas son fuente de construcción de esquemas (son fuente de construcción de negaciones fundamentalmente), que tienden necesariamente hacia un equilibrio cada vez más logrado.

A esto Piaget lo llama “Coordinaciones”. Estas coordinaciones desembocarán finalmente en las dos formas esenciales de “reversibilidad” de las operaciones concretas.

¿Cómo asimilamos la experiencia?

Asimilamos la experiencia, el medio que nos rodea fundamentalmente a partir de esquemas anticipadores que nos permiten otorgarle significado. Cada vez que contestamos a una pregunta del tipo:

§ ¿Qué es? (clasificación)

§ ¿Es más grande? (Relaciones asimétricas, orden y más tarde número o cuantificación)

§ ¿Es menos pesado? (Relaciones asimétricas, orden y más tarde número o cuantificación)

§ ¿Es más lejos? (medida, espacio)

§ ¿Por qué? (causalidad)

utilizamos ciertas estructuras que a partir de este hito pasan a ser estables y no se modificarán esencialmente más al ser aplicadas a nuevos objetos. Estas estructuras son lo suficientemente móviles y generalizables como para que no deban ser alteradas sustancialmente al aplicarse a las novedades materiales que puedan sucederse. Es por esto que podemos hablar en las operaciones concretas de una equilibración adecuada entre la asimilación de los objetos y la acomodación de los esquemas.

Si alguien nos pregunta si habrá la misma cantidad de un líquido al transportarlo de un recipiente a otro de una forma distinta, afirmamos de antemano que no se alterará en nada la cantidad de líquido y esto no produce perturbación alguna en nuestro pensamiento, pues hemos interiorizado de tal manera la operación de “Trasvase” que necesariamente consideramos que una transformación como esta no altera en nada el contenido y es reversible. (Y pensar que a la ciencia le costó un cierto tiempo pder afirmar cuestionse tales como “Nada se pierde, todo se transdforma” cuando por ejmplo hablamos de energía o materia)

La razón fundamental de esto es que los esquemas asimiladores se han agrupado a partir de las Operaciones concretas en su primera forma de equilibrio, al menos de a pares, de de acuerdo a las distintas formas de reversibilidad como se decribirá más abajo.

De las operaciones y su coordinación.

En la medida en que las velocidades se han incrementado notablemente gracias a la interiorización y a la función semiótica, marco ineludible de la primera, las compensaciones pueden realizarse de manera mucho más rápida, en tanto los esquemas “negativos” en que van decantando las compensaciones negativas, no quedan libres “flotando” en medio de las demás estructuras cognitivas, sino que tienden a unirse a sus esquemas “opuestos” bajo la forma de “coordinaciones” de acciones, pero ahora en pensamiento. Esto permite que simultáneamente una operación pueda coordinarse con su inversa en un nuevo sistema o totalidad. En tanto para Piaget siempre la “totalidad” de un sistema juega un rol de regulador de los subsistemas o sub esquemas que lo constituyen (hacia la equilibración entre diferenciaciones e integraciones), a partir del momento en que una “acción interiorizada” queda subsumida y coordinada en un todo “simultáneo” con su inversa o su recíproca,

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (18 Kb)   pdf (111.3 Kb)   docx (16.5 Kb)  
Leer 11 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com