ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

ComuIntroducción Este Informe Tiene Como Propósito Alcanzar Una Mayor Comprensión Sobre La Proxémica. La Cual A Pesar De Tener Un Habitual Uso No Sabemos Con Exactitud En Que Consiste. También Presentaremos Su Proceso, Origen Y Creador, Además Sus R


Enviado por   •  19 de Octubre de 2012  •  1.905 Palabras (8 Páginas)  •  740 Visitas

Página 1 de 8

Introducción

Este informe tiene como propósito alcanzar una mayor comprensión sobre la Proxémica. La cual a pesar de tener un habitual uso no sabemos con exactitud en que consiste.

También presentaremos su proceso, origen y creador, además sus referencias, en general como se descubrió ya que la proxémica no consiste en una investigación de invención, sino en la observación de los hechos.

Estudiaremos también como las investigaciones sobre la comunicación no verbal han adquirido mayor auge. Explicar el comportamiento y las actitudes de las personas, de los espacios que las rodean y de las distancias en sus interrelaciones sociales.

Y por ultimo dar a conocer como los hombres y los animales a pesar de tener un comportamiento muy distinto los hombres se encargan de usar y actuar de la misma manera frente a ciertas situaciones que los animales.

El procedimiento que ocupamos fue el análisis y lectura individual y grupál del material que buscamos en bibliotecas, después de analizarlo nos organizamos para distribuirlo en forma correcta y restar lo más importante del material. Posterior de un resumen lo comentamos y lo llevamos al informe que usted tiene ahora en sus manos.

Proxémica

Nos referimos con frecuencia al estudio de gestos y posturas como el estudio de la kinesis. El termino kinesis proviene de una palabra griega que significa movimiento. Lo que se describe como proxémica es algo íntimamente unido al gesto.

Proxémica es el estudio de todos aquellos aspectos de la Comunicación No Verbal (CNV) que se refiere a la distancia o proximidad física que existe entre las personas que están manteniendo una comunicación.

Antes de continuar hablando de términos técnicos o teoría de la proxémica, sugerimos realizar los siguientes experimentos.

1º Si estas en una habitación con otras personas, mira a tu alrededor y observa como están sentados o de pie. ¿Cuál es el espacio promedio entre ellos? ¿Parece alguno de ellos demasiado cerca de otro? ¿Se tocan entre ellos?

¿Qué se puede deducir de esto?

2º Trabajando con un compañero, muévete hasta estar en una posición que te resulte cómoda para entablar una conversación. Ahora acérquense hasta casi estarce tocando. Después aléjense.

¿Qué descubriste haciendo este ejercicio?

Lo que hayas descubierto de tu nacionalidad o tu estado de animo. Los británicos, por ejemplo, tienden a sentirse más cómodos cuando tienen, por lo menos, medio metro de distancia entre ellos y la persona con quien hablan. Si una persona se acerca mucho al otro (invadiendo el espacio del cuerpo del otro) el otro puede llegar a sentirse incomodo y afectado en la conversación, a menos que la persona próxima sea o bien un pariente o una persona del sexo opuesto con quien tenga una profunda relación.

Otras nacionalidades pueden reaccionar de manera diferente. Los hombres Árabes, por ejemplo, tienden a estar mucho más cerca unos de otros que los noreuropeos. Los europeos del sur tienden también a mantener un espacio menor entre ellos que los británicos. Y lo que puede parecer una distancia confortable para un alemán puede parecerle opresivo y claustrofóbico a alguien del norte de África.

Hasta que punto podemos tocarnos unos a otros también varia según los países. De nuevo, los “reservados” británicos y noreuropeos se inclinan menos hacia los gestos que impliquen tocar a los demás que los europeos del sur, ciertas zonas de América y algunos países africanos.

A pesar de ello, tocar es una parte importante de la comunicaciuón y relación humana. Por nejemplo, los bebés humanos y de animales que han sido privados de estar en manos de adultos y cerca de ellos en sus primeros años tienen dificultades en formar y mantener relaciones con otros, posteriormente, en la vida.

El hecho de tocar, además, puede a menudo ser más expresivo que el lenguaje. En momentos de extrema emoción, cuando no tenemos palabras, recurrimos a utilizar el contacto. Un abrazo, una mano en el hombro, un apretón en el brazo, dicen, con frecuencia, mucho más claramente que las palabras, lo que sentimos hacia la otra persona. De nuevo, sin embargo, el tipo de contacto que es permisible viene determinado por la cultura en que vivimos y la relación establecida con la otra persona. Y, naturalmente, las convenciones sobre el contacto se extienden también a nuestras relaciones profesionales con personas como doctores, dentistas y fisioterapeutas, y en las relaciones íntimas entre los miembros de la familia. Lo que se considera como contacto permisible para un pariente o un médico sería muy sospechoso si se diera en un ascensor y por parte de un desconocido. En efecto, la conducta de la gente en ascensores u otros espacios limitados como trenes o autobuses concurridos es un estudio en sí mismo y muestra lo que somos capaces de hacer para evitar tocar o mirar a las demás personas en esa situación.

La situación, obviamente, es de considerable importancia en el alcance de nuestra comunicación, o en el intento de evitarla; y en la combinación de conductas verbales y no verbales que empleamos en el proceso.

El contacto accidental puede también tener su efecto en la forma en que percibimos a las personas. Los bibliotecarios, generalmente, entregan tarjetas y libros sin tocar a los usuarios. En una investigación se les pidió que tocaran (sólo suavemente y de forma aparentemente accidental) a una persona de cada dos que fueran a devolver un libro. Se pidió a los usuarios que llenaran un cuestionario indicando su satisfacción respecto a la calidad del servicio prestado en la biblioteca. Pareció darse una correlación entre los más altos niveles de satisfacción expresados por aquellos que habían sido tocados por los bibliotecarios y de menor satisfacción por aquellos que no lo habían sido (Dobson, 1982).

Finalmente, la forma en que nos relacionamos y comunicamos unos con otros, puede verse igualmente afectada por otros aspectos proxémicos, como la forma en que los muebles u otros elementos están dispuestos en la habitación.

El

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (12.1 Kb)  
Leer 7 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com