ClubEnsayos.com - Ensayos de Calidad, Tareas y Monografias
Buscar

El Ruido y la Furia, el Lenguaje y la Fe


Enviado por   •  13 de Septiembre de 2018  •  Apuntes  •  736 Palabras (3 Páginas)  •  11 Visitas

Página 1 de 3

Universidad Sergio Arboleda

Carlos Miguel Santos Uribe

Cultura religiosa

Bogotá D.C

2018

El Ruido y la Furia, el Lenguaje y la Fe

-“La vida es lenguaje”- , hoy en día el maltrato hacia el lenguaje se ha disparado muchísimo debido a como las personas lo usan hasta dejarlo vacío de significado y  dañado en su sentido, podemos dar por hecho que las nuevas tendencias tecnológicas han provocado una verdadera revolución lingüística y se puede evidenciar en los actos cotidianos que se realizan como por ejemplo los medios de comunicación, videojuegos, el espectáculo o el deporte. Llegando a saturar tanto el habla y el lenguaje que se vuelve ruidoso y hasta llega expresar rabia e ira.

También a través de los años se evidencia lo mismo en el lenguaje religioso que se usa más que todo para expresar palabras banales en vez de expresar compasión y hace que la religión se desahogue y quede vacía de sentido. Se olvida que la tradición religiosa tiene un sentido original basado en la profundidad.

El lenguaje nos hace humanos, seres con sentido y según el dogma religioso nos hace hermanos. Seres movidos no por el ruido ni la furia sino por el dialogo y la compasión. Nos hace ver que desde los principios de la civilización el hombre y el lenguaje esta en perfecta sincronía y hace la comparación entre el hombre y los animales comentando que el lenguaje nos singulariza cualitativamente de los animales, a la vez que nos liga a ellos. Refiriéndose a la comunicación entre especies de la misma clase y especies de diferente clase. Aún más atrás según la teoría de Aristóteles, afirmando que el antes de animal político el hombre es un animal del lenguaje nos remontamos al periodo paleolítico donde el lenguaje se veía expresado como una evolución lingüística donde el homo sapiens plasmaba este mediante gestos, herramientas, adornos, danzas y rituales para comunicarse con su entorno caracterizándolo como un animal de libertad y de sentido.

Incluso la naturaleza es un indicador de lenguaje. Antropológicamente es el lenguaje el que hace al hombre. “todos éramos humanos hasta que la raza nos desconectó, la religión nos separó, la política nos dividió y el dinero nos clasifico” haciendo referencia a la perdida de las tradiciones, el mal uso del lenguaje. Debido a eso nos encontramos en una realidad equivocada que hasta principios del siglo XX fue conocida como el mito del espejo en donde nos olvidamos de la realidad y nos enfocamos en lo menos importante como la modernidad y deberíamos tener como prioridad que el lenguaje vaya de la mano con el pensamiento y la realidad para que según Wilhelm von Humboldt se establezca algo llamado giro lingüístico.

La antropología teológica también establece que el lenguaje de Dios, como se aprecia en el libro del Génesis, se refuta la idea de asemejarse a la grandeza del creador dándole nombre propio a los animales creando una propia y particular visión del mundo. Por eso es que es tan importante en la vida del ser humano ya que es a priori esencial de nuestra experiencia y relación con los demás. El lenguaje no solo procede al pensamiento, sino que lo hace posible. Es la casa del ser y es según Heidegger la única iluminación para el ser humano definiendo al ser como un evento lingüístico dispuesto a relacionarse con los demás. Ahora la fe que es definida como la comunidad lingüística religiosa se puede llegar a basar en la moral del ser debido a que actuamos según los mandamientos que Dios nos enseñó, por eso el ser debe aprender a distinguir el bien del mal. Como lo explica el gran teólogo católico Karl Rahner que definió al ser humano como oyente de la palabra ya que Dios fue el que nos otorgó la vida, y lo podemos ver refutado en el tractus de Wittgenstein definiendo el lenguaje como una praxis, esta praxis funciona como un juego, con sus reglas y que el lenguaje se puede expresar de diferentes formas. Concluyendo, el lenguaje y la fe se relación de una manera implícita debido a que se encuentra en la vida cotidiana de la gente, sus creencias, sus actos y que se remonta desde tiempos ancestrales hasta hoy en día donde la globalización y sus impactos tecnológicos los han deteriorado y se ha perdido el uso del lenguaje, las tradiciones, la religión. Pero hay que tener en cuenta que el lenguaje es digno de la fe.

...

Descargar como (para miembros actualizados)  txt (4.3 Kb)   pdf (62.6 Kb)   docx (11.3 Kb)  
Leer 2 páginas más »
Disponible sólo en Clubensayos.com